Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 11 DE MARZO DE 2014 abc. es internacional INTERNACIONAL 33 Europa, su destino final tras la escala en Pekín. Una ruta cada vez más transitada por estas mafias desde que, hace un año, China eximió de visado a los pasaportes de la Unión Europea para tránsitos de 72 horas. Nada concreto, por el momento, apunta a que un atentado terrorista haya sido la causa del desastre. Pero tampoco hay evidencias de que un error humano o un fallo mecánico o informático lo hayan causado. Mientras tanto, prosigue la búsqueda del avión desaparecido en aguas al sur de Vietnam e incluso en el Estrecho de Malaca, en el extremo opuesto de la Península Malaya. Docenas de aviones y barcos de una flotilla internacional rastrean la zona, pero ninguno de los objetos hallados pertenece al vuelo MH 370. La desesperación, la tristeza y el desánimo cunden entre los familiares de los pasajeros del avión malasio desaparecido Cada día tenemos menos esperanzas P. M. DÍEZ PEKÍN Seguridad aérea La desaparición del avión ha puesto en entredicho la seguridad aérea mundial, que parecía blindada por los estrictos controles impuestos tras el 11 S. El motivo es que los dos pasaportes robados figuraban en una base de datos de documentos robados de Interpol. Lo peor de todo es que no se trata de un episodio aislado, según esa agencia. pocos países miembros consultan sistemáticamente nuestra base de datos para determinar si un pasajero con un documento de viaje robado o perdido puede abordar un avión afirman desde la agencia. n unas horas estaré de vuelta en casa Poco antes de tomar en Kuala Lumpur el vuelo MH 370 de Malaysia Airlines con destino a Pekín en la madrugada del sábado, Zhao Gang escribía este mensaje en QQ, una especie de WhatsApp chino. Nacido hace 46 años en Dalian, llevaba un mes en Malasia dándole un curso de formación a unos clientes a los que su empresa le había vendido varias grúas. En su casa le esperaban su esposa y su hijo de 20 años, pero Zhao Gang jamás regresó. Como las otras 238 personas que viajaban en este fatídico vuelo, su rastro se perdió sobre las aguas al sur de Vietnam y sigue desaparecido. E Cuando vi su nombre en la lista de pasajeros en internet, no me lo podía creer explicó ayer a ABC su hermana, Zhao Xin, en el hotel Lido de Pekín, donde han sido alojados los familiares de los pasajeros. Su cuñada había oído las noticias sobre la desaparición de un vuelo procedente de Kuala Lumpur de la compañía Malaysian Airlines y, poco ducha con los ordenadores, le pidió que consultara si era el avión en que volvía su marido. A Zhao Xin le tocó primero enterarse de la desaparición de su hermano y luego comunicársela a su mujer. Nadaba muy bien Tenía buena salud, era muy fuerte, un superviviente nato recuerda Zhao Xin. Desesperada, intenta aferrarse al milagro de podría haberse salvado si hubiera caído al mar porque sabía nadar muy bien, pero cada día que pasa tenemos menos esperanzas A medida que transcurren las horas sin aparecer el avión, aumenta la frustración entre las familias. Después de tres días de angustia, en los que se ha descartado que cada objeto hallado perteneciera al aparato, la tensión estalló ayer con los responsables de la aerolínea. A gritos, algunos familiares les reprocharon no haber localizado con satélites los móviles de los pasajeros. Aumentando la confusión, varios parientes aseguran que algunos teléfonos seguían dando tonos de llamada tras perderse el contacto o aparecían conectados por internet a Weibo, el Twitter chino. Pero nadie respondió y no se sabe si dicha cobertura era solo un fallo de la red. La incertidumbre es lo más difícil de aceptar porque, realistas o no, los familiares se aferran a la esperanza para seguir adelante analiza Paul Yin, un psicólogo que se ha presentado en el hotel Lido de la capital china para tratar gratis a quien lo desee. Tras haber atendido a los familiares de las víctimas del accidente del vuelo de Asiana el verano pasado en San Francisco, en el que fallecieron tres adolescentes chinas, sabe bien que lleva mucho tiempo superar una tragedia así