Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 2 DE MAYO DE 2014 abc. es internacional INTERNACIONAL 29 ¿Por qué ahora, 42 años después? La policía norirlandesa mantiene abiertos cientos de casos relacionados con el conflicto norirlandés, que causó 3.600 víctimas mortales desde los años 70 hasta los acuerdos de paz de 1998. Estos no incluyeron ningún tipo de amnistía para los crímenes de paramilitares lealistas o republicanos, y los delitos de sangre no prescriben. Algunas voces hablan de hasta 3.000 asesinatos no resueltos, entre ellos la muerte de al menos 211 policías norirlandeses. Un caso reciente ha destapado las garantías de no persecución penal a unos cien exmiembros del IRA, concedida por carta en 2007. Algunas voces, como la del exministro de Interior Peter Hain, han pedido una amnistía para los casos anteriores a 1998 no resueltos. Jean McConville asesinada en 1972 y tres de sus hijos. Abajo, Adams en sus tiempos de juventud ABC La víctima no pudo decir adiós a sus hijos, solo gritaba de miedo La familia de la viuda de 37 años asesinada en 1972 recuerda el día del secuestro B. BERGARECHE CORRESPONSAL EN LONDRES ma vez que Adams fue detenido. Fue en 1978, después de que doce personas incluidos varios niños, murieran quemados en un incendio sin aviso previo del IRA de un hotel a las afueras de Belfast. Entonces, Adams era miembro de la ejecutiva del Sinn Féin. Esta detención llega después de la reciente decisión de un tribunal de EE. UU. de obligar al Boston College a entregar a las autoridades norirlandesas varias entrevistas grabadas con antiguos paramilitares republicanos. Las cintas forman parte de un archivo oral del conflicto norirlandés recopilado desde 2001, y estaban destinadas a ser publicadas solo cuando el entrevistado hubiera muerto. En una de ellas, Brendan Hughes, un exdirigente del IRA y amigo íntimo de Adams entonces da a entender que este dio la orden de hacer desaparecer a McConville. Videoanálisis sobre la detención de Gerry Adams La pregunta siempre es la misma. ¿Qué fue lo último que os dijo vuestra madre? Y la respuesta no cambia. Nada. Jean McConville solo pudo gritar, aterrorizada, mientras un comando de doce miembros del IRA la secuestraba en presencia de sus diez hijos. Habían llegado a bordo de dos coches y una furgoneta a la casa en la que vivía esta viuda de 37 años en uno de los típicos bloques de viviendas del Belfast católico, en el oeste de la ciudad. La última imagen que guardan de su madre son los empujones de los terroristas para subirla a la furgoneta. Esa fue la última vez que la vimos recordaba en un documental de la BBC Agnes McConville, una de las huérfanas que dejó el IRA. Agnes reconoció a una de las participantes en el secuestro, que no llevaba máscara. Había sido vecina nuestra, estaba allí con su hermana recuerda. Intentaban tranquilizarnos todo el rato porque nos conocían, conocían nuestros nombres añade. El secuestro y posterior asesinato de su madre es uno de los episodios más oscuros del conflicto norirlandés. Jean McConville es uno de los 16 desaparecidos que contabilizan las autoridades irlandesas. Víctimas del IRA ejecutadas y enterradas en secreto por un comando especial, dedicado a perseguir a quienes la banda consideraba informantes o colaboradores de las fuerzas de seguridad y del Ejército británico. El cuerpo de Jean no aparecería hasta 2003, cuando fue encontrado de forma accidental enterrado en una playa del condado de Louth, en la República de Irlanda. Algunas versiones señalaron que le habían visto ayudar a un soldado herido. Otras, que les había pasado información. Una investigación en 2006 concluyó que no había pruebas de que McConville colaborara con los británicos. Para sus hijos, la verdad sobre su madre llegaba tarde. En diciembre de 1972, Michael tenía once años. Ayer, explicaba a la BBC que el día del secuestro su madre no les llevó al colegio. Era la primera vez que faltábamos explica. No sabe por qué. Temblaba y lloraba Se cree que su madre había recibido garantías de grupos republicanos de que no le pasaría nada. Pero es evidente que sentía miedo. Aquel día temblaba y lloraba, estaba aterroriza recuerda. Jean McConville creció en una familia protestante, y se convirtió al catolicismo cuando se casó con Arthur McConville, un ex miembro católico del ejército británico fallecido en 1971. Solo queremos justicia explicaba ayer, en uno de los pocos testimonios públicos de los descendientes de esta desaparecida Se cree que su madre fue escondida en distintos pisos franco hasta su asesinato. Ante las demandas de información sobre su paradero, el entorno del IRA difundió que la mujer mantenía simplemente un perfil bajo. Y su nombre se diluyó, hasta que una comisión creada en 1999 para localizar los restos de víctimas del conflicto añadió su nombre a la lista de los rescatados del olvido.