Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 DEPORTES DOMINGO, 13 DE JULIO DE 2014 abc. es deportes ABC Etapa 9 Gérardmer 2 3 3 2 3 1 170 km Mulhouse (m) 1.100 900 700 500 300 100 0 50 100 150 km Clasificación etapa 1. Blel Kadri (FRA) 3 h 49: 28 2. A. Contador (ESP) a 2: 17 3. V. Nibali (ITA) a 2: 20 4. R. Porte (AUS) a 2: 24 5. Thibaut Pinot (FRA) a 2: 28 6. J- Ch. Peraud (FRA) m. t. 7. A. Valverde (ESP) a 2: 36 Clasificación general 1. V. Nibali (ITA) 33 h 48: 52 2. J. Fuglsang (DIN) a 1: 44 s. 3. R. Porte (AUS) a 1: 58 s. 4. M. Kwiatkowski (POL) a 2: 26 5. A. Valverde (ESP) a 2: 27 6. A. Contador (ESP) a 2: 34 Contador (derecha) y Nibali, durante la etapa de ayer AFP Tour de Francia Contador saca la podadora En la montaña, deja atrás a sus rivales, incluido Nibali, al que asesta un golpe moral J. GÓMEZ PEÑA GERARDMER ¡Chas! ¡Chas! Contador ha salido a arreglar su jardín, su carrera, el Tour. Aún lejos de los Alpes y los Pirineos, empieza a cortar los arbustos en los dos kilómetros crueles de La Mauselaine, encima del lago cargado de lluvia de Gerardmer, en los oscuros Vosgos. ¡Chas! ¡Chas! Comienzan a caer ramas, la fruta madura. Baja la niebla sobre el Tour y nada se ve mejor que el maillot fosforito de Contador. Se aclara la carrera. Así sonó su podadora. ¡Chas! Y adiós a un brote verde, el polaco Kwiatkowski, y a un viejo arbusto, Horner, ganador de la Vuelta con 42 años y de repente jubilado en este Tour. ¡Chas! Y al cubo Fuglsang y el resto de los gregarios del líder, de Nibali, que se quedó solo en la primera cuesta de este Tour. ¡Chas! Y se desprenden Nieve, Rui Costa, Bardet, Van Garderen. Sigue lloviendo. Horrible verano francés. Hay que cortar más y cuanto antes, se dice Contador. Quería eliminar gente que en las etapas siguientes se puede meter en fugas y ser peligrosa contó. Segó la maleza. Y, ya puestos, quiso hacer algo de leña. Se puso de pie. Sacó una ráfaga de esas pedaladas que arrancan desde la chepa y, ¡chas! Sentó a Valverde, Peraud, Pinot y a Porte, el penúltimo en caer. La última rama costó más. Amarilla, dura, de madera siciliana. Nibali. Contador se arqueó un poco más, afiló los dientes y al fin sonó el ¡chas! que le separó del líder ya con la meta a la vista. Nibali, cabeza gacha, suspiró al entrar. Tres segundos resoplando. El tiempo que le recortó Contador. Poco. Pero ahora todos saben que ha empezado la siega de Contador. Le gusta cómo va quedando su jardín. Por un momento, incluso, Contador pensó en cortar el ramo de flores que le dan al vencedor de etapa. No llegó a tiempo. El francés Blel Kadri, de Burdeos y licenciado en Comercio, se le adelantó en una fuga. Me sentía bien y creía que podía ganar la etapa, pero luego he visto en un marcador que Kadri llevaba dos minutos declaró Contador. En la general ya es sexto. Le que- dan cinco rivales por podar: Nibali, Fuglsang, Porte, Kwiatkowski y Valverde. Contador quiere recuperar el tercer Tour que le quitó la sanción por dopaje, y la carrera se frota las manos. Será una edición espectacular bajo un tiempo de perros. El día empezó con un ladrido. El enorme perro japonés de Oleg Tinkov, patrón del equipo de Contador, atrajo las miradas en la salida de Tomblaine. A Contador le gusta ponerle a sus perros nombres de puerto de montaña ganados: Etna, Gorla. El de Tinkov pudo bautizarse como Vosgos el macizo donde el Tinkoff despellejó al Astana, el hasta ayer intratable equipo de Nibali. Jesús Hernández, caído y retirado, se despedía de todos, doblado por los golpes del Tour. Tinkov lo animó. Al ver a Contador, el ruso lo apretó contra el pecho. Fue como el padre que manda al hijo a la guerra. Eso sí, bien armado. Rodeado de perros peligrosos. Un Tinkoff pletórico Salieron de caza en cuanto la carretera se llenó de pliegues. Los Vosgos. El Tour pesa: la carga de una semana de nervios, velocidad y golpes apareció de repente. A los fugados del día (Kadri, Chavanel, Terpstra, Petit y Yates) se les diluyeron como azúcar en lluvia los once minutos que tenían. Ladraba por detrás la jauría de Tinkov. Tossatto, Paulinho y Majka le sacaron humo al grupo en el puerto de La Croix. El frío en verano. El aire de los Vosgos es de mentol, pero casi nadie respiraba. Kwiatkowski necesitó enseguida respiración asistida. Uno menos. En la cima, mientras Kadri se alejaba de Chavanel, el Tinkoff resumía el Tour en una veintena de dorsales. Enorme escabechina en tan poca cuesta. Va a ser un Tour tremendo, valiente, emocionante y cruel. Así lo ordena Contador. Enseguida, cuando Valverde tuvo que sentarse y desistir, se quedaron los dos que más lucen: el verde chillón de Contador y, a su rueda, el amarillo de Nibali. Duelo. Contador, más que atacar, apretó. No destrozó a Nibali, pero sí lo desmontó. Le quitó esa pieza donde guardaba la confianza. Era una llegada muy explosiva para mí y no he acertado con el cambio alegó el siciliano, líder sólido aún y dueño temporal del jardín donde ayer Contador encendió el cortacésped. Va a quedar precioso, como el Tour. Duelo con el líder El español, más que atacar, apretó y desmontó a Nibali, le quitó esa pieza donde guardaba la confianza Motociclismo- GP de Alemania Márquez, récord del circuito y pole en Alemania L. M. Intenta por todos los medios dejar de sorprender, pero no lo consigue: ayer firmó su séptima primera posición de parrilla en lo que llevamos de curso y aspira a la novena victoria de nueve posibles. Es un Marc Márquez en estado de gracia desde que se subió a la categoría de MotoGP a la caza de sus propios límites el que logró el mejor resultado de la clasificación del sábado en el Gran Premio de Alemania. (14.00 h, MovistarTV) Le siguen Dani Pedrosa y Stefan Bradl, y en segunda línea, Aleix Espargaró, Jorge Lorenzo y Valentino Rossi. Aspirantes a protagonistas de un cuento que, en este 2014, solo tiene un nombre, el de Márquez. En Moto 2 (12.20 h) saldrá primero Dominique Aegerter y Jack Miller lo hará en Moto 3 (11.00 h)