Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 SOCIEDAD VIERNES, 7 DE MARZO DE 2014 abc. es sociedad ABC Oculto en alimentos no tan dulces Por cada 100 gramos de producto hay 20 de azúcar Hasta 20 gramos YOGURES KETCHUP MAÍZ EN CONSERVA Cada lata contiene 2- 3 terrones CEREALES Hasta 12 gramos por ración 8 gramos por cada 100 gr. TOMATE FRIT 0 Freno al azúcar No más de seis cucharaditas al día La OMS recomienda reducir la ingesta a un 5 de la dieta diaria para evitar el sobrepeso y la caries R. IBARRA I. GÓMEZ PEÑA MADRID ¿Cuánto azúcar consume usted diariamente? Probablemente no lo sepa, pero, sea el que sea, no debe superar el 5 de la ingesta habitual de alimentos. Al menos esa es la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ha rebajado a la mitad la cantidad diaria que antes consideraba saludable. Según su nueva estimación, en un adulto con un índice de masa corporal normal serían 25 gramos, equivalente a unas 6 cucharadas de café, incluyendo los alimentos que tengan azúcar incorporado, como la miel, los zumos no naturales y muchos otros más. Las recomendaciones de la OMS se hacen tras analizar unos 9.000 informes sobre el tema y concluir que reducir a ese número la cantidad de azúcar consumida puede ayudar a prevenir la obesidad y la caries. En su nuevo proyecto de directrices, la organización formula la misma recomendación de menos del 10 que hacía hasta ahora, pero además indica que, si la ingesta calórica total diaria se reduce a menos del 5 se obtendrán beneficios adicionales. Los límites de inges- ta de azúcares que se sugieren se aplican a todos los monosacáridos (como glucosa y fructosa) y disacáridos (como sacarosa o azúcar de mesa) que son añadidos a los alimentos por los fabricantes, los cocineros o los consumidores, así como a los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes y los zumos de fruta. En la línea de la OMS, un equipo de expertos británicos de la iniciativa Action on Sugar alertó de que el azúcar es la droga del siglo XXI e instó a la industria alimentaria a reducir el 30 de su contenido en los alimentos para reducir los problemas de sobrepeso y de diabetes. Con esta campaña pretendían que disminuyera la publicidad en bebidas azucaradas y snacks para los niños, ya que, según ellos, este ingrediente se ha convertido en el alcohol de la infancia Y es en esa edad en la que es más importante que los niños lleven hábitos alimenticios saludables, pese a estar expuestos a todo tipo de bollería y de comida rápida. Nos equivocamos al pensar que lo hipercalórico se encuentra solo en re- frescos, hamburguesas, pizzas o palmeras de chocolate. Sorprendentemente, tomamos alimentos que parecen saludables, cuyo sabor no se caracteriza por ser demasiado dulce, pero que contienen azúcar y, consumidos de forma habitual en cantidades excesivas, pueden resultar muy perjudiciales. Exceso de edulcorantes Por otra parte, añadir edulcorantes a productos que, a priori, no lo necesitarían, parece ser una práctica habitual en el sector alimentario. Así lo advierte Bittor Rodríguez, dietista, nutricionista y profesor de la Universidad del País Vasco, que señala que el azúcar la glucosa y la sacarosa los jarabes y los edulcorantes como la sacarina y el aspartamo se usan ampliamente en la industria, ya que tiene muchos usos además del de dar sabor dulce Entre estos está el de reducir la acidez en los yogures aunque sean sin grasa, conservar las frutas en el caso del almíbar, evitar que se formen cristales en los helados y que así resulten más cremosos e incluso sirve para dar color a la corteza de algunos alimentos. Otras veces el azúcar añadido en el procesado se transforma, como ocurre en la fermentación del pan, con lo que el contenido final variará explica Bittor Rodríguez. Lo cierto es que hay productos cuyo equilibro de sabores nece- Abusos con amargo resultado Para un adulto con un índice de masa corporal normal, el 5 de su dieta equivale a 25 gramos, o seis cucharaditas de café La industria alimentaria añade edulcorantes donde no son necesarios para mejorar la conservación o para hacerlos más atractivos ante los consumidores Varios estudios demuestran la relación entre el abuso del azúcar y las enfermedades cardiovasculares Nuestra adicción a los dulces tiene que ver con la presencia en las papilas gustativas de los mismos detectores del azúcar que hay en el intestino