Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 9 DE MAYO DE 2014 abc. es ABCdelOCIO 87 Se imponen los platos foráneos en locales informales G ourmet Direcciones StreetXo. Gourmet Experience. El Corte Inglés. Plaza de Callao. Madrid Nakeima. Meléndez Valdés, 54. Madrid Soy Kitchen. Plaza de los Mostenses, 4. 91 548 88 79. Madrid Yoka Loka. Mercado de Antón Martín. Santa Isabel, 5. 610 60 27 22. Madrid Taquería Mi Ciudad. Fuentes, 11. 608 62 10 96. Madrid Street Food Madrid. www. streetfoodmadrid. com Eat Street Barcelona. http: bcnmes. com eatstreet StreetXo Paradigma del estilo que triunfa Mi Ciudad Tacos a pie de barra Comida callejera Otra forma de comer CARLOS MARIBONA S e conoce como cocina callejera o cocina urbana. Comer en la calle es algo habitual en México, o en Tailandia, donde proliferan los pequeños puestos de cocina popular. Incluso en grandes ciudades como Nueva York o Londres los llamados food trucks camiones de comida rápida con cierta calidad, se desplazan hasta las zonas de oficinas para ofrecer sus productos a los que no tienen tiempo para comer o quieren hacerlo de una manera más económica. Incluso el cocinero español José Andrés, que triunfa en EE. UU. tiene una empresa dedicada a este tipo de negocio. Se asocia este concepto de cocina callejera al de comer de pie. En España se empieza a poner de moda. Sin embargo, los que la jalean se olvidan de que aquí existe desde siempre esa cocina urbana. No en la calle, porque hay fuertes restricciones legales para la venta ambulante, pero sí en locales cerrados en los que, sin embargo, comemos de pie, junto a una barra. ¿Qué otra cosa son las tapas, tan arraigadas en nuestra tradición? ¿No es cocina callejera comerse un bocadillo de calamares en la barra de un bar popular? Por tanto, el concepto de cocina callejera en España se ciñe más a establecimientos que elaboran platos foráneos, especialmente orientales. En ese modelo se mueve, por ejemplo, el que está considerado mejor representante de ese estilo: StreetXo. Curiosamente, cocina callejera en la última planta de El Corte Inglés de Callao. Bastante lejos de la calle. Sin embargo, el hecho de comer de pie en una barra y el tipo de platos diseñados por David Muñoz, el tres estrellas Michelin madrileño, en la línea de los que se sirven en los mercadillos tailandeses y de otros países asiáticos, lo convierten en el abanderado de este tipo de cocina rápida e informal. Su chilli crab, al estilo de los que se preparan en Singapur, ha sido un auténtico referente, lo mismo que los dumpling de gambas o de cerdo, el ramen, el pollo a la brasa marinado en chiles, las albóndigas de vaca vieja... Estilo oriental cargado de guiños al recetario y al producto español, como las cocochas a la brasa, el cocido Hong- Kong Madrid o su atrevida versión del bocadillo de calamares. Tanto es su éxito que resulta casi imposible encontrar sitio en la barra a la hora de comer o cenar, e incluso en breve se abrirá un StreetXo en Londres. Al hilo de StreetXo surgieron otras Nakeima Versión asiática iniciativas como Nakeima, también en Madrid. Dos jóvenes cocineros que trabajaron junto a David Muñoz abrieron este modestísimo local para ofrecer su versión de esta cocina callejera asiática: dim sum de panceta y piel de cerdo con cebolla al vapor o el bunwich sándwich de pan dulce con hamburguesa de chorizo criollo, huevo de codorniz y ensalada de col china... En la puerta se forman largas colas antes de la apertura para poder coger sitio en la barra, ya que no reservan. Cocina callejera asiática también en los mercados madrileños. Triunfa en el de los Mostenses un sitio llamado Soy Kitchen, donde se ofrece una peculiar combinación de cocinas tailandesa, coreana, japonesa y china. Y en el de Antón Martín, Yoka Loka, con su barra de sushi. Pero no todo es cocina oriental. También podríamos incluir en la categoría de cocina callejera las taquerías mexicanas, tan populares en su país de origen y que en España asoman tímidamente. La mejor de Madrid es Mi Ciudad, un modesto local al estilo de los que podemos encontrar en cualquier rincón de México, pensado únicamente para vender tacos o, lo que es lo mismo, tortillas de maíz rellenas de diferentes tipos de carnes, donde se puede comer por poco más de 10 euros. Dado que la legislación española prohíbe la venta ambulante de comida, salvo en casos muy concretos como mercadillos, ferias y festejos, están surgiendo movimientos reivindicativos para que se permita. Así, Street Food Madrid, una asociación que solicita un cambio en la normativa para posibilitar la venta de comida en la calle, como ocurre en otras ciudades como Londres o París, cumpliendo siempre las normas higiénicas y sanitarias. También el mes pasado se celebró en Barcelona el festival Eat Street para reivindicar este tipo de cocina ambulante en la Ciudad Condal.