Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 24 DE FEBRERO DE 2014 abc. es economia ECONOMÍA 35 Extracción de gas pizarra por fracturación hidráulica Plataforma y torre de perforación Acuífero La perforación atraviesa los acuíferos, pero el proceso de fracturación se produce a mayor profundidad 3 1 Cisternas Repsol estudia mañana la última propuesta de Argentina sobre YPF El consejo de la petrolera aprobará las cuentas de 2013 y la fecha de la junta JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO MADRID 6 Camión de bombeo Tubería encendida 4 Depósito de agua sobrante 2 Pozo vertical Se introducen tres tubos concéntricos. Se recubren con hormigón para aislarlos del subsuelo Curvatura Cuando llega a la zona donde se extraerá el gas, forma un ángulo de 90 para avanzar de forma horizontal Fisuras 5 Gas Roca madre El gas natural se Profundidad encuentra atrapado en La roca de donde rocas muy duras se extrae el gas situadas a gran se sitúa a una profundidad de profundidad entre 3.000 y 5.000 metros Fuente: Sciencenews y elaboración propia EL GAS PIZARRA es gas natural atrapado en formaciones rocosas y arcillosas situadas a miles de metros de profundidad. La fracturación hidráulica o fracking consiste en inyectar a gran presión agua y arena para microfacturar el subsuelo y extraer el gas. bajo en EE. UU. según estimación de la consultora McKinsey. Dakota del Norte, que es junto con Texas donde existe una mayor aplicación del fracking utilizado también en otros estados, tiene el nivel de paro más bajo de todo el país: solo un 3 El fracking también ha transformado la producción eléctrica, con el uso creciente del gas natural para la generación de energía en las centrales eléctricas. De acuerdo con la consultora energética IHS, la centrales de gas producirán el 33 de la electricidad nacional en 2020, comparado con el 21 actual. También el gas está alimentando un mayor número de plantas industriales. Todo esto ocurre gracias al abaratamiento del precio del gas en EE. UU. que es tres veces menor de lo que paga la industria europea. Ello permitirá que además de los empleos dedicados a su extracción, el gas soporte también medio millón de puestos de trabajo en la industria de transformación hacia 2025. La suficiencia energética también viene acelerada por el menor consumo de combustible por parte del parque automovilístico. De las cadenas de montaje de la industria del auto- Riesgos Si el barril de crudo baja de los 80 dólares el margen de extraer gas pizarra será muy bajo Más crecimiento Dakota del Norte, junto a Texas, es donde está más desarrollado el fracking tiene solo un 3 de paro móvil están saliendo modelos con un consumo más eficiente, lo que ha llevado a algunos analistas, como el citado Daniel Yergin, a predecir que el petróleo alcanzará un tope en el mundo, pero no motivado por la falta de pozos o reservas, sino por un declive del consumo. The Economist profundizaba en este asunto hace unos meses, y aventuraba que comenzará un descenso de consumo global hacia 2030 ó 2040. De los 90 millones de barriles al día que hoy se producen en el mundo se llegará en ese horizonte a los 104 ó 113 millones, empujado por los países hoy emergentes y en desarrollo. Para entonces estos también comenzarán a necesitar menos combustible. Al acercarse a la independencia energética, EE. UU. está relajando sus restricciones de exportación de energía. Lo ha hecho en el mercado gasístico, pero aún mantiene grandes restricciones en la exportación de petróleo, lo que es herencia de la crisis de mediados de la década de 1970, a partir de la cual el país optó por asegurar sus reservas mientras que compraba crudo a otros productores. No todo, sin embargo, es viento de cara para EE. UU. La industria del fracking no tiene un futuro asegurado. Si el precio del barril desciende por debajo de 80 dólares el barril, los márgenes de beneficio comenzarían a ser escasos para la extracción de petróleo pizarra. Además, los pozos explotados con esta nueva técnica tienen un declive más rápido que los explotados de modo convencional. Pero las compañías de fracking advierten que su tecnología también está progresando y que los dos inconvenientes mencionados pueden perder importancia en los próximos años. El consejo de administración de Repsol se reúne mañana con carácter ordinario, aunque el orden del día contiene asuntos muy importantes, como la última propuesta del Gobierno argentino para compensar a la petrolera española por la expropiación de YPF, la aprobación de las cuentas de 2013, la fijación de la fecha de la próxima junta de accionistas y la determinación del dividendo. La reciente depreciación del peso argentino hizo tambalear la oferta presentada hace casi tres meses por el ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, a la delegación española que encabezó el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. Argentina ofreció 3.700 millones de euros (5.000 millones de dólares) en bonos a 10 años a un interés del 8,5 a cambio de que Repsol retire todas las demandas interpuestas por la expropiación del 51 de YPF en 2012. Esta nueva zozobra de la economía argentina obligó a la petrolera española a exigir más garantías sobre la anunciada oferta. Incluso, se ha comentado que el Gobierno de Kichner estaba dispuesto a elevar la indemnización hasta 5.925 millones de euros (8.000 millones de dólares) Sin embargo, la última versión de la propuesta apunta a unos bonos a 10 años de dos tipos: unos, ya emitidos, por valor de 2.000 millones de dólares (1.482 millones de euros) y otros, de nueva emisión, por valor de 3.000 millones de dólares (2.222 millones de euros) según Reuters. Antonio Brufau ABC que este acepte una indemnización muy inferior a la exigida y renuncie a las demandas presentadas ante los organismos internacionales. El otro punto muy importante de los que se tratarán en este consejo de administración es el de las cuentas de la petrolera correspondientes a 2013. El año pasado ganó 2.060 millones de euros y su beneficio hasta el tercer trimestre era de 1.410 millones. El balance de Repsol durante 2013 fue atípico por varios motivos, por lo que es casi imposible hacer un pronóstico. Uno de ellos, la venta de sus activos de GNL (gas licuado de petróleo) a Shell. La operación, que se anunció hace justo un año y se cerró a comienzos de 2014, ha generado unos ingresos a la compañía de 3.185 millones de euros. Además, Repsol ha reducido su deuda neta en 2.444 millones de euros con esta venta, con lo que ha desinvertido ya 5.000 millones de euros. Lejos de los 8.000 millones En cualquier caso, la indemnización estará muy lejos de los 8.000 millones de euros que exigía el presidente de Repsol, Antonio Brufau, desde el primer momento. Mañana, en el consejo, será el director general de negocios de la compañía, Nemesio FernándezCuesta, el ejecutivo que ha liderado las negociaciones por parte de la petrolera, quien presente la última propuesta del Gobierno argentino. En ese punto habrá que ver cuál es la postura del representante en el consejo de Pemex, la petrolera estatal mexicana que últimamente ha sido muy crítica con la gestión de Brufau y que lleva varios meses maniobrando para