Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 13 DE JULIO DE 2014 abc. es internacional INTERNACIONAL 41 prebendas a las grandes empresas y éstas enriquecen a los políticos. La burocracia es espesa y lenta. Suele acelerarse o ralentizarse de acuerdo con el efecto de las mordidas. Dilma Rousseff: Ganamos fuera del campo La humillante derrota de Brasil en el Mundial no tendrá un impacto en las elecciones de octubre, o al menos esa es la predicción optimista de la presidenta Dilma Rousseff, mientras se prepara para iniciar su campaña para buscar un segundo mandato. Pero la aplastante derrota (1- 7) frente a Alemania en las semifinales del martes cambió el ánimo del país ante lo que se está convirtiendo en la carrera más reñida desde que el izquierdista Partido de los Trabajadores llegó al poder en el 2002. Existe una tradición en Brasil de no mezclar el fútbol y la política dijo Rousseff a un grupo de periodistas extranjeros en la residencia presidencial en Brasilia. Lo que habría sido grave habría sido perder el Mundial fuera de la cancha A pesar de las demoras en la entrega de los estadios, Rousseff dijo que ninguna de las desastrosas predicciones de sedes incompletas. caos en los aeropuertos o apagones se hicieron realidad. Amistades peligrosas La política exterior del gobierno del Partido de los Trabajadores no es mejor que el resto de sus manifestaciones. Es claramente pro- iraní y antioccidental. Ahmadineyad llegó de la mano de Chávez y luego siguió su sucesor. La idea de construir un bloque especial- -BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) -es para oponerlo a Occidente más que para colaborar con él. Las simpatías de doña Dilma están, claramente, con el chavismo y con su sucesor Nicolás Maduro. No puede olvidarse que Lula da Silva y Fidel Castro crearon el Foro de Sao Paulo a principios de los noventa, embrión de lo que luego sería el Socialismo del Siglo XXI. ¿Qué va a pasar en las elecciones de octubre? Probablemente, la actual presidenta Dilma Rousseff gane, pero deberá acudir a segunda vuelta y cada vez son más los brasileños que desean un cambio real en la administración del país. Quieren más eficacia, menos corrupción, mejor y más rápida justicia, y una administración más transparente. La coalición que llevó a Lula da Silva al poder, y luego a Dilma Rousseff, es muy variada y existen signos de fatiga. Aunque hoy Rousseff ganaría las elecciones, en octubre todo puede cambiar. La tendencia está en contra de esta economista de 66 años con fama de tener muy malas pulgas, un pasado juvenil comunista, y, nunca mejor dicho, ser una mujer de armas tomar. Un manifestante antigubernamental detenido en Río de Janeiro vidad de Brasil esté entre las más bajas del mundo: la mitad de la mexicana y un 18 de la norteamericana. Una birria. Entre los países grandes, sólo la India es tan improductiva como Brasil (y más o menos por las mismas razones) Como las economías de esos países están blindadas REUTERS frente a la competencia, no necesitan ser productivos. Los empresarios se asocian al Estado para proteger sus intereses y, en el trayecto, corrompen a los políticos. Es un círculo, nunca mejor dicho, vicioso, que no se muerde la cola, sino la honra: los políticos les conceden