Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 ABCdelVERANO GENTE LOS RITUALES ESTIVALES DE BOADELLA Desayuno a la francesa No come cruasán, come croissant. Cuando va a Francia, los compra por centenares (entra en una tienda y pide doscientos de una tacada) los congela uno por uno y uno por uno van cayendo para desayunar DOMINGO, 13 DE JULIO DE 2014 abc. es estilo ABC Un vicio confesable Los higos chumbos, comidos a puñados en temporada, o en forma de mermelada casera preparada por la mujer de Boadella, Dolors Pasión gastronómica Nada de diseño ese tipo de cocina lleva a la impotencia dice todo muy de toda la vida y que se reconozcan las partes del animal en el plato. Por ejemplo me encantan los sesos, pero claro, hay gente que ve un seso y se desmaya Albert Boadella Actor y dramaturgo Nunca hago turismo ni viajo a países más pobres que el nuestro Antes de acomodarte, ya le estás preguntando cosas sobre cómo arreglar el mundo o por lo menos el teatro mundial. Diríase que este hombre no descansa ni sabe lo que son las vacaciones... Atención, no en un cruasán sino un verdadero croissant francés, comprado en Francia. Voy allí, entro en la tienda, compro doscientos croissants de una tacada, los congelo y me los voy comiendo nos detalla su estrategia. Siguen un café con leche y el primer purito del día. ANNA GRAU Pues disfruta mucho retirándose del mundanal ruido. Aprovecha los parones del teatro para ir a ver cosas, pero nunca para hacer turismo ni para viajar nunca a países más pobres que el nuestro. Siempre voy a países más ricos Socarronamente le comento que gracias a la crisis su campo de acción viajero se está ampliando y cada vez podrá ir a más sitios. Pues sí, pronto podré ir hasta a Kenia se ríe. Pero insiste en que, por oficio y por manías personales sus veranos son extraños Los pasa en su casa de Rupit (Barcelona) donde se da el lujo de encender la chimenea por estas fechas, y hasta de dormir con un par de mantas. En Rupit Boadella madruga así sea en el apogeo del estío. A las siete, siete y media, está en pie. Desayuna las mermeladas que prepara su mujer, Dolors, que son las mejores de Europa Le chifla particularmente la de higos chumbos. Tienen chumberas en la finca y recolectan como locos esta fruta, de la que a lo largo de la temporada pueden llegar a zamparse 500 piezas por cabeza. Eso son unos 15 higos chumbos al día... No está mal. Se defiende alegando que el higo chumbo tiene unas propiedades antioxidantes extraordinarias. La mermelada no se la come con los dedos sino que la unta en un croissant. Soy un burgués Cumplidos todos estos rituales se sienta a trabajar hasta la hora de la comida, formidable y fantástica A continuación, otro purito, faltaría más, y una siesta ligera, de estar en el sillón frente a la tele y quedarse frito viendo un reportaje. Al levantarse del reportaje- siesta llega uno de los momentos estelares del día: la caipirinha. Boadella se toma invariablemente una cada tarde de verano. Aquí ya no trata de escudarse en pretendidas virtudes antioxidantes y apela en cambio a su condición de burgués sobrevenido pero convencido: Yo desde los diez años no he querido otra cosa que ser burgués, lo que pasa es que al principio no lo conseguí, ahora sí y estoy encantado Y desde su atalaya ISABEL PERMUY