Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 1 DE ABRIL DE 2014 abc. es ENFOQUE 5 Acusados por el acoso al Parlamento catalán, ayer, en la Audiencia Nacional EFE Juicio por el asedio al Parlament La Justicia está en las nubes JAIME GONZÁLEZ Como los 19 acusados de asediar el Parlamento catalán en 2011 se han acogido a su derecho a no responder a las preguntas de la Fiscalía y de sus abogados, yo me acojo a mi derecho a comparar sus procedimientos de legítima defensa con los que suelen ejercer los presos etarras. Qué curioso: los mismos que en la calle dan rienda suelta a sus manos y sus pies contienen la lengua en el banquillo y se parapetan detrás de la Constitución para no declarar. Nada que objetar a los cinco años y medio de condena que solicita para cada uno de ellos el Ministerio Público, aunque alguien me tendrá que explicar por qué asediar, con un comportamiento violento e intimidatorio a los diputados de una Cámara autonómica tiene una pena infinitamente mayor que quitarle un casco a un policía y golpearle brutalmente con una piedra en la cabeza, que no tiene ninguna. A los terroristas urbanos de Barcelona se les acusa de un delito contra las instituciones del Estado, pero a los terroristas urbanos de Madrid que el pasado 22 de marzo hirieron a 67 agentes los han puesto en libertad. Se conoce que no está claro si las piedras golpearon en las cabezas de los policías o las cabezas de los policías golpearon en las piedras. El Código Penal se presta a todo tipo de interpretaciones, pero tamaña diferencia de criterio me parece un agravio comparativo intolerable. Es verdad que Artur Mas que el jueves declarará por videoconferencia desde su despacho tuvo que acceder al Parlamento en helicóptero, un método absolutamente inhabitual según la Fiscalía. Supongo que el hecho de que a los 19 acusados de Barcelona se les solicite una pena de cinco años y medio y a los violentos de Madrid se les haya puesto en la calle no tendrá que ver con el método absolutamente inhabitual del helicóptero porque si así fuera reclamo desde estas líneas que la próxima evacuación de los policías que puedan resultar heridos en Madrid se produzca por vía aérea, a fin de que a los detenidos el helicóptero debe de ser determinante pueda acusárseles de un delito contra la autoridad. Si acosar violentamente a un padre de la patria lleva aparejada una pena de cinco años y medio y 7.500 euros de multa, pero reventarle la cabeza a un policía sale gratis, es que la democracia no ha llegado al Código Penal. Lo del helicóptero me tiene confundido: escapar volando de una algarada callejera es un agravante mayor que te muelan a palos sobre una acera. ESPAÑA Momento en el que el consejero de Interior catalán abandonaba en helicóptero el Parlament en junio de 2011 EFE Agente herido el 22- M AFP