Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 2 DE JUNIO DE 2014 abc. es DON JUAN CARLOS ABDICA 11 Todos estudiantes de caer en esa red paralizante, Juan Carlos I rompe audazmente el nudo gordiano que, desde hacía algún tiempo, atenazaba a nuestra monarquía, en un momento especialmente delicado JUAN MANUEL en que la crisis económica, el despresDE PRADA tigio de las instituciones y el desfondamiento y ofuscación moral de la naN su Política de Dios, Queve- ción daban alas a las pretensiones redo recomienda a los reyes que publicanas, no ya sólo entre la izquierda velen su sombra y su vesti- más rampante, sino también en cierdo prestos siempre a detec- tos sectores desnortados de la deretar el momento en que las fuerzas co- cha, que no entienden que la institumienzan a abandonarlos, ción monárquica es permío las circunstancias adtasenos el empleo del Monarquía versas aconsejan que el término paulino un katéy sociedad jon, un obstáculo que impicetro pase a manos de sus La institución de la emergencia de nuesherederos. Y concluye monárquica es tros peores demonios atáviQuevedo que el monarca un katéjon cos. que no vele por notar la A Felipe VI corresponde pérdida de sus fuerzas un obstáculo da señas de difunto y que impide la la difícil tarea de devolver a tiene la reputación en emergencia de la monarquía su esencia de popoder de la muerte nuestros peores institución plenamente por pular, sin dejarse adular Dando señas de vitalidemonios las fuerzas de presión. De su dad, Juan Carlos I abdica. ejemplo dependerá lo que José María Pemán, comentando el fracaso de la Restaura- España sea en las próximas décadas; ción que se remataría con el adveni- pues los españoles, cuando no están miento de la Segunda República, ad- desnaturalizados, acaban contemplánvertía que la monarquía había dose en sus reyes, como señalaba Juan entablado con diversas fuerzas de pre- de Lucena en su Epístola exhortatoria sión un complicado sistema de pagos a las letras: Jugaba el rey, éramos toy facturas que había acabado por atra- dos tahúres; estudia agora la reina, soparla en una red paralizante Antes mos todos estudiantes E EFE La coronación más esperada El 22 de noviembre de 1975, dos días después de la muerte de Franco, se produjo el momento más esperado por los españoles: la coronación de Don Juan Carlos I. En la imagen, jurando el cargo en las Cortes Españolas Renuncia de Don Juan En la imagen superior, Don Juan, Conde de Barcelona, se inclina ante el Rey tras su abdicación el 14 de mayo de 1977, en presencia de la madre del nuevo Monarca, Doña María de las Mercedes. A la izquierda, la portada de ABC que recogía el histórico acto. De haber reinado Juan de Borbón lo habría hecho con el nombre de Juan III de España Aplicado en sus estudios El entonces Príncipe Juan Carlos estudia en su dormitorio de la Academia General del Aire de San Javier, como un cadete más. El mobiliario se reducía a una pequeña mesa y un armario metálico.