Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 17 DE JULIO DE 2014 abc. es internacional INTERNACIONAL 27 Italia Renzi quiere a toda costa imponer a su ministra de Exteriores y cuenta con el apoyo de los socialistas Recelos Los países de la antigua órbita soviética quieren tener un contrapeso en el Consejo Europeo Rajoy confía en tener los apoyos para De Guindos en el Eurogrupo Optimismo en el entorno del Gobierno ante el saldo final de la negociación MARIANO CALLEJA ENVIADO ESPECIAL A BRUSELAS do por su éxito en las elecciones europeas, le apoyan los gobiernos de orientación socialista, que en esta legislatura son mucho más numerosos que en la anterior e incluyen además de a Italia, a Francia (y están también en el Gobierno en coalición en Alemania) Por ello se han atrevido a pedir abiertamente que se les confíe no solo el puesto de Alto Representante, sino el de la presidencia del Consejo, teniendo en cuenta que dan entonces por hecho que el de presidente del Eurogrupo será también para un popular, aunque se trate de un puesto en el que no están todos los países. Combinaciones Esta configuración beneficia las aspiraciones de Luis de Guindos para dirigir la zona euro, e incluso establece una tendencia a la institucionalización de este puesto, aunque probablemente no en el corto plazo. En el mes de agosto, hasta la celebración de la nueva reunión, Jean- Claude Juncker deberá empezar a trabajar en la composición de la nueva Comisión que va a presidir, aunque no puede cerrar la distribución de atribuciones en su equipo hasta que no sepa quién va a ser el (o la) vicepresidente y Alta Representante, que es el único cargo que no depende enteramente de su consideración. Eso significa también que los candidatos que ya están expuestos pueden abrasarse durante el verano. Mariano Rajoy aprovechó ayer la reunión extraordinaria del Consejo Europeo en Bruselas para reunirse con el recién elegido presidente de la Comisión, el luxemburgués Jean Claude Juncker, del Partido Popular Europeo. Ambos conversaron durante unos quince minutos, tiempo suficiente para que Rajoy le felicitara por su respaldo mayoritario en el Parlamento Europeo y para comentar las prioridades de los próximos cinco años. Durante la cumbre, cerrada en falso y aplazada hasta agosto, el presidente tomó el pulso sobre el encaje de Miguel Arias Cañete en la Comisión, y de Luis de Guindos como presidente del Eurogrupo. A la salida, afirmó que confía en tener el apoyo de sus socios para este puesto relevante. Paso a paso se sigue avanzando en esos objetivos, aunque los tiempos en Europa son los que son, y casi nunca rápidos. La agenda de Rajoy en Bruselas se abrió ayer con una reunión del Partido Popular Europeo. Allí, los líderes y compañeros de partido del presidente del Gobierno comentaron que la actitud de los socialistas españoles había sido muy poco seria al no votar a Juncker en el Parlamento, pese al acuerdo previo entre las grandes formaciones. Fue la principal queja que escuchó Rajoy, sobre el PSOE pero también sobre los socialistas de otros países, que se abstuvieron. De ahí Rajoy partió hacia la cum- Preparativos para la foto de familia de la cumbre europea EFE los últimos años flexibilizándolas donde sea necesario y sin perder de vista que la fortaleza del euro es imprescindible para competir en este mundo globalizado. Juncker también pretende impulsar acciones concretas como desarrollar el mercado único digital y lograr una verdadera política energética europea que esté conectada con las iniciativas relativas al cambio climático. Estos y otros objetivos que debemos alcanzar auguran cinco años difíciles pero que podemos afrontar con optimismo. Juncker es un político experimentado, europeísta y pragmático. Esto es lo que necesitamos en estos momentos para dirigir la Co- misión Europea, que es el motor del proyecto europeo. Además Juncker cuenta con algo importantísimo: el respaldo de los ciudadanos, que por primera vez en la Historia de la UE pudieron optar en las elecciones por diferentes candidatos a nivel europeo. Este cambio es trascendental porque permite involucrar a los ciudadanos en el proyecto común, un proyecto que es el suyo. Ahora tenemos que responder positivamente a la confianza otorgada por ellos y estoy seguro de que lo haremos. ANTONIO LÓPEZ- ISTÚRIZ ES SECRETARIO GENERAL DEL PARTIDO POPULAR EUROPEO (PPE) Y EURODIPUTADO bre europea de jefes de Estado y de Gobierno, que se retrasó un par de horas para dar más tiempo a la negociación de lo que se traían entre manos: la elección del Alto Representante para la Política Exterior, y del presidente del Consejo para los próximos dos años y medio. El Gobierno de España tenía su propio objetivo: situar a Luis de Guindos como presidente del Eurogrupo (la reunión informal de los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro) aunque Rajoy rebajó las expectativas rápidamente sobre su inminente designación al señalar que ese asunto no estaba en el orden del día. Pero el asunto sí que se trató durante la jornada, y el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, propuso el nombre de De Guindos en el bloque de cargos institucionales pendientes. El gran amigo Tenemos tiempo advirtió el presidente antes de comenzar el Consejo Europeo. De todas formas, aprovechó la reunión que tenía pendiente con Pacto de partidos Rajoy subraya que él sí votará a favor de los candidatos socialistas que se propongan en la UE Juncker para empezar a fijar la posición de España. Ambos se saludaron con un fuerte abrazo, que sellaba la excelente relación que el Gobierno quiere mantener con el presidente de la Comisión, al que Rajoy ya describió como un gran amigo de España Los puestos de Arias Cañete, en la Comisión, y de Luis de Guindos, en el Eurogrupo, forman parte del juego de equilibrios que hay en las instituciones de la UE. Juncker ya ha manifestado su deseo de que el comisario de Economía sea socialista, lo que allanaría el camino a De Guindos para el puesto clave de presidente del Eurogrupo. También ayudaría que el Alto Representante y el presidente del Consejo Europeo salieran de los socialistas europeos. Rajoy subrayó ayer que él votará a favor de los candidatos que se propongan para esos puestos, aunque no sean de su partido. Rajoy tampoco ha ocultado el interés del Gobierno por que Arias Cañete asuma una Comisaría de peso, aunque esto dependerá del equilibrio del resto de nombramientos. El equipo completo de la Comisión deberá estar listo el 1 de noviembre, si bien en septiembre comenzará el examen de los comisarios candidatos en el Parlamento Europeo, una prueba que tendrá que superar el exministro español. En el entorno del Gobierno se mantiene el optimismo sobre los dos objetivos.