Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA MARTES, 13 DE MAYO DE 2014 abc. es economia ABC Razones por las que España crecerá más que sus socios europeos Los expertos coinciden en que las intensas reformas aplicadas nos dan ventaja competitiva REGINA R. WEBB MADRID Crecimiento económico en la zona euro en 2015 Variación anual del PIB en Letonia Eslovaquia Estonia 4,1 3,1 3,0 3,0 2,9 2,7 2,3 2,1 2,0 1,8 1,7 1,6 1,5 1,5 1,4 1,4 1,2 1,0 0,9 ABC 3 Ajustes fiscales más intensos Bruselas cree que la economía española crecerá en 2015 un 2,1 muy por encima del promedio de la zona euro (1,7 y de lo que avanzarán nuestros principales vecinos: medio punto más que Francia (1,5 una décima más que Alemania (2 y casi un punto por encima de Italia (1,2 Hemos preguntado a los analistas el porqué de este crecimiento diferencial para España. La mayoría coinciden en que la principal razón es que, aunque quedan cosas por hacer, nuestro país ha hecho razonablemente bien los deberes. Ayer, por ejemplo, en una entrevista publicada en el diario francés Les Echos el inversor norteamericano George Soros aseguraba que Francia se ha quedado atrás respecto a España por la falta de coraje político. cipales bazas con las que juega España. Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, explica a ABC que en un entorno de recesión, las empresas españolas han aumentado sus exportaciones un 12 desde el primer trimestre de 2012 hasta el último de 2013, frente a un aumento del 3,5 en el resto de la Unión Europea Este dinamismo exportador ha sido posible gracias a las ganancias de competitividad de la economía. Para el presidente del Colegio de Economistas de Madrid, Juan Iranzo, nuestro crecimiento se basa en las exportaciones debido a su alta elasticidad. Además, el empuje del producto nacional al exterior no solo se traduce en más crecimiento, sino también en generación de empleo. Irlanda Grecia Luxemburgo Malta España Alemania Austria Zona euro Bélgica Francia Portugal Holanda Eslovenia Italia Finlandia Chipre FUENTE: Comisión Europea Cardoso e Iranzo coinciden en que la mayor parte del proceso de consolidación fiscal se ha dejado atrás. BBVA Research calcula que para reducir el déficit público desde el 9,1 en 2011 al 6,6 del PIB al final de 2013 el Gobierno tuvo que implantar medidas por entre 7 y 8 puntos del PIB. El ajuste que queda, para dejar el déficit en el 4,2 en 2015, es muy inferior al realizado, sobre todo teniendo en cuenta que estamos en una etapa de recuperación. Otros países, como Francia, sin embargo, todavía tienen que afrontar el grueso de los recortes, lo que se traducirá en un menor crecimiento. 4 Menos costes de financiación 2 Reformas más intensas que en otros países En 2012, el interés que el Tesoro llegó a pagar por colocar la deuda española superó el 7 El pasado jueves el bono a diez años marcó un mínimo histórico del 2,878 El interés exigido a nuestra deuda es el reflejo de cómo se ve nuestro país explica Javier Urones, analista de XTB. En el mercado bursátil, la reputación lo es todo y España ya no es la imagen de un país frágil expuesto a cualquier chispa alarmante Poco a poco parece que estamos saliendo de la crisis resalta. 1 Auge de la exportación pese al entorno recesivo Las exportaciones son una de las prin- Los expertos destacan además como ventaja competitiva que el proceso de reformas ha sido más intenso que en otros países vecinos. Ejemplo de ello es la reforma laboral. Según BBVA Research, la moderación salarial de 2012 ha salvado alrededor de 220.000 empleos. De haberse puesto en marcha la reforma en 2009, al inicio de la crisis, habría un millón de parados menos. 