Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 18.2.2014 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.845 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Padilla, nuevo milagro El Ciclón de Jerez sufre en la Monumental de México un percance en la cara que recuerda a la dramática cornada de 2011 en Zaragoza, cuando perdió un ojo IGNACIO RUIZ- QUINTANO MURALISMO Más disuasorio que las pelotas de goma serían los guardias agitando algunos artículos de prensa D Juan José Padilla, a merced del toro de La Soledad, en su espantosa cogida del pasado domingo en La México EFE GUILLERMO LEAL MÉXICO D. F. l fantasma de Zaragoza voló dramáticamente por unos instantes sobre la Plaza México el pasado domingo. Juan José Padilla, muleta en mano, se fue decidido a los medios para aprovechar las emotivas embestidas de su segundo toro de La Soledad, que esperó inquieto a que el jerezano se pusiera de rodillas en el centro del anillo de la plaza más grande del mundo. Pantalonero un precioso cárdeno que había sido ligeramente protestado de salida, se arrancó bravo desde las tablas. Padilla, con ese parche en el ojo izquierdo que nos recuerda aquella espeluznante cornada que casi le cuesta la vida hace dos años, trató de ejecutar un afarolado. Pero el astado venía a tal velocidad que no hizo caso al cambio de la muleta y trompicó al jerezano, quien recibió otra vez un fuerte golpe en la cara, esta vez en el lado derecho. Todos rememoramos entonces el fatídico percance de la Feria del Pilar de 2011, cuando perdió el ojo izquierdo. Por fortuna, lo que el pitón se encontró fue el chaleco. El grito de espanto del público fue notorio porque ine- E vitablemente el recuerdo de la corna- lió para cortar una oreja que paseó anda de Zaragoza se hizo presente, mien- tes de ingresar a la enfermería. tras el codicioso toro buscaba prender Fue una cornada en el labio que me al torero, que se defendía hábilmente me traspasó por dentro explicó el maen la arena, hasta calarlo en la boca. tador Esta vez he tenido mucha suerDe inmediato, sus compañeros al- te, porque no ha interesado nervios imternantes y hasta algunos toreros de portantes y el médico Rafael Vázquez civil que estaban en el caha hecho una cirugía llejón, entre ellos Manolo fantástica Padilla dijo Mejía a quien había brinque su afán de triunfar dado la obra salieron al otra vez en La México ruedo asustados, pálidos se puso de manifiespor lo dramático del perto y restó importancance. Levantaron maltrecia al percance: Son cho a Padilla, que sangragajes de la profesión, y ba de la boca. Hubo quienes así hay que asumirlos. pensaron en otro cornadón. Qué bueno que pude Sin embargo, Juan José se triunfar para no perrepuso rápidamente y cuander mi aval Con estas do le dieron otra muleta, palabras se pronunció El héroe porque se rompió el estael Ciclón de Jerez tras gaditano quillador, su pundonor lo ser intervenido de una llevó a postrarse de rodillas resultó herido herida en el labio infee instrumentar una tanda rior de tres centrímeen la boca de derechazos que pusietros y otra de cuatro en ron la plaza en ebullición. la cavidad bucal. Sí, era el héroe Padilla, que esta vez, Su cogida sobrevino en el quinto pese a estar herido y sangrando de la toro, y el diestro abandonó la enfermeboca, pudo quedarse en el ruedo para ría en el séptimo. Sin un gesto de doseguir toreando. lor y con los puntos frescos, se colocó El gran corazón que tiene, el coraje en su puesto de director de lidia hasta torero y el hambre de éxito le rebasa- que acabó la corrida. Una vez más, Paron por momentos en una faena de poco dilla se fue de la Monumental con el retemple pero mucha emoción, que ru- conocimiento de una afición que habricó con un espadazo. Todo ello le va- bía sido testigo de un milagro. e la mano de los gorrillas del marxismo jondo la Andalucía espiritual se afianza en el realismo socialista, aquel espanto inventado por Gorki para, miren ustedes por dónde, amaestrar a los niños de un Instituto de Enseñanza Secundaria en Valencina de la Concepción, Sevilla, donde la Junta promociona un mural de guardias civiles y falangistas fusilando a los republicanos del 2 de Mayo de Goya bajo la bendición del cardenal... Spínola, datos históricos verificados por Cayo Lara, el de Marx ya lo dijo tó En arte, los niños son conservadores: juegos, fábulas, cuentos... (El guiñol y los títeres, nos recuerda Sábato, perpetúan los personajes de la antigua comedia italiana. Y el muralismo es la forma más artística de administrarle la papilla histórica a una comunidad infantil, como hizo el gobierno mexicano con los tres grandes Orozco, Siqueiros y Rivera, fieramente combatidos por el gran Cuevas, a quien treintaidós empresarias del felipismo ofrecieron un almuerzo de homenaje en Madrid. Cuando me preguntaron a los postres si yo era feminista, les dije claramente: No. Yo soy mujeriego Guardias civiles afusilando republicanos en el Arco de la Macarena, guardias civiles jugando al pato con los nadadores africanos... Es curiosa lo selectiva que resulta la compasión en un país donde tan pocos libros vende Schopenhauer, el filósofo que hizo de la compasión lo que Esteban Ibarra de la tolerancia: un oficio. Del carácter deportivo de la inmigración dan fe los gritos de ¡Barça! ¡Barça! con que ayer asaltaron el muro de Melilla los subsaharianos, acaso con el recorte de La Vanguardia bajo el brazo: De cada mil habitantes del planeta, uno es catalán Para gente tan ingenua, más disuasorio que las pelotas de goma serían los guardias civiles agitando el mural de Sevilla o alguno de esos artículos de prensa que con citas de la canción del Cola- Cao hacen del muro de Ceuta el Peenemünde del fascismo español.