Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA JUEVES, 6 DE MARZO DE 2014 abc. es españa ABC La preocupación por la economía baja a niveles de 2007 La corrupción y el paro repuntan entre los principales problemas de los españoles JAIME G. MORA MADRID Barómetro del CIS Cómo califica la situación económica 2,5 Ns Nc 0,7 Muy buena buena 12,1 Regular Muy mala Peor 38,2 Mala 28,6 %42,0 %I gual Cómo cree que será la situación económica en un año 10 Ns Nc 19,5 Mejor Buena salud del Estado autonómico Los españoles partidarios de que las comunidades autónomas tengan mayor autonomía han bajado desde enero del 13,5 por ciento al 11,8. Mantener el Estado autonómico como en la actualidad sigue siendo la opción más apoyada, con un 34,4 por ciento, un punto menos que el mes anterior. Un Estado con un único Gobierno central sin autonomías es, con el 21 por ciento de apoyo, la segunda fórmula de organización territorial más respaldada por los encuestados. El 9,5 por ciento, apenas medio punto más que en enero, respalda un Estado que reconozca a las comunidades la posibilidad de independizarse. Para usted ¿Cuáles son los principales problemas en España? El paro La corrupción y el fraude Problemas económicos Los políticos La sanidad La educación Los problemas sociales Los recortes El Gobierno La administración de justicia 81,1 %44,2 %28,3 %24,2 %10,8 %8,6 %8,4 %4,1 %3,2 %3,0 Cómo cree que será la situación política en un año La economía preocupa, y así lo demuestra que el paro se mantenga otro mes como el principal problema del país. Pero igual que al Gobierno, que insiste en que lo peor ha pasado y ya solo piensa en medidas que impulsen la recuperación, la crisis económica inquieta cada vez menos a los españoles. El 28,3 por ciento de los encuestados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) señalan los problemas de índole económica entre sus principales preocupaciones. Es la tasa más baja desde octubre de 2007. En las fases más duras de la crisis, esta cuestión llegó a rozar el 60 por ciento. La preocupación por la economía, que sigue en el tercer lugar, baja más de dos puntos respecto a enero. El barómetro de febrero, en cambio, arroja algunas sombras en otros indicadores económicos. El 81,1 por ciento de los españoles mencionan el paro como su principal inquietud, después de unos meses en que se había estabilizado en tasas inferiores al 80 por ciento. Al preguntarles por las perspectivas de futuro, apenas dos de cada diez encuestados esperan que la situación económica mejore dentro de un año. El 28,6 por ciento cinco puntos más que en enero temen que las cosas empeoren, mientras que cuatro de cada diez piensan que todo seguirá igual. El 86,9 por ciento califican la situación actual como mala o muy mala, frente a un 0,7 por ciento que la valoran como buena o muy buena. Cómo califica la situación política 2,8 Ns Nc 1,8 Muy buena buena 13,1 Regular Muy mala 51,2 %31,0 Mala 10,7 Ns Nc 8,9 Mejor Peor 30,7 %49,6 %I gual ABC Fuente: CIS actual es malo o muy malo, frente a un 1,8 por ciento que piensan lo contrario. Así que los españoles ni están contentos ni son optimistas: solo el 8,9 por ciento vaticinan una mejoría. El 30,7 opinan que la situación política empeorará. Cinco de cada diez responden que no va a cambiar nada. La sanidad (10,8 por ciento) es la quinta preocupación más citada, aun- que muy lejos de las tasas que afectan a la economía y la política. La educación, los problemas de índole social, los recortes, el Gobierno y los partidos y la administración de justicia completan la lista. La subida de las tarifas energéticas, señalada por el 0,5 por ciento, aparece por primera vez en el barómetro. La ley del aborto, que fue la novedad en enero, inquieta al 0,3. La muerte de quince inmigrantes cuando trataban de alcanzar a nado la frontera ceutí de El Tarajal no ha tenido ningún impacto en el sondeo. Un 2,1 por ciento incluyen la inmigración entre los principales problemas, una décima menos que en el mes anterior, y solo un 0,8 por ciento la mencionan como una de las cuestiones que les afectan más a nivel personal. CHISPAS CURRI VALENZUELA Repunte de la corrupción Otro dato significativo del barómetro del CIS es el repunte de la corrupción y el fraude, que crece cinco puntos (44,2 por ciento) respecto a febrero y se queda a tres décimas del máximo histórico de marzo de 2013. El trabajo de campo coincidió con la declaración de la Infanta Cristina ante el juez José Castro por el caso Nóos. Todo indica que el ruido mediático influyó significativamente en la percepción de los ciudadanos, como ha ocurrido en otras ocasiones. De todos modos, la labor de los políticos está lejos de ser la deseada por los españoles. La categoría los políticos en general, los partidos y la política ocupa el cuarto lugar en el sondeo difundido ayer. Ocho de cada diez encuestados creen que el panorama MIEDO A LOS JUECES Con independencia de las responsabilidades penales que se deriven de los casos de corrupción, el daño político ya está hecho E l mundo de los poderosos anda revuelto a la espera de lo que decidan los jueces en casos tan sonados como el de Urdangarín, el de Gürtel o el de los papeles de Bárcenas, no tanto por las consecuencias que puedan derivarse de las responsabilidades penales de los imputados, sino por las consecuencias políticas para quienes se van a librar de sentarse en el banquillo pero quedarán señalados por su conducta irregular. En el caso Urdangarín, todos quienes lo siguen de cerca saben que a estas alturas da igual que este sea procesado o no por un segundo delito de blanqueo de capitales. Él mismo tiene asumido que lo más seguro es que acabe en la cárcel y, dicen sus próximos, se encuentra psíquicamente hundido, tras haber aceptado que su esposa descargara sobre él todas las culpas en su declaración ante Castro. El problema para la imagen de la Familia Real estriba en la posibilidad de que la Infanta sea procesada o, en su defecto, que al cerrar la instrucción dentro de un par de meses Castro exculpe a Doña Cristina alegando que lo hace solo porque su delito ha prescrito. En el caso de los papeles de Bárcenas, pieza separada de la Gürtel, sucede algo parecido. Se espera que en breve el juez Ruz archive la causa por no haber encontrado motivos para procesar a nadie de los señalados por el extesorero del PP como donantes o perceptores de donativos no declarados a las arcas de ese partido. Pero también es probable que en su auto Ruz declare auténticos los papeles de Bárcenas y recuerde que los posibles delitos fiscales de quienes recibieron sobres bajo cuerda están prescritos, un argumento políticamente dañino para algunos dirigentes populares. En cuanto a Gürtel, el caso va para largo. Solo en la trama valenciana, cuyo juicio está a punto de comenzar, habrá pronto resultados. Lo de Madrid aún está pendiente de varias comisiones rogatorias a paraísos fiscales, lo que lleva su tiempo y preocupa al PP, que quiere cerrar un proceso cuya instrucción pasa ya de los cuatro años. Para más inri, nuevos informes policiales están destapando vinculaciones de los negocios de la banda de Correa con dirigentes populares de Andalucía. Una derivación de la trama que, se dice en fuentes judiciales, no ha hecho más que comenzar.