Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 13.7.2014 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.990 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. 14287 8 424499 000013 EL VERANO, TODOS LOS VERANOS Pedraza NADA POR ESCRITO Regreso a la infancia Respirar la brisa de la montaña, cenar en los soportales, hacer rutas en bicicleta... El estrés queda atrás, la paz llega en este rincón de Segovia EMILIA LANDALUCE CARNE AMARILLA La melena de Santiago Pedraz y la soledad del juzgador de Gómez Bermúdez. Verano barroco a envidia va amarilla. Y flaca diría Quevedo. Las mujeres que se prueban trajes de baño no pueden decir lo mismo. La compra anual de biquinis hace trizas cualquier ego. La luz tuberculosa del probador; ese encaje de ropa interior que sobresale por la parte de abajo... Rubens se habría deleitado ante semejante derroche de carnes, tan faltas de sol como ahítas de invierno y envidia. Pero no son estos tiempos barrocos. O sí, dado que el término deviene de berrueca, perla irregular en portugués. Un berrueco ha resultado ser el Banco Espírito Santo. Los organismos de control financiero- -y la prensa- -rara vez saben cómo hurgar en los líos familiares y en esos agujeros negros que convierten la contabilidad- -el clásico dos más dos- -en algo tan creativo y ficcionable como la literatura. El pelo de Santiago Pedraz investiga ahora Gowex, el último bestseller de Jenaro. El magistrado se encontró con otra estrella de la judicatura en la fiesta que Vanity Fair organizó en Madrid. Gómez Bermúdez ha olvidado La soledad del juzgador el libro que escribió su ex, y se paseaba con gafas amarillas (como la envidia) y novia joven del brazo. Los nuevos magistrados anhelan lucir esmoquin en lugar del atuendo justiciero. Se equivocan. La toga disimula mejor la vulnerabilidad de la carne que la playa nos obliga a exponer como si fuera una lonja o Mercamadrid. Comporta es la finca que los Espírito Santo gestionan entre el Atlántico y unos arrozales atestados de mosquitos. Las playas son eternas y las carnes allí se ponen tan morenas que el tigre se las quiere comer. El año pasado, una Espírito Santo se jactaba de que en Comporta les gustaba jugar a los pobrezinhos Los pobrezinhos sus Podemos sin coleta pero con saudade quisieron organizar una marcha para invadir el complejo vacacional tan hippy chic dirían los paletos, como el hameau la aldea de Maria Antonieta en Versalles. Supongo que ahora serán los accionistas y ahorradores del banco quienes querrán tomar Comporta. Y esta vez no será envidia amarilla sino cabreo. Normal. L Las vacas pastan a las afueras. Al fondo, Pedraza SAMANTHA VALLEJO- NÁGERA ABC A tiro hecho Dónde dormir El Hotel Venta Juanilla (Carretera Madrid- Irún, Km. 99. Tel. 921 55 73 52) Hospederia de Santo Domingo (Calle Matadero, 3. Tel. 921 50 99 71) R ecuerdo que la primera vez que pisé Pedraza me había hecho pis en los pantalones, así que calculo que debía ser bastante pequeña. Mi relación con este lugar fue evolucionando a medida que pasaban los años y me hacía mayor. De la adolescencia, cuando a uno no le apetece ni le divierte ir al pueblo, a su pueblo, hasta la edad adulta. Es precisamente entonces cuando se empieza a echar de menos. Tanto, que un buen día decides volver. Ese regreso al pueblo tiene mucho que ver con la madurez, cuando te conviertes en una persona más tranquila y familiar. Pedraza es mi lugar de descanso, el rincón en el que me olvido de todo. Allí es donde de verdad consigo dormir bien. Paseo por sus campos y me entretengo buscando setas, voy a por moras cuando llega la temporada, me libro del estrés de Madrid... Y desconecto. Ya no miro el móvil cientos de veces cada día. Solo contemplo campo, montaña, vacas... Hay quien apunta que Pedraza ya tiene poco de pueblo y mucho de abarrotado destino turístico. Yo no soy objetiva, pues llevo buena parte de mi vida refugiándome en sus calles y paisajes; pero sí es cierto que tiene esa parte divertida y lúdica típica de los Dónde comer El tradicional Mesón Manrique (Calle Procuradores, 6. Tel. 921 50 98 10) El Jardín (Calle Calzada, 6. Tel. 921 50 98 62) donde cocinan un cordero asado buenísimo. Dónde divertirse Para pedalear o hacer senderismo hay una ruta de 30 kilómetros desde Segovia a las Hoces del Duratón, hasta la Ermita de San Frutos. lugares de veraneo, donde suceden hechos y anécdotas que se anotan en el libro de la memoria. Sin embargo, más allá de su capacidad de asumir un aluvión de visitantes cada verano o cada fin de semana, lo que está claro es que sus habitantes son castellanos de pura cepa. Aunque no sean los más abiertos del mundo, son sinceros. Hay que quererles así. En Pedraza estoy con mis hijos todo el tiempo que puedo. Alejada del ritmo frenético de la ciudad, donde abun- dan las prisas, donde no aprovechas tanto el tiempo, donde tampoco disfrutas de la vida. Por el contrario, en el pueblo hago todo lo que se hace en un entorno rural: pasear con los niños por el campo, salir de excursión, tomar el aperitivo en la plaza o cenar unas buenas chuletas de cordero en sus soportales, cuando el calor te da un respiro y se puede disfrutar de una brisa incomparable. Al ser un destino tan concurrido, tenemos restaurantes en los que se come muy bien y unos hoteles con un servicio buenísimo. Si una noche procede darse un festín, siempre se puede reservar en el tradicional Mesón Manrique o en El Jardín, donde cocinan un cordero asado buenísimo que se disfruta en un parterre muy agradable. Las salidas en bicicleta merecen un capítulo aparte. Acaban de hacer una ruta estupenda desde Segovia a las Hoces del Duratón, hasta la Ermita de San Frutos. Son 30 kilómetros de cuestas interminables, pero cuando terminas te sientes fenomenal. Respiras aire puro, te desintoxicas de la contaminación de la gran ciudad y, sobre todo, puedes llegar a tener la mente en blanco. Pura desconexión. Siempre me faltan horas para hacer todo lo que quiero en Pedraza. Se vive cada día con gran intensidad. Aquí prefiero no parar. Es mi manera de tomarme un respiro. MAÑANA, Palamós