Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 2 DE JUNIO DE 2014 abc. es DON JUAN CARLOS ABDICA 7 El fin de un Reinado La renuncia Don Juan Carlos firma en su despacho de La Zarzuela el documento en el que comunica su intención de abdicar la Corona POOL Cumplir siempre con lo que España os pida y de vosotros espera... se presta a todo tipo de interpretaciones, pero cuya explicación no necesita de alambicadas hipótesis ni de profusas exégesis. La clave de lo ocurrido está en las palabras que Don Juan Carlos pronunció en 1977 en Covadonga, donde el corazón inmenso de España alcanza su latido más íntimo y universal con motivo de la proclamación de Don Felipe como Príncipe de Asturias. Esa Cruz de la Victoria que llevas sobre el pecho dijo el Rey con tono firme dirigiéndose al que un día sería su Heredero es, efectivamente, una victoria que hemos de conquistar todos los españoles. Esa Cruz no es rica porque esté compuesta de piedras y esmaltes, sino porque significa, ni más ni menos, la solidaridad de todos los españoles y su voluntad de sobrevivir como nación. Su voluntad de seguir con orgullo su camino, con el mismo orgullo con que un día iniciaron aquí, en estas montañas, su identidad nacional. Esa Cruz significa también tu cruz. Tu cruz de Rey. La que debes llevar con honra y nobleza, como exige la Corona. Ni un minuto de descanso, ni el temblor de un desfallecimiento, ni una duda en el servicio a los españoles y a sus destinos. En esa obra bien hecha, en esa voluntad de superación, yo quiero que JAIME GONZÁLEZ E n este lunes en el que se ha escrito una de las páginas más trascendentes de la historia de España, las valoraciones incluso las más profundas y sensatas adquieren un valor relativo. Lo único absoluto es la decisión del Rey de abdicar en favor de su hijo, una renuncia que tú, Príncipe de Asturias, te sientas entrañable y crucificado. Esa Cruz te exige a ti, y a todos los españoles, cuyas generaciones jóvenes representas, cumplir siempre con lo que España os pida y de vosotros espera. Yo te pido, en nombre de los españoles, que nunca decaigas... Por todo ello, di conmigo, desde este lugar, y para que nos escuchen todos los españoles: ¡Viva España! Aquellas palabras del Rey hace hoy 37 años explican los motivos por los que Don Juan Carlos ha decidido abdicar en favor de su hijo: Cumplir siempre con lo que España os pida y de vosotros espera... Nada que añadir por mi parte, salvo que en este lunes en el que las cruces cortan, el latido más íntimo y universal del inmenso corazón de España me lleva a gritar: ¡Gracias, Majestad! ¡Viva el Rey!