Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 ECONOMÍA DOMINGO, 4 DE MAYO DE 2014 abc. es economia ABC La batalla por la joya de la corona Alstom se ha dado un mes para decidir si venderá su negocio energético a General Electric, oponiéndose al criterio del Gobierno de Hollande JOSÉ- PABLO JOFRÉ CORRESPONSAL EN BERLÍN a batalla es poco común: a un lado Siemens y el Gobierno francés, al otro Alstom y General Electric (GE) Contra los deseos París, la junta directiva del grupo galo Alstom ha aceptado esta semana, de manera preliminar y por unanimidad, la oferta de 12.350 millones de euros presentada por el grupo con sede en Connecticut para adquirir la división energética de la francesa. La decisión aparca las intenciones de la multinacional de origen alemán Siemens que además propuso ceder su negocio de transportes a cambio de la división en venta. Hace diez años la historia era al revés: la alemana quiso adueñarse de Alstom cuando este último necesitaba ser rescatado. Fue París el que finalmente se hizo por aquel entonces con el 21 de las acciones de una compañía emblemática de la industria francesa que ahora quiere vender a GE activos altamente estratégicos para Francia. Según el consejero delegado de Alstom, Patrick Kron, la empresa francesa someterá ahora la oferta de GE al examen de un comité independiente dirigido por Jean- Martin Folz. El alcance de la operación incluye los negocios de energía térmica, energía renovable y transmisión de electricidad, así como los servicios corporativos y compartidos. Con casi 70.000 empleados, estas áreas de actividad representaron en el último ejercicio fiscal unas ventas de 14.800 millones de euros. Si este proyecto es aprobado y llevado a cabo, Alstom se concentraría en las actividades de transporte ferroviario, donde es líder mundial ha comentado Kron. Por su parte, el consejo de administración de la compañía francesa ha reconocido por unanimidad los méritos estratégicos e industriales de la oferta de GE, que hasta finales de este mes de mayo será sometida a un exhaustivo análisis por parte del equipo de Folz, teniendo en cuenta los intereses de todas las partes interesadas, incluyendo al Estado francés L Alstom ha insistido en que los activos de los negocios de energía de compañía y de General Electric son complementarios, y su combinación permitiría crear una entidad más competitiva para cubrir mejor las necesidades de los clientes Juego a dos bandas Junto con la oferta de 11.000 millones de euros y el intercambio de sus divisiones de transportes y energía presentada por Siemens, la empresa alemana, que en la actualidad cuenta con unos 360.000 puestos de trabajo, reclamó a Alstom que se le concedieran cuatro semanas de plazo y acceso a la misma información de que dispone General Electric para realizar una oferta en firme. Después de que el consejo de la compañía aprobara la oferta de GE, Alstom no podrá solicitar ofertas a terceras partes para la adquisición de toda o parte de sus actividades de energía, se reserva, sin embargo, el derecho de responder a las ofertas no solicitadas. En este contexto, si el consejo de administración decidiera apoyar otro proyecto, Alstom tendría que indemnizar a GE con una cantidad equivalente al 1,5 del precio de la adquisición. La compañía gala tiene 70.000 empleados en todo el mundo Implicaciones políticas Lobby industrial germano La influencia del lobby industrial alemán en el Gobierno de la canciller democristiana (CDU) Angela Merkel es evidente al analizar la política exterior de Berlín respecto de Ucrania. A nivel local, esta influencia se hace transparente en el apoyo recibido por Siemens de parte del Gobierno de coalición entre CDU, los socialdemócratas del SPD y los socialcristianos de la CSU: Sigmar Gabriel presidente del SPD, vicecanciller y ministro de Economía comenzó una partida de movimientos políticos para que Alstom desestimara la oferta de General Electric (GE) y optara por la de los alemanes. Según Gabriel una alianza entre Alstom y Siemens sería beneficiosa para Alemania y Francia. con una propuesta muy parecida que envió Kaeser al presidente de Alstom, Patrick Kron. La carta no fue respondida. En círculos de Siemens citados por la prensa alemana se habla que Kron odia a Siemens Primeros contactos telefónicos Gabriel no solo comentó la intensión de Siemens de aliarse con Alstom sino que llamó a Hollande para informarse sobre el proceso de venta que Alstom desea traspasar a GE. En círculos de la Cancillería berlinesa se habla además de los continuos contactos de Gabriel con el ministro de Economía francés, Arnaud Montebourg, y con el jefe de Siemens, Joe Kaeser. El multimillonario póquer por Alstom en el que juega también el Gobierno alemán, comenzó, según informaciones de Focus Online, el pasado 11 de febrero Reuniones al máximo nivel Merkel ha hecho sus deberes esta semana respecto del trato que estaría a punto de cerrarse entre Alstom y GE: medios alemanes han apostado que el tema ha sido uno más en la agenda de cuatro horas con Obama en la reunión de este viernes entre la canciller alemana y el presidente de Estados Unidos. Merkel le recibirá el viernes en la isla de Rügen. Gigantes europeos Desde Siemens han comunicado estar decepcionados por la falta de cooperación de los franceses al no tomar en cuenta una propuesta que generaría dos gigantes europeos y dejaría la gestión energética en el continente. Sin embargo, el consejero delegado de