Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 SOCIEDAD DOMINGO, 13 DE JULIO DE 2014 abc. es sociedad ABC ABC NUTRICIÓN Día de playa: más allá del filete empanado Claves para que la comida al aire libre sea equilibrada y sin intoxicaciones CRISTINA GARRIDO MADRID i Marcel Proust hubiera sido español, en lugar de con una magdalena, habría rememorado su niñez comiendo un filete empanado en la playa. ¿Hay plato más típico en una comida al aire libre del verano ibérico (con permiso de la tortilla de patatas) Sabe rico aunque hayan pasado horas, porque la envoltura mantiene la carne jugosa, y se puede degustar sin cubiertos. Para un día está muy bien, pero si es usted de los que disfruta comiendo en la playa durante todas sus vacaciones, debería ampliar el menú, sobre todo si no quiere volver con kilos de más. Cuando llevamos comida a la playa, al pantano, piscina, etc. existe la limitación del transporte y conservación de los alimentos porque las altas temperaturas favorecen el crecimiento de las bacterias. Lo más importante es mantener la cadena de frío. Los alimentos tienen que ser transportados en neveras aislantes con bloques helados de plástico explica a ABC la doctora María Dolores Selgas, directora del departamento de Nutrición, Bromatología y Tecnología de los Alimentos de la Universidad Complutense. Para prevenir intoxicaciones alimentarias, lo mejor es evitar las salsas caseras (mayonesas y similares) pescados crudos o comida preparada al vapor, así como el huevo fresco o pasado por agua. Mejor llevarlo ya cocido. La comida más recomendable para llevar es la que está previamente cocinada en casa, que nos asegura un tratamiento térmico durante su preparación, y las conservas apunta la experta. En cuanto al menú, el doctor Camilo Silva, endocrinólogo de la Clínica Universidad de Navarra, es partidario de volver al bocadillo saludable Para prepararlo, recomienda utilizar un buen pan, que no tenga aporte extra de grasa y, como relleno, una opción óp- S tima pueden ser las conservas de pescado, al natural o en aceite de oliva, que contienen ácidos grasos beneficiosos como el omega 3 y, en el caso de las sardinas, además, un aporte interesante de calcio El pollo a la plancha y los vegetales son otras alternativas. Y los embutidos y quesos son un clásico que no hay porqué desechar, pero si se quiere mantener la línea, mejor bajos en grasa. El truco para integrar el picnic dentro de una dieta equilibrada es tener presente que lo que no hagas en la pla- ya hay que hacerlo en casa apunta el doctor. Si hemos comido más hidratos y menos vegetales, hay que aprovechar la cena para introducirlos. No olvide la dieta mediterránea, pero reinventando los platos. Coma las hortalizas en gazpacho o prepare las legumbres, la pasta o el arroz en ensaladas. Si se mantienen frescas, pueden degustarse en cualquier parte. Pero no la aliñe hasta que vaya a comerla para evitar que el vinagre las deje lacias. La botella de agua es imprescindible para hidratarse, y la fruta como postre o para saciar el apetito entre horas. Aproveche el buen tiempo, si el calor lo permite, para mantenerse activo. Entre 60 y 90 minutos de actividad física moderada al día (nadar, correr, caminar a paso ligero, ir en bicicleta) aconseja el doctor Silva. Y cuando presienta que va a comer por aburrimiento, levántese de la toalla y échese unas palas. pRVXVb W a ÔXc PV Wdb VWdY L QP Wb dQ Y X PdadQ d B GGG OW ada Q P Wb W dY bY WP G 9 77 P Wb W dY bY WP WadYObúd G 9) 7 G G SW RKN L KQS L T LQT dgsepd qsn yx z ptom q hj sm yp r q q s km q vP IH J SF IW CN? UNFW NUXcV U