Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 ABCde laCHAMPIONS DOMINGO, 25 DE MAYO DE 2014 abc. es deportes ABC La Décima del Madrid Madridistas y atléticos compartieron dos días de alegría con un magnífico comportamiento, elogiado por la UEFA Fiesta española de dos aficiones ejemplares TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN LISBOA L os portugueses estaban asombrados por la fiesta que madridistas y rojiblancos protagonizaron en la capital lusa. Ni un atisbo de agresividad. Ni un malentendido que encendiera la mecha. Los aficionados de ambos equipos acudieron a Lisboa para disfrutar de un partido único y han dejado el sello de lo que debe ser el civismo y la cordialidad ante un evento deportivo. Antes que merengues y atléticos eran españoles. Y compartieron dos días de felicidad que expandieron por la ciudad con cánticos, comidas y cenas en mesas compartidas con simpatizantes de los dos clubes. Parejas enfrentadas solo por el fútbol se besaban en las dos fan zone porque uno y otro exigían el paseo con los suyos. Cuando María, colchonera, acudió al área blanca, los abucheos se mezclaron con silbidos, mientras el vikingo Alejandro, abría las manos y decía ante el madridismo latente: ¡Qué le voy a hacer! Cuando Alejandro fue a la zona enemiga los incondicionales colchoneros bromearon con María y le dijeron. ¡Aquí tienes novios mucho mejores! Hubo buen ambiente y mejor humor. Grupos de amigos repartían equitativamente los colores de los dos clubes en bares, mesas y tiendas. Cuatro mujeres de los dos bandos, que vinieron juntas en un coche, fueron la sensación de la la Avenida da Liberdade. Entraban juntas en los comercios vestidas con las camisetas del Madrid y del Atlético. Las rojiblancas miran, nosotras compramos vacilaba Elena. Ellas tiran el dinero, nosotras elegimos mejor respondía Carmen, cholista de Cuatro Caminos. Hoy te quiero, mañana... La Rua das Portas de Santo Antao (Antón) fue el epicentro popular que concentró a más de cincuenta mil seguidores de los dos conjuntos. A trescientos metros de la fan zone madridista, los blancos eran mayoría, pero los indios jugaron en campo contrario con personalidad. Reunidos frente a un bacalao, un lenguado y un vinho verde, el ambiente festivo conquistó a los portugueses. Besos entre novios y pitidos de los aficionados, envidiosos por no ser los besados. Hoy te quiero bromeaba Jacinto con Pilar, su pareja, atlética de postín. Mañana no sé... Ella le respondió con rotundidad. Tú te lo perderás Sus amigas aplaudieron la respuesta. ¿Qué prefieres, la Champions o a Pilar? espetó Concha. ¡Las dos! señalaba Jacinto. La UEFA felicitó a los forofos de los dos equipos por el ejemplo de civismo demostrado en Lisboa. Los propios afi- Dos amigas de los dos equipos dan ejemplo de la deportividad reinante cionados estaban sorprendidos por las alarmas sembradas en los días previos, con gasolineras que separaban a unos y otros por temor a no se sabe qué. ¡Pero si viajamos juntos gente del Atlético y del Madrid! exponía Arturo, un madridista de 58 años que ha vivido mil lides como ésta. Siempre nos hemos llevado cordialmente razonaba. Somos amigos. ¡Qué esperaban! Hoy, ustedes escucharán que algunos radicales protagonizaron in- cidentes en algún lugar de la noche. Los ultras son la excepción que confirma la regla. Veintidós detenidos La Policía de Seguridad Pública detuvo a 22 hinchas cerca del estadio da Luz. Fueron arrestados por posesión de armas blancas o bengalas, según declaró un portavoz de la PSP, que precisó que se trata tan solo de un balance aún provisional. Una pareja de ambos equipos se besa en la fan zone madridista EFE Un seguidor de cada equipo con la bandera española como nexo EFE