Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 PRIMER PLANO MARTES, 13 DE MAYO DE 2014 abc. es ABC Asesinada la presidenta de La Policía detiene a una empleada despedida de la institución y a su madre, ambas militantes del PP, y apunta a una venganza laboral ROSA ÁLVAREZ LEÓN abía acudido a su casa para cambiarse de ropa tras salir a las cuatro y media de la tarde del restaurante del hotel Conde Luna. A las ocho tenía una de esas citas que le gustaban y que procuraba no perderse. Mujer de partido, respondía siempre a la llamada nacional y las campañas eran uno de esos ambientes en los que la veterana política se movía con soltura. Pero ya nunca llegará a esa cita en Valladolid con Mariano Rajoy y Juan Vicente Herrera, los presidente de su formación, sus presidentes. Su vida se apagó encima de una pasarela sobre el Bernesga. En torno a las cinco y media de la tarde la esperaban en la sede del PP ubicada en el número 25 del Paseo de Salamanca y ella cruzaba la pasarela de San Marcos que une su vivienda con la sede del partido para subirse al coche oficial y viajar a Valladolid. Pero nunca llegó porque alguien, conocedor de sus hábitos, esperaba su paso. Isabel Carrasco, presidenta del Partido Popular de León y de la Diputación de León, estaba a mitad del camino cuando recibió el impacto de varios disparos, al menos uno en la espalda y otro en la cabeza. Se encontraron cuatro casquillos del calibre 22. Su muerte fue casi instantánea. La casualidad se alió con los planes de su presunta asesina. Y es que pocas veces Carrasco caminaba en solitario, pero esta vez lo hizo para ir a su domicilio para prepararse para el acto central de una campaña que ha sufrido de lleno el impacto del crimen. H La actuación policial fue inmediata. Minutos más tarde se establecía un dispositivo que finalizaría con la detención de una madre y de su hija: María Montserrat González Fernández y Montserrat Triana Martínez González, de 55 y 35 años, como presuntas autoras de la muerte de Isabel Carrasco (nacida en Campo y Santibáñez, León, 1955) La joven detenida, Montserrat Triana Martínez, es ingeniera de Telecomunicaciones y trabajó en la Diputación de León entre enero de 2007 y mayo de 2011, cuando fue despedida. Además, las detenidas son la mujer y la hija del inspector jefe de la Policía Nacional de Astorga, Pablo Antonio Martínez García. Arma sin localizar Las primeras investigaciones no han logrado, de momento, localizar el arma homicida, ni tampoco se ha determinado con exactitud cuál de las dos mujeres fue la autora material de los disparos, según comunicó el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano. Sin embargo, fuentes policiales señalaron a ABC que la mayor parte de las hipótesis respecto a la autoría material del crimen recaen en la madre. El arma utilizada en el asesinato no fue, al parecer, la reglamentaria del padre y marido de las detenidas, según comunicó el inspector a sus mandos, a los que confirmó que ese arma obraba en su poder. Además, Martínez García también aseguró que no posee otra pistola. Hoy se procederá a buscar el arma homicida en el el cauce del río Bernesga. Más allá del despido, que tuvo lugar Rematada en el suelo Varios testigos escucharon el estruendo de los tiros, al parecer cinco. Los presentes aseguraron que del lugar huyó una mujer a toda velocidad, con el rostro oculto y vestida de rojo y que, al parecer, subió a un Mercedes gris descapotable que la esperaba junto al puente, en el Paseo de la Condesa de Sagasta. Los primeros indicios apuntan a que fue un policía jubilado el que presenció el tiroteo e identificó a las mujeres. Un testigo aseguró que Isabel Carrasco fue rematada en el suelo. Una de las primeras personas en llegar fue Marcos Martínez, vicepresidente de la Diputación. Él pudo ver como el cuerpo de su presidenta presentaba al menos dos impactos de bala. Presuntas asesinas Son esposa e hija del inspector jefe de la Policía Nacional de Astorga. La hija trabajó hasta hace tres años en la Diputación Investigaciones No está confirmado el autor de los disparos, pero las primeras hipótesis apuntan a la madre Preparada para un mitin Carrasco estaba sola. Había ido a cambiarse a casa para ir al mitin de Mariano Rajoy en Valladolid en 2011, todo apunta a que la joven, afiliada, como la madre, al Partido Popular, arrastraba problemas de tipo legal y personal con la presidenta de la Diputación. Las mujeres fueron detenidas en su vehículo más tarde en la calle Gran Vía de San Marcos, a escasa distancia del lugar del crimen. La hija fue candidata por el PP al Ayuntamiento de Astorga en las municipales del 2007. Llevaba el número siete, aunque no logró el acta de concejal. El intendente jefe de la Policía Local y un comisario del Cuerpo Nacional de Policía fueron los encargados de coordinar las labores de investigación en la zona. Al parecer, las detenidas, que fueron trasladadas a las dependencias policiales, se negaron en un primer momento a hacer cualquier manifestación sobre lo ocurrido y los motivos que las llevaron a cometer presuntamente el asesinato. Momentos después de la muerte, el Paseo de la Condesa y el Paseo de Salamanca se llenaron de centenares de personas alertadas por la fuerte presencia policial. El alcalde de León, Emilio Gutiérrez, no pudo ocultar su tristeza. Cabizbajo y con lágrimas en sus ojos, acudió al lugar de los hechos momentos después de lo ocurrido. Sobre el suelo contemplaba incrédulo el cuerpo sin vida de su compañera de partido y concejala en el ayuntamiento, inseparables en numerosos actos desde que Gutiérrez logró contra todo pronóstico en 2011 devolver al Partido Popular la Alcaldía de la capital del Bernesga. Varios miembros del partido, concejales, representantes sindicales y el rector de la Universidad de León,