Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 13 DE JULIO DE 2014 abc. es economia ECONOMÍA 45 Jenaro García Expresidente de Gowex El vendedor de humo PERFIL De regatear en el Rastro de Madrid a accionista de Telefónica con 14 años y después emprendedor tecnológico. Al final todo ha acabado en fiasco. J. TAHIRI MADRID Cuando Jenaro García (Madrid, 1968) se dirigió la semana pasada a sus empleados para desmentir que Gowex fuera un fraude sacó unos hierros de una mochila y los blandió ante su plantilla. Yo he salido de muchas. Aquí tengo algo que me resisto a llevar en muchos sitios: los hierros que durante un tiempo llevé en mis piernas, en las más de 24 roturas de huesos que tengo por accidentes de tráfico relataba en un vídeo de YouTube que recoge el discurso ante sus trabajadores. Días después confesó ante el juez haber falseado durante los últimos cuatro años las cuentas de la empresa de wifi que presidía. Como relataba en el vídeo, sus inicios no fueron fáciles. Sus padres y su hermano murieron en un accidente de tráfico cuando él contaba 16 años. La biografía de Jenaro García ahora queda en entredicho ante la desconexión entre su imagen pública y la realidad. La historia oficial hablaba de un chico que creció en el madrileño barrio de La Latina, donde se inició en el comercio y el regateo en El Rastro cuando era adolescente, como relató en una entrevista a la revista Forbes. Este debut en los mercados a pie de calle se vio acompañado con una primera entrada en los parqués bursátiles cuando, con 14 años, reclamó sus regalos de cumpleaños en efectivo. Con las 50.000 pesetas que obtuvo compró acciones de Telefónica, por su confianza en la tecnología, y de Unión Cerrajera, las más baratas de aquel entonces. Después de esta experiencia, García se lanzó a emprender. Si bien comenzó Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid donde, según relataba, compartió clase con el actual Rey de España y entonces Príncipe de Asturias, con 19 años había fundado una empresa de importación de coches. rebufo de la personalidad de su funTras pasar por EE. UU. trabajar en Te- dador, modelo de emprendedor hecho lefónica y crear varias firmas tecnoló- a sí mismo. Conocí a Jenaro García gicas, en 1999 fundó IBER X, el germen en un encuentro y me impresionó su de lo que después sería Gowex. En 2004 personalidad. Vendía muy bien sus sienta las bases del futuro ¿negocio? ideas. Pero en cuanto le pedías cifras de la empresa: instalar wifi se revolvía y te dabas público en todas las capicuenta de que todo era Apariencia tales del globo. Imaginamarketing. Muchos blo Vendía muy mos un internet que debía gueros, más que analistas, bien sus ideas defendían el modelo de neser accesible para todos, pero no daba en todas partes, y gratuito gocio de Gowex y recocifras para el ciudadano recormendaban invertir, pordaba sus inicios el expreque seguramente ellos sidente de Gowex en una también tenían acciones. Falsedades entrevista con ABC hace Pero nunca aportaban da Se ha creído unos meses. tos, solo marketing exsus propias Es a partir de entonces plica Martín de la Cruz, cuando el rally alcista de analista de la web especiamentiras la biografía de Jenaro Garlizada en el Mercado Alcía adquiere velocidad de ternativo Bursátil, Mabia. vértigo para el futuro derrape. Contra- La empresa ha resultado un dramátitos de wifi en las principales ciudades co nicho de negocio para los inversodel planeta, debut en Bolsa y unos ba- res que acudían atraídos por una relances contables de ensueño que ar- valorización de tres dígitos en el últiqueaban cejas y atraían inversores a mo año. Casado con Florencia Maté, también consejera en Gowex, y apasionado de las redes sociales, su currículo en la plataforma LinkedIn resume la imagen que construyó de sí mismo. Aficionado a la pintura, la escultura y la arquitectura, sobre todo del Renacimiento y el Gótico, a este empresario también le gustaba practicar bicicleta, esquí y atletismo. morning Madrid! Perfecta mañana para salir a correr escribió en Twitter dos días después de que comenzaran las acusaciones de fraude sobre su empresa. Una vez que se destapó el escándalo, una empleada de Gowex, describió en su blog a su antiguo jefe de esta manera: No creo que Jenaro sea una mala persona simplemente es un hombre enfermo, muy enfermo, que se creyó un salvador, que se creyó sus propias mentiras, un megalómano en toda regla Admirador del cine épico, la carrera de Jenaro García cuenta ahora con un final incierto. Yo he salido de muchas