Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 MADRID LUNES, 24 DE FEBRERO DE 2014 abc. es madrid ABC El calvario de Oudyane: comprada, golpeada y retenida por su marido Su esposo, de 38 años, pagó 3.000 euros por ella, de 19. Tras 20 días secuestrada, escapó M. J. ÁLVAREZ MADRID La realidad siempre supera la ficción. Y esta historia reúne todos los ingredientes de una película: matrimonio de conveniencia previo pago, malos tratos, penurias y retención ilegal de la víctima, la joven esposa que desconocía por completo a su marido: no se habían visto jamás. El punto final de este argumento aún inconcluso es tan tremendo como la terrible experiencia vivida por la protagonista de esta historia Oudyane E. de 19 años: no puede volver a su hogar puesto que sus padres no la aceptan. Lo consideran una deshonra, dado que su hija está recién casada; para ellos es como si la hubieran repudiado. Oudyane E. nació en Khemissete (Marruecos) Ahí transcurría su vida junto a su familia hasta que un mal día, Joaquín A. B. de 38 años, compatriota suyo, natural de Tamjounte y nacionalizado español, acordó con los padres de la joven el matrimonio, a cambio de 3.000 euros (33.574 dirhams) Una pequeña fortuna para ellos y una bagatela para Joaquín, que se hizo pasar en todo momento por un hombre adinerado con abundantes propiedades. Un pago que hace éste en concepto de compra camuflado como dote, una tradición en el reino marroquí. Tras mantener el pretendiente algunas llamadas telefónicas con Oudyane y con sus futuros suegros, la pareja se casa por poderes en un Juzgado de Guadalajara tras serle abonados los 3.000 de euros Poco importa la opinión de Oudyane. Esta solo debe obedecer. El primer cara a cara de la pareja se produje en Algeciras la víspera del Día de los Inocentes de 2013. Desde esa ciudad gaditana, en donde la joven viaja en ferry, el matrimonio emprende un viaje de luna de miel a Portugal tres días después. Sin embargo, la aparente placidez se trunca cuando la víctima descubre en el ordenador de su marido varias fotos en compañía de otras mujeres. Cuando ésta se lo reprocha, recibe como respuesta una paliza. Desde ese momento, el esposo muestra su verdadero rostro y prohibe a la desconcertada joven utilizar el teléfono, el ordenador y comunicarse por cualquier vía. Las agresiones se suceden una y otra vez y Joaquín- -residente en Alcalá de Henares, y con antecedentes por malos tratos a su anterior pareja- decide alojarse en la casa de su madre y de su hermana, para que estas se encarguen de con- Tres detenidos Joaquín buscó cobijo en casa de su madre y hermana, en Alcalá de Henares (a la derecha) Así podrían vigilar los tres las 24 horas a su mujer, a la que le dobla la edad. Oudyane estaba recluida en un cuarto del que no podía salir. Cuando su marido no estaba tenía que dormir con su suegra, que cerraba la puerta con un pestillo. Indocumentada e incomunicada parecía enterrada en vida. Por suerte, pudo escapar. Sus tres carceleros ya están detenidos. Se casaron por poderes Él, que se hizo pasar por rico, empezó a maltratarla en plena luna de miel. Ambos son marroquíes trolar a Oudyane en su ausencia. Ahí le arrebatan su documentación, la recluyen en una habitación, su celda, y la obligan a estar en pijama. No puede salir de casa, ni siquiera asomarse a la ventana, le racionan hasta la comida y le esconden todas sus pertenencias en otras habitaciones a las que no puede acceder. Mientras, sigue siendo sometida a agresiones. Ante este calvario, Oudyne E. intenta regresar con sus padres a Marruecos. No te dejaré hasta que yo me quiera divorciar fue la respuesta que re- cibió. Solo le quedaba escapar. Por ello, la joven logró descubrir donde guardaba su suegra las llaves de casa y una noche, en un descuido, logró escapar. Con la ayuda de una mujer que sabía francés, acudió a comisaría en donde denunció los hechos. La Policía Nacional detuvo a Joaquín, a su madre y a su hermana el 19 de febrero.