Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Vuelco en el Poder Judicial Novedades del proyecto SÁBADO, 5 DE ABRIL DE 2014 abc. es españa ABC La ley actuará contra los jueces estrella y permitirá a tres instruir un mismo caso Justicia quiere acabar con la arbitrariedad en las decisiones de los magistrados mediáticos N. VILLANUEVA MADRID Esto no es una reforma, es una ley nueva dijo ayer el ministro de Justicia, Alberto Ruiz- Gallardón, en la rueda de prensa en la que desgranó las principales novedades de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) aprobada ayer por el Consejo de Ministros. Y tanto que lo es, porque por primera vez en sus casi 40 años de existencia, la Audiencia Nacional, que representa solo un grano de arena en esa LOPJ, va a sufrir la mayor transformación de su historia: se queda sin jueces estrella Ya no serán los seis instructores que hay en la actualidad los que acaparen de forma individual los asuntos que abren cada día los telediarios, sino que la Audiencia Nacional contará con una Sala de Instancia de lo Penal y otra de lo Contencioso dentro de las que se enmarcarán los actuales Juzgados Centrales. La investigación de las causas penales estará en manos de la llamada Sección de Garantías de la Instrucción, de la que formarán parte los actuales jueces centrales. Es decir, va- rios jueces participarán a la vez en la investigación de una sola causa. El Ministerio de Justicia justifica esta modificación en que se agilizarán las instrucciones complejas, se reforzarán las garantías de los imputados y se protegerá a los magistrados frente a presiones externas que en este tribunal son especialmente notables. Pero lo que parece ocultarse tras el enunciado es la necesidad de acabar con una arbitrariedad que en muchos casos parece haber antepuesto cuestiones ideológicas o políticas a criterios meramente jurídicos. No en vano han salido a la luz enfrentamientos entre los propios instructores por asumir determinados casos, conflictos que han tenido que ser resueltos por la Sala Penal de la Audiencia. La última vez hace un año, cuando Javier Gómez Bermúdez quiso arrebatar a Pablo Ruz la causa de los papeles de Bárcenas. La pregunta que surge es sencilla: si había problemas cuando cada uno de estos seis magistrados llevaba su propio juzgado, qué no habrá cuando ahora se tengan que poner de acuerdo en cuestiones como admitir a trámite una querella, solicitar determinadas diligencias o dictar un auto de procesa- miento, entre otras. No obstante, estos problemas podrían atenuarse en el futuro si finalmente esta instrucción colegiada se encarga solo de avalar o rechazar lo practicado por un fiscal- investigador, como prevé la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Sorpresa y escepticismo De momento, los jueces de instrrucción de la Audiencia han acogido estos cambios con sorpresa y escepticismo. Podemos pasar de tener algunos jueces estrella a tener toda una galaxia apuntó uno de ellos. Magistrados consultados por Ep destacaron la complejidad que la reforma podría tener en procedimientos ya de por sí extensos y advirtieron de que, en lugar de una agilización de las instrucciones, la reforma podría provocar su ralentización. Puede ser un invento muy peligroso. No conozco el sistema ni lo que se pretende pero reformar la ley para acabar con los jueces estrella parece un argumento pobre, triste e intelectualmente mísero. No tiene ningún sentido señaló uno de los magistrados. Otro de los jueces de instrucción de la Audiencia Nacional aseguró que la iniciativa es una ocurrencia más del Ministerio de Justicia y ha opinado que el plan de Gallardón supone un ataque al Poder Judicial Cada vez nos recortan más las alas Santiago Pedraz, juez central de Instrucción 1 de la Audiencia Otras claves de la reforma judicial El CGPJ podría ordenar a la Prensa Provinciales Se establecen los cimientos del que no informe sobre algún caso Como sucede en la actualidad, cuando un juez sienta perturbado su sosiego y ecuanimidad o se sienta inquietado por algún intento de condicionar indebidamente sus decisiones podrá pedir amparo al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Sin embargo, el anteproyecto de Ley del Poder Judicial introduce una novedad: en esas circunstancias el CGPJ podrá ordenar a quien perturbe o inquiete a los jueces el inmediato cese en dicha conducta Aunque el texto no hace mención expresa a los medios de comunicación, la actual redacción del artículo 18 del anteproyecto abre la puerta a que el CGPJ pueda ordenar a la Prensa que deje de publicar informaciones que perturben a un juez. Además, si se produce la continuación o reiteración de tal comportamiento se podrá incurrir en un delito contra la Administración de Justicia. No obstante, fuentes de Justicia niegan que se trate de una ley mordaza y explican que este precepto está pensado para evitar intromisiones de los políticos en la labor de los jueces, sobre todo a la hora de criticar las investigaciones que, por ejemplo, puedan afectar a sus partidos o a supuestos de corrupción. Nacen los Tribunales nuevo mapa judicial que se desarrollará con la futura ley de demarcación y planta. Desaparecerán los partidos judiciales y habrá 50 tribunales de instancia más los de Ceuta y Melilla, que tendrán el suyo propio. En principio, la sede estará en la capital de provincia. na (hasta ahora se necesitaba que la demanda alcanzara cierto importe) Ser magistrado del Supremo exigirá 20 años en la carrera o de ejercicio profesional. Las asociaciones judiciales, bajo lupa El CGPJ determinará por reglamento los criterios para la concesión de las subvenciones que les otorga para sufragar los gastos estructurales de las asociaciones judiciales. Veinte años de carrera hasta el TS Establece el carácter vinculante de determinada jurisprudencia del Supremo, que el Pleno de cada Sala decidirá cada tres meses. La casación se abre a cualquier resolución de los demás tribunales en materia Civil y Contenciosa cuando exista un interés casacional o sea conveniente para alcanzar la unificación de doctri- Adiós a las categorías Desaparecen las categorías de la carrera judicial: todos serán jueces, aunque con seis de años de antigüedad tendrán el tratamiento honorífico de magistrado. El acceso a la carrera seguirá siendo por oposición libre y tras superar un curso selectivo en la Escuela