Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 9 DE MAYO DE 2014 abc. es madrid MADRID 103 Tragedia en una granja- escuela Los monitores dieron su medicación al niño fallecido al verle enfermar Sufrió un shock anafiláctico. Tenía intolerancia a la proteína de la leche, al pelo de gato y asma M. J. ÁLVAREZ MADRI D El pequeño de 6 años que murió la noche del miércoles al sufrir un shock anafiláctico tenía intolerancia a la proteína de la leche, al pelo de gato y, además, padecía asma. Llevaba en la granja escuela El Acebo, situada en Villanueva de Perales, desde el lunes e iba a permanecer allí hasta hoy. El menor se encontraba en perfecto estado, hasta que comenzó a comer el yogur de soja que le pusieron de postre en la cena, según ha podido saber ABC. No llegó a tomar ni la mitad. Se quejó, empezó a respirar con dificultad y vomitó. Los monitores, conocedores de su sintomatología por la madre del menor, que les entregó toda la medicación, le inyectaron adrenalina y le in- dicaron que iban a trasladar a su hijo al Hospital Rey Juan Carlos, de Móstoles, para quedarse más tranquilos. A los 15 o 20 minutos del trayecto, empeoró, según las mismas fuentes. Con el menor iban dos profesores del colegio La Salle Maravillas, de donde procedía el grupo de cien escolares de la granja, y dos responsables de esta, que pararon el coche en la cuneta y avisaron al 112. El niño entró en parada y le practicaron las maniobras de reanimación cardiopulmonar, durante 20 minutos. Les ayudaron dos motoristas de paisano de la Policía Nacional y una enfermera que pasaban por el lugar. Luego llegó el Summa, que logró estabilizarle tras continuar con los auxilios otros 50 minutos. No obstante, el pequeño falleció a los cinco minutos de ingresar en el hospital. Sufrió un shock anafiláctico (una reacción alérgica mortal) atribuido, según los primeros indicios, al yogur que tomó, que contenía trazas de proteína de leche. Ello le provocó el cierre de las vías respiratorias, según explicaron fuentes de la investigación en base al informe preliminar de la autopsia. La Guardia Civil se llevó el yo- No existen protocolos de actuación Casos como el del niño alérgico fallecido pueden ser evitables según la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (Seicap) Los niños diagnosticados con alergias alimentarias graves deben llevar siempre dos auto- inyectores de adrenalina En España, a diferencia de lo que ocurre en otros países, no existen protocolos de actuación nacionales sobre el tratamiento de las reacciones alérgicas graves para profesionales no médicos en contacto con los niños. Solo lo tiene en Galicia, desde 2007, a raíz del fallecimiento de un niño alérgico. En Baleares entrará en vigor el próximo curso. gur, junto a otras muestras de alimentos, así como el vómito, para analizarlos. Una vez que se estudien se podrá determinar con exactitud la causa del óbito. Se investiga también si el pequeño pudo tomar comida de otro compañero por un despiste. Los niños con alguna intolerancia alimenticia están en mesas separadas del resto y tienen una vajilla de diferente color. Cada uno tiene marcado su sitio para que no haya el menor error y, además, están sentados igual que en su colegio, explicaron otras fuentes: Es improbable que se levanten y coja alimentos de otros niños Medicamento para el asma Antes de la cena, el fallecido dio muestras de fatiga después de haber estado correteando por la granja (en la que no hay gatos) Tras llamar a la madre, le suministraron con un inhalador un medicamento para el asma. El director del colegio en el que estudiaba el niño indicó que los protocolos han funcionado, a pesar del fatal desenlace Lamentó el suceso y aseguró que el colegio está muy cerca de la familia afectada. El centro y los padres han decidido continuar en la granja hasta hoy, para no interrumpir la normalidad de los menores. Ya han organizado un plan de acogida para cuando los niños vuelvan a sus casas, para ayudarles a asumir este hecho según recoge Efe.