Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 PRIMER PLANO DOMINGO, 25 DE MAYO DE 2014 abc. es ABC UNA CAMPAÑA QUE DEJÓ Rajoy se juega el aval a sus reformas, y Rubalcaba su supervivencia en el PSOE En el PP admiten que bajarán, pero el PSOE más. Los optimistas hablan de 20 contra 16 MAYTE ALCARAZ MADRID Resultados de las elecciones europeas en 2009 Número de escaños. (Entre paréntesis, porcentaje de voto) PSOE PP 23 (38,8) Total escaños IU 2 (3,7) UPyD Ú 24 (42,1) 54 ltimas horas de campaña. Rajoy está empeñado en arropar a Miguel su amigo, hasta el final. El cabeza de lista popular a las europeas le enseña al presidente una foto en su móvil donde todos están cinco años más jóvenes. Todos son el propio presidente, sin corbata y con un jersey verde, Soraya Sáenz de Santamaría, Gallardón, Manuel Cobo y el propio Arias Cañete. Todos, reunidos en el despacho de Rajoy en la anterior noche electoral europea. Hay tranquilidad. En la foto, claro. Zapatero empieza el declive y están a punto de celebrar que ganan, por poco, al PSOE. Un lustro después, la situación es más tensa: el PP se duele de una pesadilla de campaña polarizada por algo tan europeo como el machismo de su candidato, deducido de una entrevista televisiva. Los tracking (sondeo) de Génova el PSOE dice que no los ha hecho por falta de fondos alertan sobre un leve movimiento de votos coincidiendo con el fin de semana de pasión tras las palabras desafortunadas del aspirante, admitidas cuatro interminables días después. Según ese muestreo de urgencia, el PSOE araña el apoyo de los electores más centristas. Pero Rajoy y Miguel Arias se sienten más tranquilos cuando se les informa de que el sorpasso es solo momentáneo. Tras el reconocimiento público del error en la cadena COPE, las cosas cambian. Por eso, el postulante a comisario bromea: Juego como Nadal. Cada bola. Y la última la voy a ganar Rajoy, junto con sus dos gurús, Arriola y José Ignacio Wert, respira. No son los únicos: la última cata electoral interna (de la noche del jueves 22 al viernes 23) marca, sobre 1.300 entrevistas, que la participación sube al 43,6 un punto y tres décimas menos que en 2009. Aunque suene cínico, a los dos grandes les favorece una escasa movilización. Y el sondeo revela que el PP baja, pero el PSOE más. Y con él, el suflé del machismo. Estaremos entre tres y cuatro pun- 1 (2,9) 3 (5,1) 1 (2,5) Coalición por Europa (CiU- PNV- CC) Europa de los Pueblos (ERC- BNG- Aralar- Los Verdes) ABC Evolución de la participación Participación (voto válido, nulo y en blanco) Abstención 31,5 45,3 40,9 37,0 54,9 55,1 68,5 %54,7 %59,1 63,0 %45,1 %44,9 1987 1989 1994 1999 2004 2009 Veinte mil kilómetros y dos coches rotos Merkel lo ha advertido: la Unión Europea reúne hoy al 7,5 de la población mundial y el 50 del gasto social, y atesora el 25 del PIB. En 2040 las cifras encogerán: la demografía tan solo nos permitirá tener un 5 de la población mundial y presumir del 15 del PIB, y quién sabe qué gasto social nos podremos permitir con una población activa liliputiense, con permiso de Gulliver, y un coste social en pensiones inasumible. Esa es la gran incógnita sobre la que los ciudadanos comunitarios tendrán que pronunciarse hoy. O callar para siempre si la alta abstención es la respuesta. Sin embargo, en un auténtico déjà vu España ha estado a otra cosa. Como cuando en 1999 la campaña se centró en Loyola de Palacio y la trama del lino. No obstante, lo que todos los candidatos españoles han padecido es, en mayor o menor medida, la desafección de los ciudadanos. Algunos mítines han tenido que suspenderse porque los asistentes cabían en un taxi, confiesan sus organizadores. Y otros, como Arias Cañete, han recorrido 20.000 kilómetros y roto dos coches, según confiesa. Si ha merecido o no la pena, hoy se sabrá. tos por encima, 20 contra 16 declara a ABC un optimista cargo de Génova. Un compañero suyo habla, sin embargo, de empate técnico. También en el PSOE, donde no se arroja la toalla. Y la gran pregunta: ¿será Arias Cañete comisario si gana Rajoy? Todos lo dan por hecho porque los que deciden a quién votar para integrar el Gobierno europeo no son Valenciano, ni Rubalcaba, ni Schulz ni siquiera Valls; serán Merkel, Hollande, Cameron o Renzi. Y ahí los movimientos tactistas de la campaña made in Spain importan bien poco. No obstante, Arias Cañete dice estar tranquilo: Si no soy yo será otro, pero alguien del PP. No del PSOE Hace 915 días que los españoles no hablan en las urnas. Han roto el silencio el CIS, la prensa, las encuestas de los partidos y hasta el ruido televisivo y el de la calle. Todos menos los que tienen la voz y el voto: los electores. Hoy eso acabará. Europa pasará el platillo, pero quienes se repartirán el botín (o las miserias) serán los líderes nacionales de cada uno de los 28 países miembros de la UE. Los calendarios domésticos ya pasaron factura a algunos presidentes tras la recesión. Los más pintones, Sarkozy, Berlusconi y Gordon Brown. La lista llega hasta 19. Con una cuota española apellidada Rodríguez Zapatero. Pero hoy Europa unifica en la agenda el día del premio y el castigo. Aunque de lo que se trata es, en el caso doméstico, de elegir a 54 europarlamentarios, en La Moncloa y en Ferraz no niegan que estamos ante un banco de pruebas para saber si los que tomaron el timón el 20 de noviembre de 2011 con el barco a pique han cumplido. Y, también, si los que lo perdieron seguirán a la sombra, fría sombra, política. Rubalcaba se la juega Eso sí, pase lo que pase hoy, Rajoy seguirá sentado mañana en el despacho del presidente más poderoso de nuestra democracia desde 1982. Justo el respaldo que le entregaron 10.830.693 españoles en ese desapacible invierno de hace tres años. Si el resultado de esta noche es catastrófico, un Rajoy diezmado de fuerzas y argumentos acusará el golpe moral, pero gestionará España hasta el fin de la legislatura. Y luego se verán las consecuencias: la más inmediata, una crisis de Gobierno profunda que sirva como revulsivo en la recta final de la legislatura, confiesa un ministro a ABC. Rubalcaba, no. Al líder socialista solo un guarismo positivo le salvará del colapso inmediato. Si la mayor parte de los son-