Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 ABCdelOCIO VIERNES, 9 DE MAYO DE 2014 abc. es ABC C ine Nostalgias de frontera UNA NOCHE EN EL... Dirección: Emilio Aragón. Intérpretes: Robert Duvall, Luis Tosar. OTI RODRÍGUEZ MARCHANTE R El director, actor y presentador da instrucciones a Robert Duvall durante el rodaje Emilio Aragón O lo hago con pasión o no lo hago El también actor estrena su nueva película como director: Una noche en el viejo México DAVID MARTOS E sa memoria colectiva y arbitraria a la que llamamos opinión pública lo encasilló hace década y media como showman televisivo, pero él, muy poco a poco, sin levantar ninguna polvareda, ha ido labrándose una carrera como director de cine que este viernes alcanza un nuevo hito. Emilio Aragón estrena Una noche en el viejo México una cinta fronteriza rodada en Estados Unidos con el mítico Robert Duvall como protagonista. Tras Pájaros de papel el también actor y presentador nos presenta la historia de un viejo ranchero obligado a abandonar sus tierras (Duvall) y que en su huida arrastra al nieto que jamás esperó conocer (Jeremy Irvine, el joven protagonista de Caballo de batalla Angie Cepeda y Luis To- sar completan el reparto de una cinta za de la naturaleza Emilio Aragón reque clausuró la última edición del Fes- conoce que haber trabajado tantos años tival de Málaga. Bob siembre quiso ha- como actor le ayuda a relacionarse con cer este personaje. De hecho, teníamos los intérpretes: Sobre todo porque sadudas con el título de la película. No sa- bes que, al final, todos somos frágiles. bíamos si llamarla Red Bovie como El actor es vulnerable, hay muchos moel ranchero, porque él es quien arras- mentos de inseguridad, y tú lo único tra a los demás, es la estructura y la co- que tienes que hacer es darle la segurilumna vertebral de la historia conta- dad que necesita. La tranquilidad. Y sobre todo, lo que tienes que darle al ba Aragón durante su charla con ABC actor es libertad. Yo creo que, en Málaga. Y Duvall como actor sin libertad, es muy complihace también el ejercicio de ti Duvall cado que un actor pueda rar de la película, lo que me hace el trabajar Superando los confirma por qué algunos acejercicio de mitos de su propia familia tores son grandes. Por su tirar de la no en vano es hijo del llocompromiso. Por la pasión película rado Miliki el cineasta reique sienten a la hora de rovindica su propia carrera. Yo dar. Al final lo empapan todo, era un director que llegaba desal conjunto de los actores y al resde España, que aterrizó en Estados to de la gente que está en el set. Su concentración es contagiosa Unidos y que compartió su idea con RoAsegura el director que durante el bert Duvall. Y de alguna manera él sincaluroso rodaje en la frontera mexica- tió que éramos iguales. Ya son treinta na, en cantinas sin aire acondicionado, y pico años los que llevo en esta profecon 40 grados a la sombra, un sudoro- sión, y cuando hago algo... o lo hago con so Duvall permanecía sentado en una pasión, y me lo creo, y lo hago mío... o esquina hasta que le tocaba filmar: Y no lo hago. Bob entendió que ambos entonces se levantaba como una fuer- compartíamos el mismo código Otros estrenos Fin de semana marcado por el aluvión de nuevas películas en la cartelera. Casey Affleck y Rooney Mara son dos forajidos enamorados en En un lugar sin ley Violetta. La emoción del concierto aprovecha el tirón del último fenómeno Disney. Valeria Bruni dirige y actúa en Un castillo en Italia sobre una mujer que vive a caballo entre París y el caserón familiar. El cine español amplía su oferta con 10.000 noches en ninguna parte con Najwa Nimri y Lola Dueñas. Y Wrong cops es una atrevida comedia de Quentin Dupieux protagonizada por un policía corrupto. El somni analiza el éxito de El Celler de Can Roca. obert Duvall es uno de esos actores de antes que dice el texto sin necesidad de abrir la boca y que es, con una cámara delante, como un chiquillo con una rodaja de melón un día caluroso. Nadie chasquea la lengua como Robert Duvall, y ese chasqueo equivale a una docena de páginas de guión. Aunque el guión sea de William D. Wittilff, que conoce el olorcillo del cawboy como Arzak el de su cocina. Ambos son el corazón de este proyecto, al que ha añadido el suyo Emilio Aragón y lo ha convertido en su segunda película como director. Una noche en el viejo México es el pulso melancólico de un personaje, el desahuciado granjero Red Bovie, contra esa sensación (certeza) tratada de mil modos de que el mundo no es un país para viejos y que decide convertir el conformismo, la mansedumbre, en un gesto de insurrección que consiste en cargar todo lo que tiene, o sea, nada, salvo un pronto romántico y un nieto veinteañero que se le pega como un dedo a un cubito de hielo, y revivir al otro lado de la frontera, en un México entre el sueño y la pesadilla, un tiempo que recuerda feliz. La historia tiene un evidente aire crepuscular, de viaje de ida sin vuelta, y Aragón le proporciona ese tono de colofón pero bien aliñado con el de aventura que empieza, una especie de amargura alegre que su personaje, o su actor, transmite con la naturalidad de esa carne un puntito pasada que empieza a oler fuerte. Hay momentos gloriosos de Robert Duvall con un mundo fronterizo en el que lo viejo y lo nuevo aún encuentran acomodo en la pista de baile, y en el que nieto y abuelo todavía pueden disputarse la pieza; y hay también un ligero culto al tópico de esquina: chica en la esquina, villano en la esquina y vida al otro lado de la esquina. En ese sentido, el guión (o su puesta en escena) visita la nocturnidad de algunos lugares comunes, y no consigue singularizar la historia de amor, con una Angie Cepeda que florea su personaje de chica buena que chapotea en la charca, ni tampoco su mal encajado thriller con Luis Tosar en un papel que por una carilla es el de Malamadre y por la otra el del Anton Chirgurh de Javier Bardem pero con menos pelo.