Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 20 DE JUNIO DE 2014 abc. es ENFOQUE 5 Felipe VI, Rey La jura POOL Proyecto de concordia nacional El Rey cartógrafo JAIME GONZÁLEZ Resulta tan difícil no sentirse concernido con el discurso de proclamación del Rey que solo los francotiradores del consenso constitucional continúan a esta hora abriendo fuego contra las palabras de Felipe VI. Unos, porque no pueden soportar que sea el Jefe del Estado; y otros, porque no aceptan el Estado, con independencia de quién sea su jefe. Todos los demás nos hemos visto reflejados en el retrato de España que ayer dibujó el Rey, un soberbio trabajo de cartografía política en el que no faltó ninguno de los accidentes geográficos nacionales: la colina de la Monarquía parlamentaria como cima de la neutralidad; el río de la crisis económica, que obliga a reparar la dignidad maltrecha de millones de náufragos; el cabo de la corrupción, que demanda una regeneración moral de la política; el estanque de la renovación, que exige revitalizar las instituciones (sin excluir a la propia Corona) la fosa de las víctimas del terrorismo, un referente ético que urge sanear para que no se nos pudra la memoria; la falla de la convivencia y el entendimiento, con la unidad de España como cuestión nuclear. Un soberbio plano de la realidad a escala natural que debería servir de aviso a navegantes, porque en cada centímetro del discurso de Felipe VI había una lupa de aumento para no perderse detalle. El Rey nos presentó ayer un proyecto de concordia nacional, un tratado de rehabilitación integral y un plan general de saneamiento. Su mensaje fue un canto a la integración de todas las almas de España y de los españoles que ha dejado sin argumentos a las voces del frentismo más recalcitrante, a los abanderados del sectarismo hiperdogmático y a esa docena de atrabiliarias cabezas que simulan que piensan, pero que en realidad desbarran. Todos los demás sentimos un reconfortante orgullo, un pellizco de sano patriotismo y una profunda sensación de alivio. No sé qué pensarán ustedes, pero a mí me parece que el viaje que nos propone el Rey resulta apasionante. Felipe VI jura la Constitución ante el presidente del Congreso, Jesús Posada, en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy