Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 11 DE JUNIO DE 2014 abc. es cultura CULTURA 57 La política de Twitter Una política basada en el me gusta no me gusta es más débil que estrechar manos y mirar a los ojos Don Felipe Lo hará muy bien. Es una persona seria, que conoce perfectamente sus deberes constitucionales Políticos ausentes Una de las razones del divorcio político en Europa es que la gente no ve a los políticos salvo en la pantalla ERNESTO AGUDO llowknife y los sitios más remotos de Canadá. Teníamos 200 personas en la sala y 75.000 siguiendo el streaming por todo el país. -Pero usted dice que la política es física, nada de virtual, porque la confianza es corpórea. Es muy crítico con la política de Facebook y Twitter... -Una cultura política basada en el me gusta no me gusta es más débil que una política de estrechar manos y mirar a los ojos. Eso es lo que he aprendido: besar, abrazar, recordar el nombre, el cumpleaños de la gente o no estarán contigo. La vieja política es irreemplazable, porque nos lleva a Atenas. Los grandes políticos saben crear esa lealtad casi física con la gente. He visto a Obama hacerlo, y a Bill Clinton. No es un juego, es el modo real en el que los seres humanos crearon la confianza entre ellos. Tienes que poner juntas la lealtad de Twitter y la lealtad palpable. Ahí te das cuenta de lo que es la política. -En general, en los países anglosajones ustedes van casa por casa arañando votos para ganar en su circunscripción. ¿No será por la ética protestante de Weber que en los países católicos como el nuestro eso no se usa? (Risas) Creo firmemente en esa manera de hacer política desde lo local. No entiendo por qué no se usa en países católicos. De hecho es lo que hacían los sacerdotes, estar pegados a la realidad local, oír confesiones... -Aquí es por la Ley Electoral. -Nosotros representamos a gente de un distrito y hablamos mucho con ellos, oímos sus quejas. Estoy muy orgulloso de esa parte de la política. Cuando un político pierde contacto con la calle y la gente las cosas van peor. Una de las razones del divorcio de la política en Europa es que la gente no ve a los políticos, salvo en pantalla. No llaman a la puerta para escuchar a la gente y saludarla. -Lo que sí ha conseguido el aparato de los partidos es que la gente, los profesionales, no quieran participar en política en España. Es casi buscarse problemas... -Si eres médico, abogado, profesor, y tienes prestigio, deberías estar loco para entrar en política... -Usted reivindica la política pero la denuncia cuando se reduce a un juego de clase y de espaldas a la gente. -Por mucho que te guste el juego, la gente tiene pensiones, vive y muere dependiendo de las decisiones correctas. En lugares como España, Canadá o Gran Bretaña puedes destruir un país por la política frívolamente entendida. Tememos que surja un demagogo español La política es show business para feos Recuerdo una mujer que vino tras un discurso y me dijo: quiero ver más pasión Y pensé: ¿Por qué creerá que estoy aquí? No soy un payaso, ni un showman Algunas veces sientes que la política es show business para feos. Si así fuera, importaría poco que sea solo una ilusión, solo fotos, discursos, sonrisas... Pero casi todo el mundo entiende que esa política colapsaría. No es un espectáculo. Hay gente real detrás. Si recortas las políticas sociales algunos dormirán en la calle, si decides como yo tuve que decidir extender una misión de combate en Afganistán morirá gente por ello. Yo tomé decisiones que tuvieron como consecuencia la muerte de ciudadanos. Ese es el trabajo de un representante político. Si pensamos que es un juego perderemos. No lo es, porque es real que diga por ejemplo: ¡No pasarán! en el tema catalán. Necesitamos líderes serios y sabios. Defensores de la unidad y la Constitución pero dispuestos a escuchar respetuosamente los problemas de los catalanes y encontrar una solución constitucional. Esa es la línea roja. Es muy importante hallar buenos políticos ahora, España está en un momento de transición monárquica. Es un gran desafío. El nuevo Rey lo hará bien. ¿Cómo lo ven desde fuera? -Es muy importante lo que sucede en España en estos momentos, no solo para los españoles, sino para Europa y para el mundo. Creo que la llegada del nuevo Rey será exitosa. Nosotros hablamos en Canadá sobre sus problemas, nos preocupa la situación de su país, no queremos que España se rompa, francamente. Y confío profundamente en que no ocurrirá. ¿Conoce al Príncipe, que será Rey en unos días? -Sí, porque compartí con él y con la Princesa la cena de entrega del premio Cerecedo. Fue muy agradable. No sería apropiado que le diga en detalle de lo que hablamos, pero sí puedo decirle que me impresionó porque es una persona muy seria, perfectamente consciente de sus responsabilidades constitucionales. Y estábamos en un evento social, que tenía mucho de espectáculo, trescientas cámaras, una locura; pero ambos, los Príncipes, me causaron una inmejorable impresión. No son pura imagen. Ni la Monarquía que representan es un mero espectáculo sino un importante activo constitucional. -Decimos que es el Heredero mejor preparado de la Historia. -Ambos son muy activos y responsables. Se nota que han hecho sus deberes y saben cuál es su papel. Fue una conversación confidencial, pero se notaba que están perfectamente preparados. Hablé con él de Cataluña más de cuarenta minutos. Conoce perfectamente su trabajo y eso es muy importante. ¿Teme ese populismo emergente? -Curiosamente, en España es más fuerte por la extrema izquierda. Todo el mundo está contra el populismo, eso es lo bueno. Pero es más difícil entender que el populismo es la respuesta errónea a una pregunta correcta. Da soluciones falsas a problemas reales. Pero no debemos por ello olvidar los problemas reales ni las preguntas adecuadas. Crisis económica, exclusión social, falta de horizontes a los jóvenes, son problemas muy reales.