Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 SOCIEDAD VIERNES, 9 DE MAYO DE 2014 abc. es sociedad ABC Estudio de Greenpeace La extinción de las abejas amenaza al 70 de los cultivos españoles ABC BARCELONA Entraron con la cara tapada y uno agredió con un bate a un vigilante Incidentes en Zaragoza y Valencia durante una huelga estudiantil con escaso seguimiento J. M. FERNÁNDEZ R. PÉREZ R. BELENGUER ZARAGOZA VALENCIA El 70 de los cultivos españoles para consumo humano podrían desaparecer por el declive de las abejas, según un informe sobre los alimentos bajo amenaza por la extinción de estos insectos que Greenpeace presentó ayer. La producción de kiwis, calabazas, melones, sandías, calabacines, manzanas, melocotones, peras, cerezas o almendras, dependientes de su polinización, podrían verse muy afectadas. Las abejas son fundamentales para la seguridad alimentaria y la biodiversidad en el planeta, pero el uso de plaguicidas y tóxicos para el campo afecta cada vez más a su supervivencia. El sector apícola español, recordaba ayer la entidad ecologista, ha detectado mortandades de entre el 20 y el 40 de abejas y en algunas regiones las cifras son peores: en Galicia, por ejemplo, desde el año 2000 han desaparecido el 56 de las colonias. El informe de Greenpeace subraya que una tercera parte de la alimentación mundial y cerca del 90 de la flora silvestre depende de los insectos polinizadores. En España, el beneficio económico de la polinización para los principales cultivos de consumo directo humano en 2011 superó los 2.400 millones de euros, según la entidad. Por zonas, y según el estudio, Andalucía, Cataluña, Murcia, Aragón y Extremadura son las zonas con agricultura más dependiente de las abejas. La última huelga estudiantil contra la política del ministro José Ignacio Wert se saldó ayer con escaso seguimiento e incidentes en Zaragoza y Valencia. En la capital aragonesa, un grupo de estudiantes radicales invadieron la Facultad de Derecho para interrumpir las clases y el forcejeo con unos vigilantes acabó con un empleado de seguridad con un diente y un labio partidos. Había unas cien personas protestando y algunas entraron a la Facultad. Los profesores tuvieron que encerrarse en las aulas con los alumnos cuenta a ABC Álvaro Sierra, delegado de estudiantes del centro. Accedieron con la cara tapada y con banderas totalitarias y, cuando fueron a expulsarlos, uno de ellos sacó un bate de béisbol y agredió a una persona de seguridad añadió. No es la primera vez que sufren este tipo de sucesos: En las últimas tres huelgas, el vicerrector de Estudiantes ha tenido que llamar a la Policía Nacio- Un centenar de jóvenes irrumpe ayer en la Facultad de Derecho de Zaragoza nal porque había altercados aseguró el delegado. En esta ocasión, aseguró, la mayoría eran de CEPA y SEIRA, los colectivos más radicales El Consejo de Dirección de la Uni- ABC Frutas y verduras en riesgo En cuanto a los grupos de alimentos, la fruta es el gran primer cultivo que depende de la polinización, seguido de la verdura. Con menos producción pero no por eso menos importante están las plantaciones frutos secos. Luís Ferreirim, responsable de Agricultura de Greenpeace, incidió en que si no se frena el declive de las abejas tal vez el día de mañana una manzana sea un artículo de lujo y abogó por prohibir los plaguicidas tóxicos e incrementar el apoyo a la agricultura ecológica. Según Greenpeace, ya se han conseguido prohibir cuatro de los siete plaguicidas prioritarios (imidacloprid, tiametoxam, clotianidina, fipronil, clorpirifos, cipermetrin y deltametrin) pero son prohibiciones parciales y temporales, es urgente que se concrete un calendario claro y que se apueste por la solución definitiva y a largo plazo: una agricultura ecológica respetuosa con el medio ambiente y con trabajadoras tan incansables como las abejas A 95 KF? 0 F 9: 359 CB 62 H FKF? 9: B 41 49 F? BCKC K: K FTULT, NTQ MUN. U Q. 