Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 25 DE MAYO DE 2014 abc. es madrid MADRID 115 El exterior del Teatro Real, poco antes de comenzar el partido JAIME GARCÍA Lisboa no existió ayer en el coliseo madrileño. La Compañía Nacional de Danza estrenó su nuevo programa sin la sombra de la final de la Champions En el Real, otros que trabajan con los pies JULIO BRAVO Gran Vía Insólita postal de un sábado por la tarde- noche de la avenida con más pálpito de todo el país. Así es el fútbol FOTOS: ISABEL PERMUY MADRID la Champions que, sin ser su mejor día, sí presentan un aspecto notable. La explicación son las pantallas de televisión por las que los comensales de las terrazas siguen el partido mientras degustan una buena cena. Buen momento para acercarse a las inmediaciones del Vicente Calderón. El desparrame en los bares más cercanos (es imposible acceder en coche al perímetro del estadio) es total. Acaba de terminar la primera parte del partido, con un 0- 1 a favor del Atlético, y hay incluso gente subida en las mesas de los bares dando saltos. A pocos metros de allí, el contraste más atroz: Madrid Río, una de las zonas verdes donde no cabe ni un alma los fines de semana con buen tiempo, como este, parece una pradera asturiana. Un verdor inmaculado, sí, porque no hay ni un despistado paseando al perro. Once y veinte. La Cibeles sonríe. El twitter de la Compañía Nacional de Danza recordaba ayer a primera hora de la tarde: Hoy estreno de la CND en el Teatro Real... sí, hay vida más allá del fútbol... Os esperamos! Y es que prácticamente a la misma hora en que los futbolistas de Real Madrid y Atlético saltaban al campo, otros profesionales que trabajan en la misma ciudad, los bailarines de la CND, iban a saltar al escenario del Teatro Real. Los bailarines y los futbolistas se ganan la vida fundamentalmente con los pies. Su trabajo requiere un gran esfuerzo físico y, antes de su actuación, realizan ejercicios de calentamiento. Ahí terminan sus coincidencias. La principal diferencia entre unos y otros está, sobre todo, en los sueldos (y no hace falta decir a favor de quién) Precisamente, un conflicto con los sueldos de los bailarines de la CND a punto estuvo de frustrar el estreno y evi- tar el desigual combate entre fútbol y danza. El ambiente en los alrededores del Teatro Real a las ocho de la tarde tenía la mirada a 503 kilómetros de allí, en Lisboa. Pero dentro del coliseo Lisboa no existía. Si había comentarios sobre el partido en los descansos, eran en voz baja. Si alguien se interesaba por la marcha del partido, era de modo furtivo. Aproximadamente mil trescientas personas estaban pendientes de los bailarines, que trabajan con los pies pero cobran mucho menos que los futbolistas, que también lo hacen, aunque se sacrifiquen igual si no más. Entre los mil trescientos espectadores, sin embargo, no estaba Miguel Ángel Recio, el director general del Inaem (el Florentino Pérez o el Enrique Cerezo de la Compañía Nacional de Danza) El espectáculo terminó con una cerrada ovación. A la salida, el público volvía al mundo; ¡1- 1 A la prórroga! RS R Õ V MRGBD SR? RT; BR? V? ME 9 R? M E VE D RE c ono oe o TDGD RE TDGB? V SR sqqkdeo u e; R D R MBD SR R BRTMVHM V RE SR? RTOD UVETV? MD HR V 6; SV? Õu (x (x (x