Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 7 DE MARZO DE 2014 abc. es españa ESPAÑA 19 Interceptado un todoterreno kamikaze con 17 subsaharianos Las Fuerzas de Seguridad de Marruecos evitaron en la madrugada de ayer la entrada por la frontera de Beni Enzar de un todoterreno Jeep Grand Cherokee, matrícula de Lérida, con 17 inmigrantes de origen subsahariano en su interior. El suceso se produjo el mismo día que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, visitaba la ciudad para abordar la enorme presión migratoria sobre Ceuta y Melilla. Esta modalidad de cruzar ilegalmente la frontera es conocida como la del vehículo- kamikaze El todoterreno enfiló el paso fronterizo por el carril de salida de España; es decir, en sentido contrario, pero los agentes marroquíes pudieron reaccionar colocando una barrera de pinchos al paso del vehículo. Las cuatro ruedas del todoterreno reventaron y en segundos quedó detenido, momento en el que los policías arrestaron a los implicados. Fueron clave los obstáculos que se pusieron en su día en la llamada tierra de nadie que en realidad controla la Policía marroquí, donde hay varios tramos en los que se debe circular en zig- zag lo que da tiempo a que las Fuerzas de Seguridad puedan actuar. Unas medidas que se pusieron en marcha después de que en febrero de 2013 entraran a toda velocidad a Melilla varios vehículos repletos de inmigrantes, derribando todo lo que se encontraban a su paso y haciendo caso omiso al alto de las Fuerzas de Seguridad. Por su parte, la Policía española cerró la frontera hasta el que el incidente quedó solucionado. El Ejército no actuará en las vallas como hizo en la crisis de 2005 La Guardia Civil no hizo nada mal en la tragedia de Ceuta sostiene el ministro C. M. MELILLA El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, zanjó ayer la cuestión: No está en la voluntad del Gobierno mandar al Ejército ni a Ceuta ni a Melilla como hizo el Ejecutivo socialista tras la llamada crisis de las vallas en 2005, cuando llevó la Legión a la zona. No fue el único mensaje que lanzó al PSOE, sin mencionarlo expresamente: Estamos ante un problema de Estado y hay que tratarlo como una cuestión de Estado sostuvo. No podemos apelar a una política común y a la implicación de la Unión Europea, si antes no somos capaces de ponernos de acuerdo insistió el ministro, cuya reprobación ha pedido la oposición debido a las quince muertes de inmigrantes en Ceuta, de las que ayer se cumplió un mes. Fernández Díaz, en presencia del presidente de Melilla, Juan José Imbroda, aseguró que siente dolor por estas muertes, para acto seguido recalcar que es injusto e inmoral acusar a la Guardia Civil de tener alguna responsabilidad en estos hechos. La Guardia Civil no hizo nada mal mientras no se demuestre lo contrario afirmó, y recordó que este asunto lo trató con la comisaria de Interior de la UE, Cecilia Malmström, y lo dirá donde haga falta El ministro se centró en una defensa cerrada tanto de los agentes del Instituto Armado como de los de la Policía, que están garantizando la seguridad de Europa y alabó, por enésima vez, la gran colaboración que presta Marruecos para combatir la inmigración ilegal. Puso como ejemplo de esta amistad el recibimiento que le prepararon las autoridades aduaneras alauitas ayer cuando visitó el paso fronterizo de Beni Enzar, El ministro, con una ocupante del CETI y su hija I. GIL Elementos disuasorios En 2005 hubo 16.500 intentos de entrada; tras instalarse las concertinas, en 2007 se pasó a 32 el principal de los cuatro que unen Melilla y Marruecos. Fernández Díaz visitó la valla de Melilla a la altura de Villa Pilar, donde se ha registrado algún salto de irregulares, el CETI y se reunió con Imbroda, con el delegado del Gobierno y con los responsables de las Fuerzas de Seguridad. Estos últimos le deta- llaron sobre el terreno el trabajo diario al que se enfrentan los agentes. El ministro miró hacia arriba en un par de ocasiones, a las famosas concertinas, que se colocaron tras la anterior crisis de las vallas, se retiraron las que estaban a mayor altura después de varios episodios graves y se volvieron a colocar en noviembre del año pasado. Díaz sostuvo que no violan ninguna legislación europea y ofreció sus datos. En Melilla en 2005 hubo 16.500 intentos de entrada; tras la instalación de las concertinas se pasó a 32 intentos en 2007; después de retirarse las situadas en altura volvieron a subir a 480 tentativas y ha continuado la tendencia ascendente.