Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 CULTURA VIERNES, 7 DE MARZO DE 2014 abc. es cultura ABC Los Panero POR LUIS ALBERTO DE CUENCA (DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA) El poeta Luis Alberto de Cuenca traza una semblanza de los miembros de esta peculiar saga familiar, que ayer se apagaba con la muerte de Leopoldo María Panero Leopoldo (1909- 1962) el patriarca Ahora que han cruzado el espejo los cuatro protagonistas de El desencanto, aquella película que tanto impacto tuvo en mi generación y que yo nunca quise ver por devoción al personaje que en ella era linchado, ya se puede decir en voz alta y clara lo que ha sido siempre un secreto a voces entre los adeptos a los misterios poéticos: el patriarca de la familia ha sido, sin duda, junto a su hermano, Juan Panero (1908- 1937) el que más y mejor huella ha dejado en la poesía española contemporánea. Javier Huerta Calvo acaba de reunir su obra, en prosa y en verso, en tres gruesos volúmenes que honran su memoria. Gran poeta Leopoldo Panero. Carlos Hipólito, José Manuel Blecua, José Luis Gómez, Julia Gutiérrez Caba, Ernesto Arias y Darío Villanueva, ayer en la RAE DE SAN BERNARDO Juan Luis (1942- 2013) el exquisito cernudiano Borges se quejaba en el prólogo de El hacedor del escaso aprecio poético que le dispensó siempre su maestro Lugones. Esa miopía del Leopoldo argentino casa bien con la mía en lo relativo a la poesía de Juan Luis Panero. Un poeta exquisito, cosmopolita y refinado, que no dejó de contribuir a situar a Cernuda en el puesto de privilegio que le corresponde como inspirador indiscutible de buena parte de la poesía española última. No es poco, a fe mía, y, sin embargo, a pesar de los esfuerzos de tantos buenos amigos (excelentes conocedores y admiradores de su obra) para hacerme disfrutar con sus versos, nunca lo lograron. La culpa es mía, desde luego. La Real Academia cede la palabra a los actores Gómez, Sacristán, Gutiérrez Caba, Portillo... dramatizarán textos que van del Mío Cid a Valle- Inclán S. GAVIÑA MADRID Leopoldo María (1948- 2014) el loco genial Lo vi por última vez en la librería Visor, sentado junto a la caja registradora, como si no hubiese hecho otra cosa en la vida que estar ahí, esperando, a Godot o a quien fuese. Le di un abrazo, mientras Salva le ponía delante la enésima cocacola. Un verdadero talento el de Leopoldo María. Talento y genio al mismo tiempo, porque nació genial y tuvo los suficientes años de lucidez como para cultivar y desarrollar sus dotes innatas, convirtiendo su genio en talento. Luego vino la diosa Locura a visitarlo y reclamó derechos atávicos sobre él, como hiciera con Hölderlin hace doscientos años. El poema de despedida que Blancanieves- Lepoldo María regala a los siete enanos me sigue emocionando tanto como entonces. Michi (1951- 2004) el organizador de festejos Michi tenía algo de entrañable (me lo recuerda siempre mi buena amiga Odile Panero, que lo quería mucho) pero también algo de insoportable enfant terrible. A mí me lo presentó Marcos Barnatán. Michi era muy amigo de su hermana Raquel. Luego me lo encontré muchas veces por la calle, en el barrio de Salamanca o de Retiro, cuando el mundo era joven y nosotros también. Lo recuerdo especialmente cuando era novio (debió de serlo muy poco tiempo) de mi amiga Marta Moriarty: ambos se dedicaban a organizar fiestas por encargo. Se me quedó grabado aquello. El menor de los Panero convertido en Gran Chambelán de la corte de los milagros de la movida madrileña. Se le ocurrió morirse a la edad en que murió su padre y en la Astorga de sus ancestros. La Real Academia Española continúa con las celebraciones del tercer centenario de su fundación, actos que comenzaron el pasado mes de septiembre y que concluirán en otoño. Una de las principales actividades programadas sin dispendio económico, pero sí intelectual y cultural lleva por nombre La RAE sale a escena: Cómicos de la lengua Un proyecto que supone una simbiosis entre el academicismo y el teatro, la palabra dicha y el estudio lingüístico del idioma, uno de los objetivos de la RAE señaló ayer el secretario de la institución, Darío Villanueva, durante la presentación en la Docta Casa, y ante la atenta mirada de su director, José Manuel Blecua. La propuesta, que echará a andar el próximo lunes y se desarrollará hasta el 19 de mayo, consiste en combinar la lectura dramatizada de textos de la literatura española de los últimos ocho siglos (desde el cantar de Mío Cid hasta Valle- Inclán) a cargo de grandes actores como José Luis Gómez, Carlos Hipólito, Julia y Emilio Gutiérrez Caba, Helio Pedral, Carmen Machi o Blanca Portillo. Lecturas que serán complementadas con la reflexión de un académico Inés Fernández Ordóñez, José Antonio Pascual, Víctor García de la Concha, Francisco Rico, José Manuel Blecua, Carme Riera... Será José Luis Gómez, actor, director y reciente académico (ingresó el pasado mes de enero) quien abra en la sede de la RAE estas sesiones, de las que se puede decir ha sido el ideólogo. Nació de mi perplejidad al ser elegido académico y de mi pregunta sobre qué podía aportar un cómico a secas La respuesta fue un viaje a través del organismo viviente de nuestra lengua. Es un viaje y una celebración de ella indicó Gómez, para quien estas lecturas, más los comentarios académicos sirven para hacernos conscientes de ese instrumento que utilizamos de manera inconsciente Cinco escenarios Vicente Fuentes ha ejercido en esta iniciativa de maestro de la palabra, cuya labor ha sido la de reforzar el movimiento dramático de unos textos que en su gran mayoría no son dramatúrgicos y no fueron escritos para su representación. La selección, realizada por la RAE, incluye fragmentos de obras capitales de nuestra literatura, como El libro del buen amor del Arcipreste de Hita, en castellano medieval y que contiene todas las lenguas de la Península, el catalán, el gallego... Los académicos nos han ayudado con la fonética matizó Gómez El Quijote La Celestina La vida es sueño obra que ha hecho suya Blanca Portillo y con la que vuelve esos días al teatro Pavón; la poesía de Góngora y Quevedo, revivida por Helio Pedregal y José Sacristán; La Regenta con Emilio Gutiérrez Caba, y el texto poco conocido de La media noche de Valle- Inclán, defendido por José Luis Gómez, quien cerrará este ciclo de nuevo en la Academia, convertida durante unos días en escenario y no en foro de debate de nuestra lengua. A él se suman los del teatro María Guerrero, el Pavón, el Español y la Abadía, que dirige también Gómez. El precio para vivir esta experiencia varía entre los 10 euros, para la entrada individual, y los 50 euros por el abono de las diez lecturas.