Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 5 DE ABRIL DE 2014 abc. es sociedad SOCIEDAD 45 NO ES LO QUE PARECE Guantes y botas del servicio médico se secan al sol en Guekedou (Guinea) AFP Tres posibles casos en Malí elevan la alerta por el avance del Ébola Un vuelo procedente de Guinea es retenido en París por la sospecha sobre un posible pasajero enfermo EDUARDO S. MOLANO CORRESPONSAL EN NAIROBI Es un trampantojo ideado por Borromini. Con una longitud de ocho metros, el suelo y el techo no superan la estatura de una persona en la parte final, y la estatua mide menos de un metro En realidad, solo mide ocho metros dar, y por tanto son las que más cambiamos. Por tanto, no somos las personas que creemos y somos los menos indicados para describirnos. ¿Significa que nos conocemos poco? -Muy poco. No nos conocemos. Es como la relación que tenemos con la realidad. No quiere decir que la realidad no exista, pero el cerebro la simula. Y nosotros interactuamos con la realidad virtual que genera el cerebro. Unas veces encaja bien con lo real, y otras peor. Con el conocimiento de nosotros mismos pasa igual: unas veces la imagen que tenemos de nosotros será acertada y otras no, por las limitaciones que tiene el cerebro. -Los magos deben automatizar sus trucos para que no los adivinemos. ¿Podemos adivinar las intenciones? -Todos somos telépatas. Siempre estamos intentando adivinar las acciones de otros en su mirada, lenguaje corporal o tono de voz. Las neuronas espejo nos permiten ponernos en su piel y deducir lo que creemos que piensan. Este proceso no es muy diferente del que hacemos con nosotros mismos cuando justificamos nuestras acciones. ¿Qué quiere decir? -Muchas veces actuamos de una forma, pero no sabemos por qué. Y lo que hacemos después es buscar los motivos. En retrospectiva interpretamos nuestras acciones en tercera persona, aunque no nos lo parezca así. Creemos que tenemos control de nuestras acciones, que todo es racional y coherente, pero no es así. La epidemia que, desde febrero, se asoma al oeste de África continúa sumando víctimas. De momento, presuntas. En las últimas horas, el Gobierno de Malí ha informado de la detección de tres posibles casos en sus fronteras. Las muestras han sido ya enviadas a Estados Unidos para su análisis, mientras los pacientes se encuentran en cuarentena. El Ejecutivo maliense también ha pedido a la población evitar desplazamientos no necesarios y exige al personal sanitario respetar y hacer respetar de manera escrupulosa las medidas de higiene y de protección individual indispensables para la prevención de la enfermedad Desde el inicio del brote, la gran mayoría de contagios se han registrado al sur de Guinea, considerado el epicentro de la epidemia (84 muertes y 134 casos confirmados) especialmente en Guékédou y Macenta. En la capital, Conakry, se ha habido al menos ocho enfermos de fiebres hemorrágicas, y la crisis sanitaria se extiende por las vecinas Sierra Leona y Liberia. Precisamente, la jefa médica liberiana, Bernice Dahn, desmentía en ABC las informaciones que aseguran que uno de los presuntos casos aparecidos en este estado había surgido de forma autónoma y no estaba ligado al brote guineano. Todos los enfermos de nues- tro país han tenido relación con personas que cruzaron la frontera desde Guinea, o bien fueron ellos mismos los que lo hicieron reconocía Dahn a este diario. Los síntomas de la enfermedad incluyen fiebre repentina, debilidad intensa, dolor muscular y de cabeza e irritación de garganta, seguidos de vómito, diarrea, sarpullidos, fallos renales y hepáticos y hemorragias, tanto internas como externas. Ante el imaginario colectivo que vincula esta enfermedad con el consumo de homínidos, lo que sí está comprobado es que muchos de estos brotes comienzan con el contacto de una persona con un animal contaminado, ya sea el caso de monos o de pequeños mamíferos. La semana pasada el Ministerio de Sanidad de Guinea prohibía la comercialización y consumo de murciélagos en virtud de la crisis sanitaria. Uno de los casos cero podría ser el de un cazador de murciélagos destaca Dahn. A la espera de conocer el origen del brote, la psicosis internacional continúa. Ayer, un vuelo de Air France procedente de Guinea fue retenido durante dos horas en el aeropuerto Charles de Gaulle por la sospecha de que uno de sus pasajeros podía estar contagiado por el virus del Ébola. Finalmente, la amenaza resultó falsa. Las medidas regionales tampoco están exentas de paranoia. Mientras que la pasada semana era Senegal el que aprobaba el cierre de sus fronteras, Liberia debate ahora la declaración del estado de emergencia. Liberia debería cerrar sus fronteras con los tres países que comparten fronteras con nosotros reconoció ayer el senador Sando Johnson. Dos horas en el aeropuerto