Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL VIERNES, 9 DE MAYO DE 2014 abc. es internacional ABC La Policía vincula a 95 fugitivos del IRA amnistiados con 295 asesinatos Las autoridades del Ulster revisan las cartas de garantía concedidas por Blair BORJA BERGARECHE CORRESPONSAL EN LONDRES La Policía norirlandesa vincula con 295 casos no resueltos de asesinatos del IRA a un centenar de exmiembros fugados de la organización que recibieron en su día garantías de no persecución penal por parte del Gobierno británico, en el marco del proceso de paz norirlandés. Según explicó al Parlamento el subcomisario del Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI) Drew Harris, al menos 95 de los 228 republicanos que recibieron las llamadas cartas de garantía tienen relación con casi 300 asesinatos del IRA pendientes de resolución judicial. Harris explicó que la revisión de los expedientes de estos fugitivos de la banda sigue abierta, después de que sus casos fueran dados por cerrados en 2007. La existencia de estas cartas saltó a la luz en febrero, cuando un juez reconoció la imposibilidad legal de procesar a un sospechoso de participar en el asesinato de cuatro soldados británicos en Hyde Park en 1982. John Downey, condenado por pertenencia al IRA en los 70, esgrimió las garantías de no persecución penal que recibió el sospechoso en 2007 de parte de la Policía norirlandesa. El juez calificó el envío de las cartas de fallo catastrófico mientras que un sindicato de Policía las denunció como un sucio pacto secreto Las cartas forman parte de los flecos que quedaron tras la firma del acuerdo de paz de Viernes Santo en 1998. En 2000, el entonces primer ministro, Tony Blair, comunicó al líder republicano, Gerry Adams, la disposición del Gobierno británico de estudiar la situación de los fugitivos de la banda planteados por el Sinn Féin. El tratado de paz recogía la excarcelación acelerada para los miembros de los grupos terroristas norirlandeses condenados antes de 1998, pero dejaba fuera a los fugados. creto, así como la revisión de los expedientes remitidos por los republicanos. Sinn Féin puso sobre la mesa 161 nombres de fugitivos, a los que hay que sumar casi 70 lealistas. Adams obtuvo así una concesión británica que presentar ante la comunidad republicana para asegurar la continuación del apoyo a la estrategia de desarme del IRA. El primer ministro norirlandés, el unionista Peter Robinson, ha calificado las cartas de tarjeta para librarse de la cárcel y su aparición ha causado una fuerte conmoción entre las víctimas de los centenares de asesinatos no resueltos del conflicto. Entre 1969 y 1998, este dejó 3.500 víctimas mortales por la acción del terrorismo republicano, defensor de la integración del Ulster en Irlanda, y el lealista, defensor de la permanencia en Gran Bretaña. Pero las garantías de inmunidad procesal contenidas en las cartas no son absolutas, pues especifican que, si emergen nuevas pruebas serán revisadas. Última carta, de 2012 Según la BBC, las autoridades han enviado desde el acuerdo de 2.000 entre Blair y Adams 187 cartas a republicanos: 149 fueron firmadas por el anterior Gobierno laborista, y 38 por el actual Ejecutivo dirigido por David Cameron. La última fue enviada en 2012. Según explicó el comisario Harris, la Policía norirlandesa está revisando de nuevo todos los expedientes, y presentará cargos contra aquellos fugitivos contra los que haya pruebas suficientes de asociación a unos delitos que, según la legislación británica vigente, no prescriben. En relación con el no procesamiento de Downey, de 62 años, por el atentado con coche- bomba de Hyde Park, Harris reconoció que ha habido claramente un fracaso aunque aclaró también en su declaración parlamentaria que se trataba de un caso único Las revelaciones de la Policía norirlandesa llegan en un momento de gran tensión en Irlanda del Norte por la reciente detención del presidente del Sinn Féinn, en relación con el secuestro y asesinato en 1972 de una madre católica cometido por el IRA. Adams, de 65 años, ha negado cualquier implicación en el crimen. Y ayer mismo reiteró que considera que la decisión de detenerlo e interrogarlo durante cuatro días por su posible pertenencia a la dirección del IRA en los 70 hace daño al proceso de paz y a las instituciones políticas El caso Adams ha tensado las relaciones entre los unionistas del primer ministro Robinson y el Sinn Féin. Ambos lideran en coalición el Ejecutivo regional multipartito surgido, precisamente, de los acuerdos de paz. Los republicanos han acusado a la Policía de actuar de forma politizada puesto que la detención de Adams llega en plena campaña por las elecciones locales y europeas del próximo 22 de mayo. Gerry Adams, en una concentración electoral en Dublín REUTERS LA FISCALÍA ESPERA EL DOSSIER Gerry Adams presenta una queja formal por su arresto B. BERGARECHE LONDRES Las maniobras de Blair Las cartas constataban las nulas perspectivas de que prosperaran las acusaciones en contra de sospechosos a los que nunca se imputaron delitos por actos cometidos antes de 1998, o imputados o procesados que permanecían fugados de la Justicia en el momento de la firma del acuerdo de paz. Los observadores del proceso consideran que esta fue la herramienta utilizada por Blair, y por su entonces jefe de gabinete, Jonathan Powell, a cambio de la culminación del desarme completo del IRA. El pacto con Adams fue mantenido en se- El presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, anunció ayer que ha presentado una queja formal contra el Servicio de Policía de Irlanda del Norte tras ser sometido a cuatro días de interrogatorios por su posible vinculación con un secuestro del IRA en 1972. En un artículo en The Guardian el líder republicano explica cómo él mismo contactó en marzo con las fuerzas de seguridad para ofrecerse a prestar declaración después de la aparición de varios testimonios incriminatorios en los medios de comunicación. Cuando se presentó en una comi- saría norirlandesa el miércoles pasado a las ocho de la tarde, fue arrestado. Me quitaron el cinturón, la corbata, el reloj, el peine y dos pins republicanos. A las once de esa misma noche, dos agentes un hombre y una mujer comenzaron el interrogatorio sobre su relación con el Sinn Féin y el IRA en los 60 y los 70. Nunca me he desasociado del IRA y nunca lo haré, pero soy crítico con acciones del IRA, en particular, con la terrible injusticia cometida con Jean McConville y su familia afirma. Ayer trascendió también que la Fiscalía norirlandesa no ha recibido aún de la Policía el dosier del interrogatorio.