Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 DEPORTES Muere Yago Lamela Perfil y reacciones VIERNES, 9 DE MAYO DE 2014 abc. es deportes ABC Yago era un talento, un referente para varias generaciones Conmoción en el deporte español por la muerte de un enorme competidor L. MARTA R. COSÍN EFE RAFA BLANQUER ENTRENADOR DE YAGO LAMELA El cadáver de Yago Lamela a la salida de su domicilio en Avilés Obsesionado con el salto de longitud, Lamela vivió por y para el atletismo hasta que le retiraron las lesiones El niño que soñaba con ser Carl Lewis EMILIO V. ESCUDERO na raya en la arena de la playa sirvió para poner el punto de partida a la mejor carrera de un saltador de longitud español. Yago Lamela era entonces un niño al que le gustaba correr, pero ese día comprendió que su camino iba a ser diferente. Estábamos en la playa de Xagó, en Asturias, y a mi padre se le ocurrió hacer una raya en la arena para ver quién saltaba más lejos y desde ese momento se acabaron para mí las carreras y el cross reconocía el propio atleta hace apenas un mes en declaraciones a la página web de la Federación de Atletismo (RFEA) cuando se cumplieron quince años de su gran noche como atleta. Aquella ilusión de niño fue tomando forma de la mano de Juanjo Azpeitia, el hombre que dirigió sus pasos hasta aquel 7 de marzo de 1999. Una escalada paso a paso. Centímetro a centímetro, que encontró su cénit en el Mundial de pista cubierta de Maebashi, en Japón. Esa madrugada en España, Ramón Cid- -director técnico de la RFEA- -y Azpeitia no pararon de cruzarse llamadas. En cada salto que hacía, Lamela se hacía más y más grande. Primero pulverizó el récord de España y luego hizo temblar al más grande. Un Iván Pedroso que tuvo que exprimirse al máximo para quitarle el título mundial. En su último intento, Lamela voló por encima del foso de arena, como aquel día de playa con su padre. Esta vez se fue hasta los 8,56 metros. Récord de Europa y oro momentáneo a falta del salto postrero del U genio cubano. Lo tenía claro. Pedroso había saltado 8,46 en el primero y luego se había echado a dormir. Si no hacía nulo, sabía que no tenía nada que hacer más que echarme a reir sabiendo que tenía delante todo un mito asumía Lamela tras certificar el 8,62 de su rival de aquella noche. Sin gloria olímpica La plata mundial fue el inicio de una exitosa carrera a la que le faltó la guinda olímpica. En Sevilla, también en 1999, volvió a saborear la plata mundialista, pero esta vez al aire libre. Por entonces, aún soñaba con volar más lejos. Con emular a su gran ídolo de niño. Ese atleta americano llamado Carl Lewis que inundaba cada centímetro de su habitación en Avilés. Era más que mi ídolo. Lo era todo para mí. Mi referente asumía Lamela, orgulloso de haber seguido la estela de uno de los mejores atletas de todos los tiempos. Viéndole, el asturiano había aprendido la técnica que le llevó luego a ocupar un lugar destacado dentro del atletismo nacional. Medallas en Mundiales y Europeos, pero ninguna olímpica. De hecho, en Atenas 2004 fue cuando comenzó su declive. Problemas crónicos en ambos tendones le alejaron de la presea en los Juegos y pusieron los cimientos de su adiós al atletismo. Tardó cinco años en tomar esa decisión. La más dolorosa. Cinco años de dolores sin solución, que fueron minando su moral hasta que dijo basta. Su récord, aquel 8,56 de Japón, sigue vivo en España. El récord de un genio que no supo vivir lejos del tartán. Por su juventud, por lo inesperado o por lo que significó para el atletismo y para muchos deportistas que lo acompañaron en su carrera, la muerte de Yago Lamela conmocionó al deporte. Yago es que era un grande, magnífico, un talento. Estuvo varios años con nosotros y consiguió ser primero del ranking mundial en pista cubierta y al aire libre recuerda su entrenador Rafa Blanquer para ABC. Una vez hemos podido estar serenos por el impacto he hablado con su familia. Lo quieren llevar en la más estricta intimidad Juanjo Azpeitia lo guió hasta sus mejores resultados por lo que la pérdida ha sido un duro golpe. De él destacaba una sensibilidad especial para el dominio corporal, capaz de administrar su energía para tener control absoluto del movimiento Me queda grabada su capacidad de entrenamiento, su perseverancia y su deseo de ser campeón admite. Se sumó a las condolencias el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: Mi recuerdo emocionado a Yago Lamela, el mejor saltador español. Las lesiones le apartaron de las pistas, pero no de nuestro recuerdo También Ramón Cid, director técnico de la Federación de Atletismo subrayaba la capacidad que Lamela tenía para el deporte: Hay saltadores, talentos y genios. Yago era uno de ellos Lo confirmaba otro de los grandes del atletismo español, Fermín Cacho: Tenía una calidad extraordinaria. Su irrupción en el atletismo abrió los saltos a nuevas generaciones Yago era un grande, magnífico, un talento. El número 1 al aire libre y en pista FERMÍN CACHO CAMPEÓN OLÍMPICO DE 1.500 Tenía una calidad extraordinaria. Abrió la especialidad de saltos a las nuevas generaciones PAU GASOL JUGADOR DE LOS LAKERS Muy triste por el fallecimiento de Yago Lamela. Mi apoyo a su familia MARIANO RAJOY PRESIDENTE DEL GOBIERNO Mi recuerdo emocionado. Las lesiones le apartaron de las pistas, pero no de nuestra memoria Cualidades humanas Compañeros de profesión como Ruth Beitia resumían su pesar a través de las redes sociales: Día triste para el atletismo mundial. Los que pasamos momentos contigo te echaremos de menos O la medallista olímpica María Vasco: Me quedo sin palabras Yago... Se va un grandísimo luchador y referente que me marcó en mis inicios. Fuerza para toda su gente escribía Natalia Rodríguez. Y Paquillo Fernández agregaba: Conocía a Yago Lamela desde júnior. Un tipo introvertido, pero competidor nato, y una buena persona. Adiós a un grande del atletismo Otro atleta que lo conocía bien es el lanzador de peso Manolo Martínez: Es un momento muy difícil, era mi amigo personal. Viví muchas cosas él. Era una persona muy buena, bienintencionada, con un increíble espíritu de superación No solo el atletismo llora su muerte. Pau Gasol, sin ir más lejos, daba su pésame: Muy triste por el fallecimiento de Yago Lamela. Todo mi apoyo a su familia y amigos David Ferrer, poco antes de disputar su partido en el Mutua Madrid Open, añadía: Día muy duro para el deporte español Y José María Gutiérrez Guti exjugador del Real Madrid: Impactado. Qué duro ver este tipo de noticias de gente tan joven. No todo es tan bonito cuando logras la gloria