Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 11 DE JUNIO DE 2014 abc. es internacional INTERNACIONAL 33 Fuera de la UE y de la OTAN Según el Gobierno británico, una Escocia independiente debería renegociar 14.000 tratados internacionales y quedaría fuera automáticamente de la OTAN y de la UE. Para reingresar en Europa deberían pasar un proceso de negociación de duración incierta y resultado desconocido Menor seguridad Gobierno, Fuerzas Armadas y servicios de inteligencia han advertido a los nacionalistas de que la independencia debilitaría la seguridad naval del hipotético nuevo Estado, y que tardaría, además, años en tener a punto nuevas estructuras de seguridad antiterrorista e inteligencia. ¿Está a favor de que Escocia sea un país independiente? En 80 No Sí NS NC Media de seis sondeos desde septiembre No Sí 60 46 34 Gordon Brown El exprimer ministro critica una estrategia del Gobierno basada en amenazas y ultimatos yoría absoluta en los comicios regionales, cree que cien días son tiempo suficiente para lograr el incremento de apoyo que les daría la victoria. Si se saca la media a todos los sondeos, creo que necesitamos solo un cambio en el 6 asegura. 40 20 0 Abr. 2013 FUENTE: Whatscotlandthinks y BBC Jul. 2013 Oct. 2013 Ene. 2014 Abr. 2014 Jun. 2014 NS NC 20 ABC Exceso de amabilidad Las críticas laboristas al discurso amenazador del Gobierno británico no constituyen la única señal de divergencias en la campaña Mejor Juntos que aglutina el esfuerzo de conservadores, laboristas y liberales por reivindicar los beneficios de la pertenencia al Reino Unido. Algunas voces conservadoras llevan tiempo criticando al portavoz del movimiento, el exministro de Finanzas de Brown, Alistair Darling, a quien acusan de mostrar un perfil demasiado amable y poco combativo contra los argumentos del nacionalismo. Este insiste en que votar No será votar por el cambio, no por el statu quo Se refiere a la promesa de profundización en el proceso de autogobierno y descentralización iniciado en 1999 que todos los grandes partidos han puesto ya sobre la mesa en el caso de que el independentismo sea derrotado en las urnas, en un escenario que podría llevar al Reino Unido a un esquema autonómico cuasi- federal similar con muchos matices- al de España. en los últimos meses. El medidor de sondeos de la BBC, que recopila encuestas de seis empresas desde septiembre, recoge un 46 de defensores del No a la secesión por 34 de defensores del Sí y un 20 de indecisos. ALBERTO SOTILLO El voto joven Sin embargo, si utilizamos los datos del analista John Curtice en su portal What Scotland Thinks la ventaja de los contrarios a la independencia es mucho mayor. Según su media de distintos sondeos con fecha de 1 de junio, un 54 de los escoceses prefiere quedarse dentro del Reino Unido, por un 36 que defiende separarse, y solo un 10 de indecisos. Los datos de Curtice parecen contrarrestar, además, el mensaje de los nacionalistas de que los jóvenes son más favorables a la independencia, un factor clave puesto que, por primera vez, podrán votar los escoceses de 16 y 17 años. La encuesta indica que, entre quienes tienen entre 14 y 17 años, un 52 preferiría seguir formando parte de Gran Bretaña. Salmond se ha mostrado confiado esta semana. El líder del Partido nacional Escocés (SNP) que en 2011 obtuvo una histórica e inesperada ma- ESA FIERA QUE AMENAZA A LA UE Es alarmante la pasividad con que desde Bruselas se contempla el tigre del independentismo menudo nuestros responsables europeos tiemblan ante tigres de papel y pasan indiferentes ante las fieras de verdad. Es el caso de las corrientes independentistas que recorren a la Unión. La UE se basa en los estados nacionales; y la ruptura de estos sería también la ruptura del club. Si a duras penas funciona una Unión de 28 A puede imaginarse el pandemónium que sería una UE a 58. La UE nació como un antídoto contra los nacionalismos. Pero, entre las ramas de sus minicrisis de papel, nadie repara en que ante sus narices se pasea la fiera del provincianismo más ramplón, excluyente e inoperante. Nadie, entre nuestros patriarcas de Bruselas, ha dado la voz de alarma. Una Unión Europea de las Regiones dinamitaría todo lo que se ha hecho hasta ahora para construir una Europa por encima de rancios nacionalismos y corrientes centrífugas. Quien quiera asomarse a lo que se parecería esa Unión de escoceses, catalanes, flamencos, frisones, padanios, lapones y compañía que se acerque al Comité de las Regiones de Bruselas. Sus sesiones son como un concierto dodecafónico de Arnold Schönberg. Pero más caótico. Sería el regreso al tiempo de los bárbaros, al de Atila cabalgando sobre una UE que, al cabo, no es más que herencia del viejo imperio romano. Videoanálisis sobre el independentismo escocés