9 Q U. Q K, TU PN. P 4 Q TGH KGC VT QDRGC RQK 5 GHCQLG RQ 8 VRGFBVRGC QH C DQ HMgH QK R V SY RQ IVD G RQ 6 ASWX CQ TGH? GTV HBV 1 QHQDVK (DRMHVDMV RQ 8 TTMGHMCBVC RQ 2 +85 a Z 5 43 7, 585 3 X (5 3484 8 a +8 X FVDV C QH VRDMRX QH KV CVKV MHQD? V RQK 5 K U 2 MHVHTMQDG 1 HG? V CMBG QH KV 5 VKKQ VDE C RQ KV 3 HCQHVRV H IQDG SW- FKVHBV SWX V KVC S 69 YA NGDVC RQK R V S; RQ L HMG RQ 6 ASWX QH TGH? GTVBGDMVX X QH TVCG RQ HG E gD I C PMTMQHBQX QH QK IMCIG K OVD NGDVX QK R V S 0 RQ L HMG RQ 6 ASWX QH CQO HRV TGH? GTVBGDMVX V PMH RQ X QH C TVCGX VRGFBVD VT QDRGC CGUDQ KGC VC HBGC MHTK MRGC QH QK CMO MQHBQ 95 CB: CB CWK 3 VIQH X QH C TVCGX RQ KVC 5 QHBVC 8 H VKQC! 7 VKVHTQX 5 QHBV RQ DRMRVC 1 VHVHTMVCX QIGDMV 3 CBVRG RQ 5 VIUMGC QH QK QBG) RQK HPGDIQ RQ 1 QCBMgH TGDDQCFGHRMQHBQC VK QLQDTMTMG CGTMVK QK YS RQ RMTMQIUDQ RQ 6 ASYX VC TGIG RQ KV FDGF QCBV RQK 5 GHCQLG RQ 8 FVDV KV VFKMTVTMgH RQ KGC DQC KBVRGC RQK QLQDTMTMG 9 E 8 CM FDGTQRQX RQ KV RQK 5 GHCQLG RQ 8 R DVHBQ QK QLQDTMTMG CGTMVK QK YS RQ RMTMQIUDQ RQ 6 ASY 9 7 8 RQ KV DQI HQDVTMgH RQK DQCMRQHBQ RQK 5 GHCQLG RQ 8 FVDV QK QLQDTMTMG 6 ASW 9 8 QH C TVCGX RQ KV DQI HQDVTMgH RQ KGC IMQIUDGC RQK 5 GHCQLG RQ 8 PMLVTMgH RQ KVC RMQBVC RQ KGC IMQIUDGC RQK 5 GIMB 3 LQT BM? GX BGRG QKKG DQPQDMRG VK QLQDTMTMG 6 ASW 9 8 QQKQTTMgHX DVBMPMTVTMgH G HGIUDVIMQHBG RQ 5 GHCQLQDGC 9 J QHG? VTMgH RQK TVDOG RQ 8 RMBGD RQ 5 QHBVC RQ KV 5 GIFV V FVDV QK QLQDTMTMG 6 ASW 9 QOGC FDQO HBVC 9 O 4 QCFQTMVK RQ PVT KBVRQC FVDV KV VTMgHX QLQT TMgH Q MHCTDMFTMgH RQ KGC VT QDRGC VRGFBVRGC FVDV QPQTB VD QK FDQTQFBM? G RQFgCMBG RQ KVC 5 QHBVC 8 H VKQC QH QK QDTVHBMK 9) QTB DV RQK 8 TBV RQ KV DQ HMgH G HGIUDVIMQHBGX QH C TVCGX RQ MHBQD? QHBGDQC VK QPQTBG 9 8 KGC QPQTBGC RQ KG FDQ? MCBG QH KGC VDB T KGC SJ 0 606 RQ KV Q RQ GTMQRVRQC RQ 5 VFMBVKX CQ FGHQ QH RQ KGC VTTMGHMCBVC E QX V FVDBMD RQ KV F RQ KV FDQCQHBQ TGH? GTVBGDMVX KGC VTTMGHMCBVC BMQHQH QK RQDQTNG RQ Q VIMHVD QH QK CGTMVKX CMBG QH VRDMRX TVKKQ 8 KUVCVH X S; BQDTQDV FKVHBVX RQ CGKMTMBVD KV G QK QH? G ODVB MBG RQ KVC 5 QHBVC 8 H VKQC QK HPGDIQ RQ 1 QCBMgHX VC TGIG RQK HPGDIQ RQ 8 RMBGDMV RQ 2 +85 a Z 5 43 7, 585 3 X (5 3484 8 a +8 BGRG QKKG TGDDQCFGHRMQHBQ VK QLQDTMTMG CGTMVK 6 ASY 9 4 Q TGH KG QH QK VDB T KG SY RQ KGC 3 CBVB BGC GTMVKQCX KGC VTTMGHMCBVC E Q HG VCMCBVH V KV HBV 1 QHQDVK FGRD H NVTQDCQ DQFDQCQHBVD FGD IQRMG RQ T VKE MQD FQDCGHV E Q GCBQHBQ KV TGHRMTMgH RQ VTTMGHMCBV 9 4 U (TQ! TP P VTQ P TU PN. P RM 1 STQ IS Q U, T, P TU P UN Q TQ P 1 MUN. P -Q. Qb SQT- UN U P MU TULT, NTQ VRDMRX RQ IV G RQ 6 ASW 9 B 4 Q N. Q T UT FTUP QT FTUP T K U PNQ. aU A T G M. U 6. T 9, V. TUDb D versidad condenó enérgicamente la agresión. Sin embargo, el rector, Manuel López, que preside actualmente la Conferencia de Rectores (CRUE) dijo comprender la inquietud de los estudiantes por las políticas educativas y los recortes presupuestarios. En la Comunidad Valenciana, la huelga coincidió con el tercer día de un paro autonómico. En la Universidad Politécnica (UPV) grupos radicales causaron daños materiales en el campus, además de entrar en las aulas y obligar a suspender las clases. Según fuentes del centro, vaciaron extintores, tiraron petardos y volcaron contenedores, llegando a calcinar uno. También se llevaron las banderas de la UE y de España que colgaban del balcón del Rectorado y reventaron las alarmas de algunos edificios. Los convocantes de la huelga en España admitieron que la participación fue desigual en los institutos, aunque mayor en universidades de grandes capitales, del 80 en Madrid. El Ministerio no ofreció datos, ya que no los había recibido de las comunidades, adujeron fuentes del departamento de Wert. El Sindicato de Estudiantes, que se desmarcó del paro, insistió ayer en acusar al PSOE de intentar instrumentalizar y utilizar el movimiento estudiantil para sus propios fines a través de la Federación de Asociaciones de Estudiantes (Faest) una de de las convocantes, informa M. Trillo.