Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 OPINIÓN DOMINGO, 25 DE MAYO DE 2014 abc. es opinion ABC A LOS CUATRO VIENTOS Relaciones con España DIARIO DE UN OPTIMISTA Cristina Fernández pide árnica Cerrado el contencioso con Repsol, Argentina trata de pasar página y aproximarse a España. La petición de Cristina Fernández de Kirchner para que Mariano Rajoy aproveche su viaje a Brasil y recale en Buenos Aires es una señal inequívoca del giro diplomático de la Casa Rosada. Marcado por los desplantes a España y sus instituciones algunos personales, a menudo intolerables el mandato de la presidenta argentina se agota, pero el peronismo trata de estrechar lazos con un socio histórico, pero al que ha maltratado en beneficio propio. Ahora, nunca es tarde, interesa llevarse bien. EUROPA ANTE SU DECADENCIA POR GUY SORMAN Algunos países se han embarcado en una cuarta revolución del Estado, aún experimental, y están mejorando la productividad de los servicios públicos E Elecciones en Ucrania Solo las urnas pueden legitimar el cambio Un colegio electoral de Kiev REUTERS UROPA está en decadencia. Aquí y allí quedan enclaves de prosperidad relativa, en Alemania, en Suiza, pero son islotes perdidos en un conjunto que tiende al declive. Las estadísticas dan el pego porque las tasas de crecimiento globales que muestran no tienen en cuenta la demografía. Pensar en cada país por separado ya no tiene sentido, dado lo entrelazadas que están las economías; la crisis de las finanzas públicas del sur les ha dado una alegría a los bancos del norte. Los europeos, aunque sean poco conscientes de ello, son más interdependientes que nunca. Resulta superficial acusar a este o aquel gobierno de ser la única causa del declive nacional. Algunos fueron y siguen siendo peores gestores que otros, pero las diferencias de gestión no explican por sí solas el hundimiento del continente. La decadencia no se mide fácilmente: haría falta un índice sintético que englobase, además del estancamiento, el descenso de la innovación y el desánimo de los ciudadanos. El declive se caracteriza por ser tan lento e imperceptible que no lo percibimos unánimemente hasta que llegamos al final de la pendiente. Los romanos no tomaron conciencia de su decadencia hasta después de la desaparición de su imperio. Descubrir las causas del declive de Europa es tan difícil como entender las de la decadencia del Imperio Romano. El experto en la materia Edward Gibbon lo atribuía por motivos más personales que históricos al trabajo de zapa de la nueva Iglesia cristiana: esta había destruido el imperio. En nuestra época, en vez de discutir el carácter perjudicial o salvador del euro o de los déficits, ¿podríamos aislar una causa principal de la decadencia europea que se imponga sobre los motivos secundarios? Dos periodistas del semanario británico The Economist, John Micklethwait y Adrian Wooldridge, nos proponen una explicación y también una solución para detener este declive. Ellos opinan (The Fourth Revolution, Penguin Press) que, desde sus orígenes hasta nuestros días, Europa ha pasado por tres revoluciones positivas, pero que está a punto de fracasar en la cuarta. La primera revolución condujo a la constitución de los estados nacionales- naciones que resolvieron el problema de la seguridad; los estados sustituyeron la guerra civil por una relativa paz nacional, dentro de unas fronteras reconocidas. La segunda revolución, que empezó en el siglo XVIII, sentó las bases de la libertad, relativa, de unos ciudadanos que dejaron de ser súbditos y pasaron a tener derechos. La tercera revolución, a principios del siglo XX, instauró una solidaridad relativa entre los ciudadanos. Ahora nos encontramos en los albores de una cuarta revolución, aún en fase inicial, que supondrá la modernización del Estado. Estos dos autores nos recuerdan que, desde la década de 1970, los pensadores liberales han llamado la atención sobre el agotamiento del estado- providen- En buena parte de las regiones de Donetsk y Lugansk controladas por milicianos prorrusos ni siquiera se podrán celebrar, pero las elecciones presidenciales de Ucrania constituyen hoy la única vía para legitimar la revolución que surgió en la plaza del Maidan. Tras empezar la casa por el tejado y poner en jaque la estabilidad de Europa, los ucranianos tienen la oportunidad de lanzar un mensaje, ahora incuestionable, sobre su voluntad de aproximarse a Europa. La democracia, y no una simple revuelta callejera, tiene unas reglas que obligan a todos. Incluso a Moscú. ABC Y SUS LECTORES Referentes españoles En una semana copada por las informaciones y opiniones generadas por las elecciones europeas y la final de Lisboa, el lector ha encontrado alternativas en las páginas de ABC para reflexionar sobre asuntos ajenos a esta agenda. No deja de ser un atrevimiento reconoce GERARDO TORRES intentar poner un pero a la Tercera del pasado lunes, firmada por Pedro GonzálezTrevijano. Creyendo firmemente en la necesidad de referentes en toda vida humana mínimamente preocupada por no errar en exceso, hoy en España, y pensando en el compromiso social de nuestros jóvenes y no tanto creo que deben sobrar buenos referentes Misión de paz en África en hechos y dichos entre nuestros mejores hombres del ayer, hoy y siempre, sin necesidad de buscarlos en políticos, pensadores o filósofos ingleses, americanos, franceses o hindúes Los mejores españoles concluye nuestro suscriptor pueden y deben ser referentes de conducta para nuestros compatriotas, jóvenes y menos jóvenes Una batalla contra el odio Estamos preparados y adiestrados para el peor de los escenarios asegura en páginas de España el jefe de las unidades operativas que, desde su base en Alicante, hoy se trasladan a la República Centroafricana para ponerse al frente de la nueva misión de paz de la Unión Europea. La violenta irrupción del fundamentalismo islámico en el corazón de África representa una amenaza que supera los límites geográficos del continente negro, azotado y desangrado por un radicalismo que no sabe de fronteras y cuyo objetivo último no es otro que Occidente. Sobre el terreno También ha habido estos días espacio en ABC para reflejar dramas como el sufrido en los Balcanes, región azotada por unas lluvias que han desembocado en muerte y desolación. Me gustaría manifestar mi gratitud a ABC escribía MIGUEL JARAMILLO hace ahora una semana por ser el único medio, entre todos los medios españoles importantes en la red, que ha hecho mención a las inundaciones sufridas en Serbia, Bosnia y Herzegovina. Gracias a ustedes la información ha dejado de ser invisible, como algunos medios internacionales se esfuerzan por mantener. En segundo lugar, me gustaría manifestar mi descontento al leer el artículo titulado Las peores inundaciones del último siglo dejan veinte muertos Me gustaría decirles que esta información ni siquiera se acerca la realidad. Soy español y resido en Belgrado, y les puedo decir de primera mano cuál es la información real sobre el desbordamiento del río Sava y las consecuencias que esto trae para la región de Serbia, ya que del resto de lugares mi falta de información me impide tener una opinión contrastada. Solo en la ciudad de Obrenovac, cerca de Belgrado, 50.000 personas se han quedado sin hogar, y la ciudad