Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL Ucrania en crisis El análisis VIERNES, 7 DE MARZO DE 2014 abc. es internacional ABC La alta diplomacia española Coinciden en considerar que se impondrá una solución política LUIS AYLLÓN MADRID JAVIER SOLANA EXJEFE DE LA OTAN Ucrania necesita a Europa y a Rusia Ucrania es un país independiente y Crimea forma parte de Ucrania. Por lo tanto, cualquier actividad de un país tercero en la península de Crimea o en Ucrania es una intervención que no se ajusta a ninguna de las normas internacionales. Otra cosa es que digamos que la historia de Ucrania es una historia compleja, que hay ciudadanos rusos de Ucrania, como los hay en otros países, pero eso forma parte del debate posterior, de un debate sobre cómo se trata a un país como Rusia, que es vecino de Ucrania y qué relaciones ha de Javier Solana tener; sobre cómo Ucrania no puede vivir sin Rusia ni puede vivir sin la Unión Europea. También sobre cómo se llega a un una intervención en un país soberano no se puede permitir, acuerdo acerca de cómo va a ser porque no se atiene a Derecho. Ucrania en el futuro. Pero todo No creo que se pueda producir eso forma parte del debate un conflicto bélico. Creo que posterior. A Rusia hay que estamos más en un asunto de tenerla en cuenta. Asimismo ha de haber buenas relaciones entre diplomacia y que a nadie le va a interesar ir más allá de eso. Es Rusia y la UE, pero es claro que No se ve en el horizonte un escenario de guerra, a pesar de lo complicada que es la situación en Ucrania. Esa es la idea que comparten cinco destacadas personalidades españolas consultadas por ABC. Cuatro ex ministros de Asuntos Exteriores (Javier Solana, Josep Piqué, Ana Palacio y Miguel Ángel Moratinos) y el actual enviado especial de la UE para el Mediterráneo Sur, Bernardino León, como observadores cualificados, expresan una visión bastante similar sobre el conflicto ucraniano. Coinciden en señalar que la intervención de Rusia en Crimea, una república autónoma que forma parte de Ucrania desde la década de los cincuenta, no es aceptable porque viola la legalidad internacional, pero, al mismo tiempo, no dejan de reconocer la importancia que para Moscú tiene ese territorio, poblado en buena parte por rusos. Una importancia que no es sólo militar, sino que tiene unas profundas raíces históricas que no pueden ser olvidadas. ÁNGEL DE ANTONIO una diplomacia difícil, muy difícil, pero diplomacia. Puede haber tensiones comerciales, en efecto, pero creo que no va a haber tensiones militares, más allá de lo que ha pasado ya. Puede haber sanciones, pero no creo que haya una guerra La hora de la diplomacia Por eso, todos ellos apuestan por alentar las negociaciones diplomáticas, en las que la Unión Europea debería tener una participación relevante, para tratar de encontrar una salida al conflicto. Como apunta Javier Solana, desde su experiencia como secretario general de la OTAN y como responsable de la política exterior de la UE, Ucrania no puede vivir sin Rusia ni puede vivir sin la Unión Europea Alguno, como Josep Piqué, ve ya inevitable que Crimea proclame una pseudoindependencia que no será reconocida internacionalmente. Por su parte, Ana Palacio advierte a la Unión Europea de que no puede ir desunida a negociar con un Vladimir Putin que sabe muy bien lo que quiere y va a por todas En tanto que Miguel Ángel Moratinos apoya iniciativas como la apuntada por el ministro alemán de Asuntos Exteriores para que un grupo de países trabajen, sobre la base de la OSCE, en buscar una solución de compromiso al conflicto. Y si todos ven lejana la posibilidad de un conflicto bélico, que sería la peor de las derivas, tampoco creen que Rusia vaya a embarcarse en una guerra de tipo comercial con Europa. En ese sentido, Bernardino León apunta que los rusos son los primeros que no tienen interés en que la relación comercial con Europa no se deteriore naval de Sebastopol, donde está su flota, se mantenga siempre bajo su influencia y, en ningún caso, pueda quedar rodeada de un país como Ucrania, que en el futuro pudiera ingresar en la Alianza Atlántica. A nadie le interesa un conflicto bélico. Lo que se juega es pura posición de Ucrania en la geoestrategia internacional. Ya se verá cómo evolucionan las cosas. Dependerá del resultado de las próximas elecciones, pero lo que sí creo es que asistiremos, como ya sucedió en Georgia, a una independencia unilateral no reconocida internacionalmente de determinados territorios, en este caso de Crimea, porque eso responde a los intereses estratégicos más vitales de Rusia. Y en cuanto a la posibilidad de una guerra comercial, la comunidad internacional tendrá que dar algún tipo de respuesta, tal vez imponer algún tipo de sanciones, pero los intereses entre Rusia y Occidente son muy grandes, muy importantes y pienso que, al final, las consecuencias serán más bien escasas Josep Piqué ERNESTO AGUDO JOSEP PIQUÉ EX M DE EXTERIORES A nadie le interesa un conflicto bélico Yo creo que el riesgo general de que se produzca una guerra por la crisis en Ucrania es nulo. No creo que la cosa vaya a mayores. Lo que sí pienso es que se va a llegar a una situación de facto, que consistirá en la proclamación de una pseudoindependencia de Crimea bajo paraguas ruso. Esa pseudoindependencia no va a ser reconocida por la comunidad internacional, pero a Rusia le va a permitir cumplir con sus objetivos vitales, de los que forma parte, sobre todo, que la base