Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 SOCIEDAD MARTES, 1 DE ABRIL DE 2014 abc. es sociedad ABC La ONU acaba con la injustificable caza científica de ballenas de Japón La sentencia de la Corte Internacional veta las capturas en el Antártico y lo convierte por fin en un santuario para estos animales PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL EN PEKÍN ran triunfo ecologista en su lucha por la conservación de las ballenas. En una sentencia histórica, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de las Naciones Unidas prohibió ayer a Japón seguir cazando estos cetáceos en el Antártico bajo la excusa de un supuesto programa de investigación científica. Japón deberá revocar cualquier autorización existente, permiso o licencia otorgada en virtud de su programa JARPA II y abstenerse de conceder más permisos explicó en La Haya el presidente de la Corte, Peter Tomka. En su opinión, las pruebas no han demostrado que el diseño y la implementación de dicho programa sean razonables con sus objetivos científicos Por doce votos frente a cuatro, la Corte falló que Japón no ha justificado el elevado número de ballenas que necesita cazar cada año con tales propósitos, fijado en un cupo de 850 de estos cetáceos. Además, la sentencia destacó que el Gobierno nipón no había considerado un programa menor o menos letal, así como que sólo había publicado un par de informes relacionados con dicho estudio desde 2005. Casi una década en la que, por otra parte, ha cazado más de 3.600. Los permisos especiales concedidos por Japón no son para propósitos de investigación científica criticó el presidente del Tribunal, que da así la razón a la denuncia interpuesta por Australia hace cuatro años. G Del mar a los restaurantes Desde 1986 está vigente una moratoria que prohíbe la pesca de las ballenas con fines comerciales. Pero, aprovechándose de un vacío legal que permite la caza para investigaciones científicas la flota nipona seguía haciéndose a la mar cada campaña, atrapando desde entonces 16.000 de estos animales, cuya carne acababa sirviéndose en muchos restaurantes de sushi de Tokio. Junto al imperio del Sol Naciente, dos países con larga tradición ballenera y potentes industrias pesqueras, como Noruega e Islandia, se niegan a firmar la moratoria aduciendo razones morales, económicas e El ballenero Yushin Maru captura un ejemplar en el Océano Austral, cerca de Australia GREENPEACE