Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 4 DE MAYO DE 2014 abc. es estilo GENTESTILO 87 Nadal, Matt Damon, Ronaldo y Piqué, aficionados al naipe Contar o no contar, esa es la cuestión F. M. B. En Rain man Dustin Hoffman dio vida a un autista que ganaba una pequeña fortuna en el casino gracias a su facilidad para las matemáticas. En 21 Blackjack llevan la idea más allá y un equipo de universitarios sigue, grosso modo, los básicos consejos de Tom Cruise a su hermano en la ficción: Cuando queden un montón de dieces y de cartas con figuras, eso es bueno para nosotros En esos casos, se trata de apostar más. Y añade: Los casinos tienen reglas. La primera es que no les gusta perder. Así que nunca, nunca muestres que estás contando cartas En realidad, prohibir una actividad dentro del cerebro es como intentar acabar con los sueños eróticos. Los casinos dieron un verdadero paso con los barajadores automáticos, capaces de manejar muchos mazos a la vez y de mezclarlos más a menudo. ¿Le bastó a Ben Affleck con conocer el truco de contar? Jiménez, Susanne y los hijos del deportista posan en el Rolls- Royce antes de la ceremonia FOTOS: FRANCIS SILVA El golfista Miguel Ángel Jiménez da su segundo sí quiero en el hoyo 7 El deportista malagueño se casó ayer con una economista austriaca once años menor que él MARÍA JOSÉ GARDE MÁLAGA en castellano y alemán, mientras sonaban los acordes de un terceto de cuerda. Una amiga de la novia y uno de los hijos de Jiménez actuaron como padrinos del enlace. Sencillo y emotivo Los novios optaron por un enlace sencillo y sin grandes estridencias ni presencia de famosos entre los invitados. Al término de la ceremonia disfrutaron de una copa en el mismo campo de golf, antes de pasar a la cena en el restaurante Palo Verde, del municipio de Churriana, pueblo natal de Jiménez y donde reside la pareja. El golfista malagueño se dirigió a los presentes agradeciendo el hecho de que compartieran con la pareja el día más importante de nuestra vida a buen seguro que en la velada nocturna disfrutó de una de sus pasiones más reconocidas: fumarse un puro. El día anterior a la ceremonia ya se divirtió con un grupo de amigos en una fiesta que le prepararon en un chiringuito a modo de despedida de soltero. Aseguran que en esa noche recibió un regalo especial de manos del torero Pepín Liria, que le entregó el último traje que utilizó antes de su retirada de los ruedos. Con su boda cierra también una semana grande, ya que el pasado 25 de abril fue distinguido con la Medalla de Oro de la provincia, como reconocimiento a su labor deportiva y a su trayectoria. Entonces, Jiménez dijo estar lleno de orgullo por el galardón que le ha otorgado Málaga, una tierra que me lo ha dado todo y a la que trato de devolverle parte de todo esto que recibo disfrutando de las procesiones desde el balcón de un hotel de la calle Larios. Allí, precisamente, se fue fotografiado al tiempo que explicaba al ex primer ministro británico Tony Blair la liturgia procesional del Viernes Santo. También se le vio cenando con el antiguo premier, su esposa Cherie y dos de sus hijos en un conocido restaurante de Fuengirola (los Blair estaban alojados en un hotel de Marbella) Melanie, por su parte, se quedó en Los Ángeles y tuvo tiempo de acercarse al festival de música de Coachella, que congrega cada año a las grandes estrellas del rock y, por supuesto, a una legión de famosos. El golfista malagueño Miguel Ángel Jiménez (50 años) contrajo ayer matrimonio con la austriaca Susanne Styblo (39) en una ceremonia civil que tuvo como escenario el campo de golf que regenta y lleva su nombre en Torremolinos. A la ceremonia, celebrada al aire libre y bajo un espléndido día primaveral, asistieron unos 250 invitados, la mayoría familiares de los contrayentes y muchos venidos de la tierra natal de la novia, así como un puñado de amigos entre los que se encontraban el golfista José María Olazábal y el torero Pepín Liria. Jiménez acaba de firmar un año redondo en su carrera deportiva y ahora, también, en su vida personal. Un año, de momento, bien aseguraba minutos antes de la ceremonia. Y es que el golfista malagueño acaba de lograr el cuarto puesto en el Master de Augusta, como colofón a sus cuatro Ryder Cup y más de veinte títulos del circuito profesional. Precisamente ayer quiso recordar su último y más exitoso torneo y casarse bajo una pérgola situada en el hoyo 7 del campo, réplica exacta del Amen Corner de Augusta, que se le resistió en el último torneo. Esta es la segunda boda para Jiménez, como ayer se encargó de recalcar él mismo. Su ya esposa, la economista El día más importante de nuestras vidas Esas son las palabras que pronunció el malagueño ante los presentes al enlace. Entre sus invitados, José María Olazábal y Pepín Liria Susanne Styblo, es once años menor que él y fue presentada en sociedad en la Ryder Cup del 2012, poniendo fin, de momento, a la fama de mujeriego y juerguista que precede al deportista. Pasadas las seis de la tarde llegaba la novia hasta el mismo hoyo de la ceremonia a bordo de un Rolls- Royce. Con un vestido blanco palabra de honor, fue recibida con aplausos por los asistentes y gritos de guapa, guapa La ceremonia civil fue celebrada por el alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández, que se dirigió a los presentes