5 El turismo, fortaleza y oportunidad Para Juan Iranzo, el turismo es una de las fortalezas que España debe explotar. Y tiene muy clara la nacionalidad del objetivo: China, ya que son estos turistas los que mayor nivel de gasto realizan. A su juicio, la oferta turística de España se debería exportar con mayor empuje al exterior. JUAN VELARDE CUANDO LOS MANIFESTANTES DEL 1 DE MAYO LLEGAN AL PODER Desastres económicos y una forzosa y lenta recuperación son la herencia que ha dejado el Gobierno socialista da en la World Bank Economic Review 1996, págs. 565- 591, así como sus derivaciones del World Institute for Developmet Economic Research de las Naciones Unidas en la Universidad de Helsinki. Pero no le convencen los datos y ofrece dos pruebas. Que los países escandinavos aparecen situados en la mitad de la clasificación de la desigualdad entre los de la OCDE, a pesar de su tamaño pequeño, con poblaciones homogéneas, alta cobertura sindical, prácticas de contratación salarial unificadas y prolongadas tradiciones de socialdemocracia igualitaria; y en cambio España aparece como un país con una baja desigualdad a pesar de su relativamente tardía emergencia del fascismo (traduzco exactamente con permiso de un excelente trabajo de Juan J. Linz) y del relativamente empobrecido país básico, mientras que Francia aparece en la cúspide de los cuadros J ames K. Galbraith, después de un trabajo con multitud de colaboradores y varios años de investigación dentro del denominado University of Texas Inequality Project, publicó el libro Inequality and Instability. A Study of the World Economy just before the Great Crisis (Oxford University Press, New York, 2012) donde plantea el tema de la distribución de una serie de magnitudes macroeconómicas para comprender la desigualdad existente en el interior de multitud de naciones. Pero tiene que partir de la investigación inicial de Klaus Dlininger y Lyn Squire, A New Data Set Measuring Income Inequality publica- de las estadísticas de la desigualdad (pág. 21) El gráfico 2.1 coloca a España, según esta investigación de Reininger y Squire, en el grupo de Gran Bretaña, Bélgica, Luxemburgo, Holanda y Finlandia. Completa esta crítica en el gráfico 2.2 y su glosa (pág. 27) Más adelante vuelve sobre la excepción de España a causa del desempleo y los contrastes que ofrece con otros países de la UE (págs. 174- 177) Pero, además, plantea como cuestión básica que hay una relación sistemática entre desigualdad y paro en los mercados laborales de todo el mundo (y especialmente en Europa) pero eso no se deriva de la afirmada flexibilidad del mercado del trabajo que ha sido proclamada con pasión durante muchos años, cuestión que únicamente pone en duda para el caso de España en la pág. 182. En resumen, merece la pena un examen crítico de la información estadística que presenta Galbraith, incluyendo el examen regional europeo de las págs. 185- 189. En general todo este libro es muy polémico. Estas son las tareas que deberían corresponder a nuestro Consejo Económico y Social, y no lo que, al menos por ahora, nos ha suministrado. No vendría mal que, por ejemplo, tuviese en cuenta lo que señala en el capítulo 5, págs. 175- 291 el ya veterano libro de Ángel Al- calde Inchausti, Estadística aplicada a las Ciencias Sociales (Pirámide, 1976) más los complementos que debemos a Julio Alcalde Inchausti. Por otro lado, un buen estadístico me pareció excelente su tesis doctoral en Ciencias Económicas sobre demografía Joaquín Leguina, en su reciente libro Historia de un despropósito. Zapatero, el gran organizador de derrotas (Temas de Hoy, 2014) señala en las págs. 226- 227: La realidad española es, en verdad, muy elocuente: la renta per cápita se situaba en el verano de 2013 en niveles de 2002. Según Eurostat, España era en 2013 el país más desigual de la Unión Europea, junto a Portugal, Bulgaria y Letonia. La caída en los niveles de bienestar ha sido más intensa que en la mayoría de los países europeos, la pobreza se ha hecho simultáneamente más extensa (afecta a más gente) y más intensa (y más profunda) Las expectativas sociales de mucha gente se han derrumbado... y la devaluación interna obtenida a base de bajar los salarios y la caída del empleo son difícilmente asumibles Cuando los manifestantes del 1 de mayo alcanzan el poder en España, ¡qué desastres económicos han dejado como herencia, o lo que es igual, una forzosa y lenta recuperación!