Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 1.4.2014 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.887 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO La Torre acorralada La Torre Eiffel, emblema de la capital francesa, cumplió ayer 125 años, acosada por nubes de urbanizaciones y edificios próximos JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS IGNACIO RUIZ- QUINTANO ROCK- OLA MacBird la obra en que Lyndon Johnson asesina a John F. Kennedy, se representó con Johnson en la Casa Blanca ista marcha atrás, Viernes 13 es la historia de un jugador de hockey mágico que cura a unos adolescentes para que puedan marchar a casa desde el campamento. Y vista marcha atrás, la Santa Transición (ST) sería la historia de un Kennedy abulense al que, dimitido y sin partido, el Rey da un golpe de Estado para llevar a la izquierda al Poder valiéndose de Tejero, demócrata extravagante que se presta a tomar el Congreso por una paella. ¿Y qué va a decir uno, si estaba en el Rock- Ola con Alaska y los Pegamoides? Son cosas de Pilar Urbano, Linda Hunt El año que vivimos peligrosamente de nuestro periodismo, que lo mismo amanece con Garzón que anochece con Jefe Atta su libro prohibido en los Estados Unidos, el país al que estaba destinado porque Bush no quiso que allí se supiese la verdad del 11- S. ¿Y las operaciones bursátiles del día antes, con venta de determinadas acciones a beneficiarios especiales? Detalles. Pilar Urbano y Pedro Rodríguez fueron las grandes firmas del detalle en la ST, como ése de Larky el mistolobo real ñascando la entrepierna del Kennedy de Cebreros. Al hilo del kennedysmo, Tom Wolfe, detallista americano, nos recuerda que el único país que permitió representaciones públicas de MacBird la obra de Barbara Garson en que Lyndon Johnson asesina a John F. Kennedy para erigirse en Presidente, fue la América... de Lyndon Johnson. Garson, Urbano... y, en la rumba republicana alrededor del jamón, Aguilar, director por un día de El Heraldo Los que sufrimos el cierre del Madrid por motivos políticos entendemos lo que sufrieron los de El Heraldo en 1939 La versión de García Trevijano del cierre del Madrid es más prosaica: Me llama Calvo Serer a su despacho porque el periódico está en quiebra. Le doy la solución: Hay que provocar que el régimen cierre el periódico, para que el desprestigio vaya al régimen y para que dé derecho a una indemnización Y nosotros, al Rock- Ola V L a Torre Eiffel cumple 125 años rodeada de rascacielos y torres que la acosan, asaltada por decenas de millares de turistas que la convierten en un magnífico negocio. Y cortejada por avispados empresarios que sueñan con los más delirantes proyectos. Gustave Eiffel, ingeniero y empresario especializado en construcciones metálicas, hizo suya la idea original de dos de sus colaboradores, Maurice Koechlin y Emile Nouguier, pagando de su bolsillo (gracia a un empréstito) buena parte de los 7 millones de francos oro de finales del XIX que costó construir la torre que debía convertirse en icono patriótico y municipal, tras su triunfo internacional con motivo de la gran Exposición Universal de 1889. Gustave Eiffel tuvo que vencer muchas resistencias políticas, municipales, incluso artísticas. Buena parte de la élite intelectual parisina de su tiempo consideraba que la Torre erra un horror absoluto, estético y urbano. Construida bastante lejos del centro de la capital durante dos largos años de grandes trabajos, la Torre se convirtió pronto en un excelente negocio. Eiffel fue el primer concesionario. Ingeniero y avispado hombre de negocios, el constructor también supo convertir su Torre en una atracción turística, cuya visita, de pago, se transformó en una fuente de sustanciales ingresos. La alcaldía de París terminó recuperando su torre que, con el tiempo, también se transformó en antena de radio y televisión, construcción uti- Obreros durante la construcción de la Torre ABC lizada con fines políticos, militares o publicitarios. El antiguo horror estético se transformó desde la I Guerra Mundial en un icono artístico que comenzó seduciendo a pintores y poetas vanguardistas. Los primeros visitantes de finales del XIX y principios del XX admiraban una de las construcciones más altas de Europa y del mundo. La proeza técnica dejó paso, muy pronto, a enigmas de otra naturaleza. Desde hace décadas, los Torre Eiffel es uno de los raros monumentos nacionales que no necesitan subvenciones del Estado. Bien al contrario, el Estado y la alcaldía de París reciben anualmente sustanciales rentas, mal conocidas pero bien reales, de uno de los cuatro edificios más visitados de Francia. Varios especialistas han calculado el valor de la marca Torre Eiffel: unos 434.000 millones de euros. Capital imaginario pero muy rentable. Sus productos derivados son un negocio fabuloso aunque mal explorado. En el momento álgido de su historia simbólica, política y comercial, la Torre Eiffel sufre, desde hace años, del acoso inquietante de nubes de urbanizaciones bastante próximas. El turista que contemple el monumento desde la orilla derecha del Sena la descubrirá empequeñecida por un rosario de urbanizaciones, torres de viviendas y negocios que continúan creciendo de manera inexorable, en sus inmediaciones. La alcaldía y el Estado vigilan e intentan controlar esa marea negra urbanística, estudiando futuros proyectos de modernización del monumento. Hay quien ha imaginado una Torre cubierta de flores, para convertirla en icono ecologista. Veremos.