Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 GENTESTILO SÁBADO, 5 DE ABRIL DE 2014 abc. es estilo ABC María Félix, 100 años de una mujer con corazón de hombre Tuvo cuatro maridos e incontables amoríos. Era ingeniosa y cortante. El martes es su centenario ANDRÉS AMORÓS Definen los americanos un género cinematográfico como más grande que la vida (bigger than life) Algunos singulares personajes consiguen forjar así su biografía. Uno de ellos, sin duda, es María Félix, la bellísima actriz mexicana, de cuyo nacimiento se cumplen 100 años el 8 de abril (y doce de su muerte, en la misma fecha) La llamaban María Bonita por la canción que le dedicó Agustín Lara; también, La doña como intérprete del personaje creado por Rómulo Gallegos; La mujer sin alma y La devoradora por el título de sus películas; los franceses, sin más, la plus belle femme du monde Separar su biografía de su leyenda es inútil. Lo resume certeramente Octavio Paz: Nació dos veces: sus padres la engendraron y, después, ella se inventó a sí misma; nació como un relámpago que desgarra las sombras Pero conviene recordar algunos datos: nació en Álamos, Sonora. Su madre, Josefa Güereña, era hija de españoles. Se crió en el campo, con 11 hermanos, con los que compartía juegos de muchachos. Se sentía tan unida a su hermano Pablo que sus padres los separaron, enviándolo a él a un colegio militar, donde murió en circunstancias misteriosas. Fue reina de la belleza en Guadalajara. A partir de 1942, rodó 42 películas: en México, con el Indio Fernández, Enamorada Río escondido y Maclovia junto a Jorge Negrete, Pedro Armendáriz, Pedro Infante y Dolores del Río La cucaracha En España, con Sáenz de Heredia y Bardem (la Niña Chole en las Sonatas de Valle Inclán) En Francia, con Jean Renoir French Can- Can Se casó cuatro veces; tuvo más amores A muchos deslumbró su belleza. Escribió Jean Cocteau: Es tan intensa su hermosura que duele Pero ella reivindicaba que no era su único mérito: No es suficiente ser bonita: hay que saberlo ser... Fue considerada mexicana del mundo A los mexicanos les he convenido mucho: creen que todas las mexicanas son como yo... Se negó a trabajar en Hollywood, para no hacer los papeles de india que le ofrecían: Las indias las hago en mi país. En el extranjero, sólo encarno a reinas CUATRO MATRIMONIOS. Se casó, muy joven, con Enrique Álvarez. Él era demasiado celoso: entraban en el cine cuando ya había comenzado la proyección, para que nadie la viera; no quería ir con ella a los toros. Con él tuvo a su hijo Enrique Álvarez Félix, al que adoró hasta su muerte, en 1996. Cuando la pareja se separó, el padre raptó al niño. Ella le devolvió la moneda, raptándolo, cuando contrajo matrimonio con Agustín Lara, el Flaco de oro en 1945. De jovencilla, le había dicho a sus amigas: Un día me voy a casar con este señor que canta tan bonito Y cuando lo conoció: Me lo voy a conquistar esta noche Él tenía ya 48 años, su familia se había arruinado en la Revolución, trabajó como pianista en un burdel: de allí sacó una cicatriz en la cara, por un botellazo. Se hizo popular en la radio: Estoy casado con un micrófono Se enamoró locamente de María. Como regalo de bodas, le escribió María Bonita Acuérdate de Acapulco, de aquellas noches, María Bonita, María del alma Con su ingenuo erotismo retó- rico: Tu cuerpo, del mar juguete, nave al garete... También le dedicaron canciones Juan Gabriel María de todas las Marías José Alfredo Jiménez Ella Cuco Sánchez Doña Su boda con Agustín Lara fue un clamor popular. Ella defendía su elección: Toda la gente lo veía feo. Pero, en la intimidad, ganaba a cualquiera El matrimonio duró sólo un par de años. Lo dejó por sus infidelidades, después de un intento de matarlo... Muchos cantantes siguieron cantando este bolero. Cuando María asistía al recital, se la dedicaban y ella, de pie, recibía el homenaje... En su primera película, El peñón de las ánimas había conocido a Jorge Negrete, el gran mito varonil mexicano. Su primer encuentro fue desastroso: Yo no quiero trabajar en el cine y menos si hay en él tipos tan majaderos como usted Pero él estaba loco por ella. Se casaron en 1952, pero él murió un año después. En 1956 se casó de nuevo con Alex Berger, que le proporcionó tranquilidad y una gran posición económica. Vivieron juntos, en Francia y en México, durante 18 años, hasta que él murió. Fue su matrimonio más duradero. OTROS HOMBRES. Desde 1981, fue pareja del joven artista Antoine Tzapuff, que pintaba escena indígenas. Pero hubo más hombres en su vida. Por ejemplo, el actor argentino Carlos Thompson, con el que llegó a anunciar su boda, antes de romper el compromiso. O el millonario Jorge Pasqual, que le enviaba avionetas cargadas de flores (ella le pedía que cambiara sus regalos por sacos de arroz y maíz, para repartirlos a los indios) Una vez que María perdió su equipaje, en Nueva York, él hizo que abrieran, para ella, los almacenes Sak s. La pintora Leonor Fini le presentó al joven escritor francés Jean Cau, secretario de Sartre, tan amigo luego de España y de la Tauromaquia (con Jaime Ostos y su cuadrilla viajó un verano en- La doña la devoradora María Felix nació el 8 de abril de 1914. Además de La doña se la conocía también como la mujer sin alma la devoradora Su primer marido fue Enrique Álvarez. Después, se casaría otras tres veces aunque, durante toda su vida, tuvo multitud de amantes. Agustín Lara le escribió Maria Bonita y José Alfredo Jiménez le dedicó Ella Orgullo No quiso hacer papeles de india en Hollywood: Las indias las hago en mi país. Fuera solo hago de reina Muchos hombres Jorge Negrete Conoció al gran mito varonil del cine mexicano en El Peñón de las ánimas Fue un encuentro desastroso: No quiero trabajar en el cine si hay tipos tan majaderos como usted le espetó. Se casaron en 1952 y él moriría un año después Agustín Lara El flaco de oro le compuso María Bonita como regalo de bodas. Toda la gente le veía feo, pero en la intimidad ganaba a cualquiera se jactaba María Félix. Se separaron por las infidelidades de Lara después de que ella intentara matarlo