Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 DON JUAN CARLOS ABDICA LUNES, 2 DE JUNIO DE 2014 abc. es ABC El fin de un Reinado Todo por hacer DAVID GISTAU A abdicación del Rey tiene lugar cuando apenas le queda un año y medio al que tal vez sea el último Parlamento que pueda debatir la sucesión y presenciar la coronación de Felipe VI en un ambiente de solemnidad y respeto. Es decir, vigente todavía el lenguaje político que, como el propio reinado de Juan Carlos I, emergió de la Transición. El Rey renuncia por tanto en un contexto menos agresivo y volátil del que podría haberse encontrado en 2015. Además, da por terminada la lucha personal que en los últimos meses, en condiciones físicas difíciles, libró para recuperar aceptación en las encuestas, como en un último servicio que ha resultado estéril. Como ocurrió con el fallecimiento de Adolfo Suárez, la abdicación inspirará una reacción emocional que depurará una idealización del Rey y de su tiempo, y que por añadidura devolverá vigor sentimental al régimen cuya decadencia ha sido anunciada. Esto ayudará a Felipe VI, del que nadie podía imaginar hace apenas unos años que recibiría el trono en unas circunstancias de desafío personal casi tan complicadas como las de Juan Carlos I cuando salió indemne del proceso constituyente y de la reconciliación nacional. En definitiva, del post- franquismo que lo motejó como El breve Un automatismo mental, de interpretación circular de la historia reciente, nos sugiere que comienza una segunda Transición que encomienda grandes expectativas a un hombre que ha salido intacto de los golpes encajados por la monarquía en los últimos años y que aporta de entrada, cuando todo en España huele a caduco y terminal, una pátina regeneradora que constituirá su principal capital. Comienza el tiempo de Felipe VI, consagrado como actor esencial de una nación llena de incertidumbres acerca del porvenir. Como hace cuarenta años, la tarea es ciclópea. L Olimpismo con sabor español Don Juan Carlos conversa con Juan Antonio Samaranch durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Debajo, Fidel Castro Los Monarcas más veteranos y respetados Don Juan Carlos y Doña Sofía conversan con Isabel II y el Duque de Edimburgo, el 17 de octubre de 1988, durante una cena de gala en el Palacio Real de Madrid. Los lazos entre ambas Monarquías son incluso familiares