Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ENFOQUE MARTES, 1 DE ABRIL DE 2014 abc. es ABC François Hollande mira a Manuel Valls, nuevo primer ministro de Francia AFP El barcelonés, nuevo primer ministro galo Hollande lo fía todo a la sonrisa de Valls Como el entrenador de un equipo derrotado, JeanMarc Ayrault pagó ayer la factura de la debacle socialista del pasado domingo. Al frente del club sigue el presidente. François Hollande asegura haber captado el mensaje de una opinión pública cuyo descontento generalizado ha forzado una fulminante crisis de Gobierno que desde la primera vuelta de las municipales se daba por descontada. Sale Ayrault y entra Manuel Valls, hasta ahora ministro del Interior. Nacido en Barcelona, Valls refuerza la presencia española en el núcleo duro de la República y en un París que será gobernado por una gaditana, Anne Hidalgo. El nuevo primer ministro recibe, sin embargo, un regalo envenenado. La elevada abstención y los pobres resultados registrados por el PS sitúan a Hollande y a su ministro más popular contra las cuerdas: la derecha los rechaza y la izquierda reniega de sus políticas de ajuste. El presidente galo compareció anoche para asumir su penitencia y reconocer que la sociedad soporta demasiados impuestos y demasiado paro No ignoro que muchos de vosotros tenéis problemas para llegar a fin de mes dijo Hollande, que anunció una rectificación sobre la que no quiso o no pudo, por improbable dar detalles. El presidente francés confía en el tirón de su ministro más carismático, quizás el único capaz de salvarlo de la quema y de frenar con su sonrisa la escalada del populismo. INTERNACIONAL