Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA DOMINGO, 25 DE MAYO DE 2014 abc. es españa ABC Fernández de Kirchner, junto a Rajoy en uno de sus últimos encuentros, en 2007 en la Embajada argentina en España FRANCISCO SECO Kirchner busca la reconciliación con Rajoy tras el fin de la crisis de Repsol La presidenta argentina enviará a su canciller a España con una invitación para que el jefe del Ejecutivo se desplace en julio a Buenos Aires LUIS AYLLÓN MADRID C ristina Fernández de Kirchner quiere que Mariano Rajoy aproveche su previsible asistencia a algún partido de la selección española en el Mundial de fútbol de Brasil para dar un salto a Argentina. Por eso, cuando en el mes de junio el canciller argentino, Héctor Timerman, viaje España será portador de una invitación de su presidenta para que el jefe del Ejecutivo la visite en la Casa Rosada, con el fin de reconducir las relaciones entre los dos países. La presidenta argentina considera llegado el momento de la reconcilia- ción, una vez que el contencioso abierto hace dos años con la expropiación del 51 por ciento de las acciones de Repsol en YPF se ha resuelto mediante un acuerdo suscrito el pasado mes de febrero. Por él, la petrolera española ha recibido más de 6.000 millones de dólares en bonos del país como compensación por la expropiación y hace escasas fechas ha abandonado totalmente su presencia en Argentina. Inversiones españolas Fernández de Kirchner es consciente de que la inseguridad jurídica creada por aquella decisión contribuyó a retraer a las empresas españolas a la hora de acudir a Argentina. Pese a la sensible caída experimentada en los últimos años, España sigue siendo el segundo gran inversor en el país, tras Estados Unidos, y sus inversiones directas se acercan a los 30.000 millones de euros. Allí están radicadas unas 180 empresas españolas, incluidas las principales compañías, como Telefónica, BBVA, Santander, Gas Natural, Indra o Abertis, entre otras. La presidenta ha comenzado una cadena de gestos de buena voluntad hacia España, después de una época en que las relaciones se enfriaron sensiblemente y en la que los contactos de alto nivel fueron casi nulos e incluso evitados por Rajoy y Kirchner cuando ambos coincidieron en algún evento multilateral. Entre esos momentos se pueden citar la ausencia de la mandataria argentina de la Cumbre Iberoamericana celebrada en Cádiz en noviembre de 2012 o la falta de contacto con Rajoy cuando participaban en Nueva York en la Asamblea General de la ONU. Tampoco cuando el jefe del Ejecutivo español estuvo en septiembre de 2013 en Buenos Aires, para apoyar la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2020, hubo intento alguno de entrevista entre ambos. En los últimos meses, sin embargo, las cosas parecen haber cambiado. El embajador español, Estanislao de Grandes, que se incorporó al cargo a comienzos de año, ha sido recibido ya en varias ocasiones por el canciller Timerman y por miembros del gabinete de la presidenta. Esta también conversó por teléfono con Rajoy cuando en noviembre se llegó a un entendimiento para resolver el contencioso con Repsol y expresamente le agradeció las gestiones realizadas por él y por el ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria. Fuentes diplomáticas consultadas por ABC señalaron que, por parte española, hay también un deseo de dar por finalizada una situación anómala vivida durante los dos últimos años con un país como Argentina, con el que existen numerosos vínculos históricos, culturales y humanos, además de los económicos. Más de 400.000 españoles residen actualmente en Argentina, aunque muchos nacieron en ese país y tienen la doble nacionalidad. En cualquier caso, España siempre