Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN VIERNES, 9 DE MAYO DE 2014 abc. es opinion ABC TRIBUNA ABIERTA A LOS CUATRO VIENTOS Ataques en Twitter ESPAÑA, EUROPA, EMPLEO: LAS TRES ES DEL 25 DE MAYO POR ÍÑIGO MÉNDEZ DE VIGO Se ha afianzado la recuperación económica, pero aún queda mucho por hacer. En esa labor desempeñará un rol de primer orden el Parlamento Europeo que elegiremos el próximo 25 de mayo Todas estas reformas tienen un objetivo: mejorar la competitividad de nuestra economía para crear empleo. La creación de empleo será el baremo por el que los ciudadanos medirán a sus gobernantes. De ahí los esfuerzos que todos los gobiernos europeos están llevando a cabo para lograr tal objetivo; fruto de ello son las medidas para activar el crédito a las pequeñas y medianas empresas o la iniciativa de empleo juvenil. Se ha afianzado la recuperación económica, pero aún queda mucho por hacer. En esa labor desempeñará un rol de primer orden el Parlamento Europeo que 400 millones de ciudadanos elegiremos el próximo 25 de mayo. Ese Parlamento Europeo será el que mayores competencias tenga de su historia, y desempeñará, además, un papel decisivo en la elección del próximo presidente de la Comisión Europea. Participar en estas elecciones europeas constituye tanto un deber cívico como un interés nacional. Históricamente, España ha tenido mucho peso en el Parlamento Europeo. La razón de esa preeminencia ha residido en el hecho de que la mayoría de los 54 diputados elegidos por los españoles han ido a engrosar las filas de los dos grandes grupos políticos de la cámara, el popular y el socialista. Y cuando tu delegación nacional dentro de uno de los grandes grupos es de las más numerosas, tu peso aumenta en las decisiones. De ahí que los que votaron al Partido Popular en el año 2009 al fi- Las redes de la revancha Utilizadas como genuinos vertederos del rencor y la revancha, las redes sociales volvieron ayer a mostrar la escasa talla moral de quienes se sirven de ellas para agredir de forma anónima e impune a las personalidades públicas. Ni siquiera la adhesión de María Dolores de Cospedal a la campaña internacional por la liberación de las niñas secuestradas en Nigeria, una causa noble y justa, ajena a la política, impidió a la turba que agita estas redes a utilizar su imagen para ridiculizarla y, así, retratarse al natural. Pésima foto de familia, o de tribu. E N Europa, como ave precursora de primavera no ha aparecido la violetera del popular chotis, sino la recuperación económica. Así lo acaba de proclamar la Comisión Europea al dar por finiquitada la recesión y prever un aumento del PIB real del 1,6 en 2014 y una mejora del 2 para 2015. Las palabras del vicepresidente Kallas cuando, refiriéndose a Europa, afirma que la recuperación se ha afianzado, los déficits se han reducido, la inversión está repuntando y la situación del empleo ha empezado a mejorar son milimétricamente aplicables a nuestro país. El contraste de la España de 2014 con la situación anterior a 2012 es de tal calado que en medios económicos internacionales se vuelve a hablar del milagro español como ya se hizo en la primera legislatura que gobernó el PP. Pero los milagros son hechos sobrenaturales, sin justificación racional, mientras que el cambio operado en España obedece a razones plenamente identificables: un análisis correcto de las medidas a tomar para salir de la crisis combinado con la firme voluntad de ponerlas en práctica. De milagro, por tanto, nada, y sí, y mucho, de visión y ambición políticas, y esfuerzo y compromiso de la sociedad española. En junio de 2012, el presidente del Gobierno remitió a sus colegas del Consejo Europeo una carta donde les explicaba su estrategia para salir de la crisis. Esta constaba de cinco puntos: reducción del déficit público, reformas estructurales a nivel nacional, reformas en Europa, estabilización de los mercados financieros y el diseño de los pilares fiscal y bancario de una auténtica Unión Económica y Monetaria. Siguiendo ese esquema, en Europa hemos adoptado en estos años toda una serie de medidas para que una crisis tan profunda como la que nos alcanzó en 2008 no vuelva a producirse: hemos logrado aportar credibilidad y seguridad a la zona euro, establecido una unión bancaria para que no sean los contribuyentes los que paguen las crisis de los bancos, creado medidas de supervisión de los presupuestos nacionales y aprobado el presupuesto de la Unión Europea para el periodo 2014- 2020, muy favorable por cierto para nuestras regiones y para los intereses de nuestros agricultores. En cuanto a nuestro país, hemos adoptado reformas estructurales a una velocidad que no tiene precedentes en la economía española: reformas referentes a la consolidación fiscal y al control del gasto, la reforma laboral, del sector financiero, del sistema de pensiones, de la sanidad, la educación o la justicia. Hemos ultimado la ley de unidad de mercado y un ambiciosísimo plan de reformas que provocará una profunda reducción del sector público y de la Administración. En los próximos meses, además, España abordará la reforma tributaria. CARTAS AL DIRECTOR Las comparaciones de Valenciano ¿Aspira el PSOE a perder las próximas elecciones europeas? Si tales son los deseos del todavía secretario general, señor Rubalcaba, nada hay que objetar. No tienen otra explicación las declaraciones de Valenciano, sin rubor alguno, en nombre de su partido, que la ha designado para dar la batalla al Parlamento europeo. Ideológicamente, puede pensar y decir lo que quiera. Pero culturalmente ya es otro tema. Con el bagaje cultural adquirido como telefonista de su propio partido, con una carpeta de idiomas de solo español, ¿cómo se atreve en una emisora de radio a meter en el mismo saco a Felipe González, el Che Guevara y Jesucristo, a quien, además, únicamente conoce, según confiesa, a través de la ópera rock Jesucristo Superstar Está clara, clarísima, la nota que en cultura sacaría la parlamentaria socialista si tuviese que concurrir a unos ejercicios de admisión al Parlamento. Es lo que los detractores de los políticos aducen: para ser político no se exige ni un simple examen, sino un buen dedazo, muy al contrario de lo que necesita cualquier español para abrirse camino en el complicado engranaje laboral. Los propios políticos están así cavando su PIEDRA nal estuvieran representados no solo por los 24 miembros del PP, sino por los 270 del Grupo Popular Europeo. En estas elecciones las encuestas apuntan al auge de los eurófobos, grupos capaces de destruir, pero incapaces de construir. Para recuperar a esos europeos desencantados es necesario hacer pedagogía y convencerles de que el buen camino, el único posible, se llama Europa. En una conferencia dictada en Berlín en los años cuarenta, Ortega recordaba a un envejecido Miguel de Cervantes, quien, desengañado por la usura del tiempo, afirmaba cómo en ocasiones la vida nos ponía ante la disyuntiva de ser camino o ser posada Me parece una buena imagen porque en la tesitura actual no hay otra opción sensata que ser camino: aquel que nos lleva a construir una Europa más libre, más justa y más solidaria. ÍÑIGO MÉNDEZ DE VIGO ES SECRETARIO DE ESTADO PARA LA UE