Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA MARTES, 1 DE ABRIL DE 2014 abc. es españa ABC Becerril pide a los organizadores de las marchas que aíslen a los violentos La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, pidió ayer a los organizadores de manifestaciones que intenten separarse de los que perpetran actos violentos, mental y físicamente y que los aíslen y ha puesto como ejemplo a un grupo de estudiantes de la Universidad Complutense que echaron a un grupo que era agresivo La exministra y exalcaldesa de Sevilla afirmó que comparte la preocupación de la regidora madrileña, Ana Botella, y de otros alcaldes por el centro histórico de las ciudades, pero no quiso pronunciarse sobre su propuesta de sacar de él las manifestaciones. Es difícil, yo no estoy en el Ejecutivo señaló. Un grupo de radicales lanza objetos tras la manifestación celebrada en Madrid ÓSCAR DEL POZO La Fiscalía busca el vínculo de grupos criminales con el 22- M Si la Policía lo confirma, la competencia podría recaer en la Audiencia Nacional J. F- M. MADRID los de graves disturbios como los registrados en Madrid el 22 de marzo con el pretexto de la indignación ciudadana. Carecen de un liderazgo claro, pero les unen su odio visceral a todo lo que simbolice España y su obsesión por derrocar el sistema democrático. Pocas dudas La prioridad de los investigadores se está centrando en recabar datos para confirmar que actúan de forma coordinada la clave para poder acusarles de pertenencia a grupo criminal y comprobar si eventualmente tienen algún tipo de estructura, no jerárquica, pero sí estable. En este caso pocas La Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió ayer a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado informes policiales sobre la posible participación de miembros de grupos organizados vinculados al independentismo radical y al anarco- insurreccionalismo en los disturbios ocurridos en la manifestación del 22- M. De confirmarse la existencia de miembros de alguno de esos grupos la Fiscalía podría reclamar la competencia de la Audiencia Nacional para que sea este tribunal el que investigue las algaradas callejeras que acabaron con 67 policías resultaron heridos, cuatro de ellos hospitalizados, dos con conmoción cerebral y los otros dos con pérdida de piezas dentales, informa Efe. Como ha publicado ABC en los últimos días, los informes que maneja la Policía apuntan a que decenas de jóvenes que nutrían las juventudes de organizaciones terroristas como ETA, Grapo o Resistencia Galega se habrían desplazado ahora hacia los grupos de extrema izquierda que mueven los hi- dudas hay de que estaríamos ante una red de organizaciones antisistema formalmente autónomas pero que llegan a acuerdos para lograr sus objetivos. Imputar a los vándalos del 22- M un delito de integración en organización o grupo criminal implicaría que las penas solicitadas para estos radicales se verían incrementadas de forma sustancial, pues la pertenencia a una organización criminal (antigua asociación ilícita) está recogida en el Código Penal como un delito autónomo que lleva aparejada su propia pena: de cuatro a ocho años los dirigentes, y de dos a cuatro los meros integrantes, cuando su finalidad sea la comisión de delitos graves. Si se trata de otro tipo de delitos (que no sean graves) estas penas se reducen de tres a seis años en el caso de los dirigentes y de uno a tres en el de los integrantes. Según el Código Penal, se entiende por organización criminal la agrupación formada por más de dos personas con carácter estable o por tiempo indefinido que de manera concertada y coordinada se repartan diversas tareas o funciones con el fin de cometer delitos, así como de llevar a cabo la perpetración reiterada de faltas De los 21 detenidos por estos altercados, en los que entre otras cosas se llegaron a arrancar adoquines para lanzarlos contra los agentes, solo uno de ellos ingresó en prisión provisional y sin fianza por un delito de lesiones contra un policía, atentado contra agente de la autoridad y desórdenes públicos, mientras que el resto quedó en libertad. La Fiscalía ha recurrido. JUSTICIA UNIVERSAL El juez ve delitos de terrorismo y no archiva el caso Ellacuría J. F- M. MADRID El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha decidido seguir con la investigación del asesinato en El Salvador en 1989 de cinco jesuitas españoles, entre ellos el vasco Ignacio Ellacuría, pese a la entrada en vigor de la reforma de la justicia universal. En un auto hecho público ayer, Velasco argumenta que seguirá con la investigación únicamente por las imputaciones de asesinatos terroristas y dejando sin efecto el procesamiento de veinte militares salvadoreños por el delito de lesa humanidad. El juez ha decidido seguir con la causa a pesar de que la reforma de la justicia universal decreta el sobreseimiento automático de todos los casos hasta que se compruebe si los puede investigar un juez español. Lo hace al considerar que la reforma es ilógica porque, a su juicio, es contradictorio que el juez deba archivar y luego decidir si la causa se ajusta al cambio legislativo y debe seguir con la instrucción. Para Velasco, el único que puede decidir si continuar con la causa es el juez de instrucción, y en este caso faltan indagatorias por practicar y están pendientes reclamaciones internacionales de varios procesados que impiden acordar la conclusión sumarial.