Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 5 DE ABRIL DE 2014 abc. es estilo GENTESTILO 61 la política al seminario he preguntado en muchas ocasiones los 18 años. Por entonces, Valls hablasi Manuel no pudo terminar en un se- ba francés mucho peor que español o minario. Perdió la fe muy tarde. No catalán. Pero decidió nacionalizarse, entró en un seminario de curas. Se aunque su padre había conseguido commetió en el PS. Cuando entró en polí- prarse una modesta casa en Barcelona, tica, me dije: llegará a presidente; tie- en el barrio de Horta, con algunos ahone las virtudes de un político, es auto- rros y la ayuda de la familia Gargallo. ritario y ambicioso Cada verano, los Valls viajaban a BarXavier Valls se casó con una mujer celona en coche. muy bella, la italiana Luisa Galfetti. Manuel Valls ha escuchado en muManuel es el primer fruto de una his- chas ocasiones la anécdota de un entoria de amor apasionada y feliz. Valls- cuentro de su padre con Antoni Tàpies, padre tuvo que raptar a su futura es- en la cúspide de su fama e influencia. posa en Barcelona. Los padres de Lui- Tras una larga cena, pagada a escote, sa no deseaban que su hija se casara Tàpies le pregunta a Valls: ¿Qué coche con un pintor económicamente desva- tienes? Caminaban por el Ensanche lido. Los Valls se instalaron en la peri- barcelonés. Valls dijo: Un Citroën 2 CV feria humilde del barrio parisino del ¿Quéee? le respondió Tàpies, señaMarais, en un piso de alquiler propie- lando con su mano izquierda: Mira el dad de la alcaldía de la ciudad. Ese piso mío Un Mercedes último modelo. fue inmortalizado por Xavier Valls en múltiples ocasiones. Pero terminaría Una yonqui convirtiéndose en escenario de la tra- Manuel Valls perdió la fe y no entró en gedia cuando la alcaldía de París deci- un seminario. Entró en política como dió expulsar a los Valls. Uno de los fun- quien entra en procesión. Su hermana cionarios dijo al padre del actual pri- Giovanna, por el contrario, vivió una larmer ministro de ga temporada con un Francia: Si no le gusgran pintor figurativo No a las drogas ta nuestra decisión, catalán. Aquella y otras Su hermana vivió puede volverse a Espaexperiencias acabaron el infierno de las ña Años más tarde, muy mal. La hermana drogas. Aquello Manuel Valls comende Valls fue drogadicmarcó al político taría: Mi padre vivió ta durante muchos la expulsión como una años. Ella misma ha tragedia atroz contado aquella expeMayo del 68 Tras varios años de riencia dramática: Viví Hizo mucho daño a con un alcohólico que largos, caros y dolorosos pleitos, la familia las familias declaró me dominaba y me inValls pudo volver a sultaba. Terminé chuValls a ABC en su aquel quinto piso de altándome heroína. Duprimera entrevista quiler, sin ascensor y rante unos años fui una con una escalera muyonqui. Salir de ese ingrienta. El lugar donde creció Manuel fierno fue muy duro. Mis padres y mi Valls. Sus amigos de infancia y adoles- hermano vivieron mi aventura como cencia eran hijos de emigrantes italia- una tragedia. Ellos me aportaron una nos. El comentario poco ama- ayuda capital, con mucho amor ble, entre niños, de espaLa experiencia de su hermana influñolito de mierda era un yó en las convicciones íntimas del futulugar común en los años ro ministro del Interior y ahora primer 60 y 70 del siglo pasado. ministro, hostil a la legalización de ninguna droga. En su primera entrevista Apoyos política a un periódico español, Manuel Manuel Valls se crió en un Valls me declaraba: Mayo del 68 hizo ambiente con recursos eco- mucho daño a las familias Tras esa denómicos modestos y su- claración conservadora todavía sangrafriendo el aislamiento artís- ba, sin decirlo, la experiencia dramátitico de su padre. Los prime- ca de su hermana. Manuel Valls pudo ros grandes críticos que ser político en Barcelona, si su padre dieron a Xavier Valls el es- hubiera podido ganarse la vida como paldarazo de gran pintor fi- pintor en su ciudad natal. Y hasta pudo gurativo del último medio si- ser directivo del Barça (la música del glo fueron Antonio Bonet Co- himno del Barcelona fue escrita por un rrea y Julián Gállego. primo de su padre, Manuel Valls i GiValls- hijo descubrió el Museo rona) si las galerías y la crítica de arte del Prado de la mano de Gálle- de la Ciudad Condal hubieran prestado go. En Barcelona, por aquellos a su padre el interés que solo encontró años, Xavier era ignorado olím- en París y Madrid. picamente y los únicos comCon el tiempo, Manuel Valls ha hepradores que tenía vivían en cho carrera política en Francia con un París. Mucho más tarde encon- éxito espectacular. Por vez primera, un traría, al fin, un galerista espa- jefe de Gobierno francés es hijo de un ñol, en Madrid, Miguel Fernán- desterrado español. Las huellas y el dradez- Braso. ma de ese destierro están presentes en Ese era el clima familiar en la matriz política de un hombre que asel que vivió Manuel Valls hasta pira a ser presidente de la República. Infancia española Arriba, Valls, su madre, Luisa Galfetti; su hermana Giovanna y su padre, Xavier Valls, uno de los grandes pintores figurativos españoles de la última mitad del siglo XX. Sobre estas líneas, Luisa y sus dos hijos. El artista tuvo que raptar a la italiana para casarse con ella. A la derecha, Galfetti y el primer ministro cuando era niño