Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 2 DE JUNIO DE 2014 abc. es DON JUAN CARLOS ABDICA 27 Mayoría absoluta La ley orgánica que regule la abdicación tiene que ser aprobada en el Congreso por mayoría absoluta en votación final sobre el conjunto del proyecto JAIME GARCIA absoluta para su aprobación; en el caso de leyes ordinarias, esta votación final no se realiza. En este caso se precisan 176 votos, que los grupos popular y socialista suman sin ningún problema. Se puede dar el caso de que grupos minoritarios quieran presentar enmiendas, pero lo previsible es que sean rechazadas si los dos grandes partidos quieren resolver este asunto de la forma más rápida posible. Aun así el trámite parlamentario es el que se prevé más largo porque la ley irá primero al Congreso, y luego al Senado, para volver otra vez a la Cámara Baja y ser aprobada allí de forma definitiva. Una de las cuestiones que se plantean es quién sancionará esta ley. Teniendo en cuenta que hasta su publicación en el BOE, esa abdicación no estará consumada es a Don Juan Carlos a quien corresponde la rúbrica porque sigue siendo Rey a todos los efectos, según coinciden en asegurar tanto los constitucionalistas consultados como fuentes del Ejecutivo. La ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación. Consejo de Ministros Extraordinario Rajoy ha convocado un Consejo de Ministros para mañana: de él saldrá la ley que, por mandato constitucional, regulará la abdicación Proclamación del Rey Príncipe de Asturias El artículo 57 de la Carta Magna ya preveía que el sucesor del Rey Don Juan Carlos es el Príncipe de Asturias, con lo que la línea sucesoria no plantea problema alguno. La sucesión en el trono seguirá al orden regular de primogenitura y representación y el Príncipe Heredero tendrá la dignidad de Príncipe de Asturias y demás títulos vinculados tradicionalmente al sucesor de la Corona en España Según el artículo 61, el Rey, al ser proclamado ante las Cortes Generales, prestará juramento de desempeñar fielmente sus funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y las Comunidades Autónomas El Príncipe Heredero, al alcanzar la mayoría de edad, prestará el mismo juramento, así como el de fidelidad al Rey. En su momento, un joven Don Felipe lo hizo con su padre. Las funciones que desde su proclamación tendrá asignadas Don Felipe serán las mismas que tenía Don Juan Carlos y que están reguladas también en el artículo 62 de la Carta Magna. Según este precepto, corresponde al Monarca sancionar y promulgar las leyes; convocar y disolver las Cortes Generales y convocar elecciones. Además puede convocar a referéndum y proponer el candidato a presidente del Gobierno. En su caso, puede además nombrarlo, así como poner fin a sus funciones. Paralelamente tiene el poder de nombrar y separar a los miembros del Gobierno, a propuesta de su presidente, y expedir los decretos acordados en el Consejo de Ministros. También tiene reconocida la potestad de conferir los empleos civiles y militares y conceder honores y distinciones con arreglo a las leyes. Ser informado de los asuntos de Estado y presidir, a estos efectos, las sesiones del Consejo de Ministros cuando lo estime oportuno, a petición del Presidente del Gobierno son otro de sus derechos. A todos ellos se suma el mando supremo de las Fuerzas Armadas; la capacidad de ejercer el derecho de gracia con arreglo a la ley sin que pueda autorizar indultos generales y el Alto Patronazgo de las Reales Academias.