Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 ABCdelOCIO VIERNES, 9 DE MAYO DE 2014 abc. es ABC C ine mente, sino fuertes de interpretar Interpretación en la que se volcó por completo: Tu trabajo consiste en conseguir que salte por los aires toda la timidez, atreverse, incluso hasta el ridículo. Afortunadamente la directora (Cécile Telerman) cortó cosas, pero yo llegué hasta muy lejos El clan familiar juega un papel crucial en la cinta. Una familia es complicada. En todas hay algo completamente burlesco. Situaciones cómicas y, al mismo tiempo, mucho dolor afirma Béart. La actriz cree que la película hace un retrato universal y justo En cada familia hay risas y lágrimas, fantasmas en el armario, amantes a veces, hay rupturas en las parejas Y la familia tiene mucho que decir en la historia de las hermanas Iris y Josephine, que salta del libro al cine tras convertirse en fenómeno editorial. Béart comparte créditos, aunque no minutos de pantalla, con el español Quim Gutiérrez, quien da vida a un extraño joven que inicia una relación con Jospehine. Luca es raro. Eso fue lo que me atrajo de él. Es inquietante, ambiguo, tierno a ratos, a veces hermético contaba el actor a este diario. Me atraen los personajes que me hagan trabajar. Intento no repetir fórmulas, porque si no, me aburro. Procuro escoger aquello que me resulte más retador Uno de esos retos era el francés, idioma en el que se rodó el filme tenía cierto dominio, pero descubrí que era menor de lo que pensaba El actor, que viene de filmar en Australia a las órdenes de Jim Loach, asegura sentirse igual de a gusto con personajes protagonistas y secundarios (como este) y rodando drama y comedia. He ido encontrando mi forma de sentirme cómodo LOS O JOS AMARILLOS DE LOS COCODRILOS Julie Depardieu y Emmanuelle Béart interpretan a dos hermanas que son dos polos opuestos Emmanuelle Béart En la vida hay superheroínas La actriz francesa es Iris en la adaptación de Los ojos amarillos de los cocodrilos PABLO PAZOS s más divertido hacer de mala. Es terrible pero es así Emmanuelle Béart disfrutó con su rol de Iris en Los ojos amarillos de los cocodrilos un personaje del que asegura que no tiene límites ni fronteras, es muy excesivo y atrevido La película adapta la novela de Katherine Pancol, que E vendió más de un millón de ejemplares con la historia de dos hermanas, la abatida Josephine y la impulsiva Iris, dos polos opuestos que acaban uniendo fuerzas en torno a un libro. En mi carrera he interpretado a muchas mujeres poco amables y muy criticables. Es una especie de fatalidad. Quizás envejeciendo empiecen a darme papeles más amables comenta la actriz francesa en conversación con ABC. A Béart no le sorprende que las mujeres lleven la voz cantante en este filme, frente a la sobreabundancia de películas copadas por protagonistas masculinos. Estamos en Europa. Sí, quizás en Hollywood los superhéroes son los hombres, pero sabemos que en la vida tenemos muchas superheroínas sentencia. Aunque matiza: los personajes de Iris y Josephine son más recias que ellas. Son personajes fuertes en su complejidad, no fuertes física- Dirección: Cécile Telerman. Intérpretes: Emmanuelle Béart, Julie Depardieu, Quim Gutiérrez. Serpiente de hielo ROMPENIEVES Adosados a muerte MALDITOS VECINOS Dirección: Bong Joon- ho. Intérpretes: Chris Evans, Tilda Swinton, Jamie Bell, John Hurt. ace tiempo que el coreano Bong Joon- ho no es ninguna sorpresa. En 2006 subvirtió el género de monstruos con The Host Justo cuando la preparaba, cayó en sus manos un cómic que da pie a esta pequeña joya en la que vuelve a retorcer géneros con la sabiduría de quien ha bebido mucho cine y con un sentido del humor malévolo. El chiste es dar el papel de héroe involuntario a Chris Evans, el Capitán América, taparlo hasta donde es posible y, justo ahí, encontrarle el carisma. La segunda broma, de tantas, es aplicar una receta parecida con Tilda Swinton, en un papel brutal, o el guiño divino Dirección: Nicholas Stoller. Intérpretes: S. Rogen, Z, Efron. H de Ed Harris, capaz de evocar al Christof de El show de Truman La historia avanza como un videojuego, en un tren que en lugar de vagones tiene pantallas y con una fuerza visual abrumadora. En un futuro cercano se podría decir que transcurre el día de mañana Joon- ho no se detiene ni para opinar sobre el cambio climático, que todo lo origina, pero nos hiela la sangre en su sucesión de hallazgos, que fuerzan al espectador a agarrarse para no salirse en alguna curva. F. MARÍN BELLÓN E sta película no pretende hacer otra caricatura de los riesgos de la vida suburbana. Su tema si la palabra no parece pretenciosa para una comedia gamberra, es la puesta en escena del peor drama que quepa concebir: Si este es, por defecto, un género juvenil, su anverso siniestro es el miedo a hacerse mayores (de envejecer, enfermar y morirse, ni hablamos) Rose Byrne y Seth Rogen escenifican esta tragedia desde la gloriosa escena inicial: una mezcla casera de cópula y lap dance ante la inocente mirada de su bebé que, por supuesto, surte el efecto contrario a la viagra, si me la pillan (la idea) Los vecinos de al lado, una ruidosa frater- nidad universitaria, les quitan el sueño pero no solo por el jaleo, sino porque sus fiestonas les recuerdan su incipiente condición de viejunos: la escena en la que primero intentan congraciarse con ellos a golpe de argot tope guay es hilarante. No es la única: una fiesta temática en torno a De Niro, una secuencia muy incorrecta sobre la lactancia, un party que se sale de madre... Chistes de brocha gorda que enmascaran discursos más sutiles: esta es la fórmula de uno de los pocos géneros vivos que cultiva Hollywood. A. WEINRICHTER